Riquísimas vainillas caseras

Debemos vigilar la temperatura del horno para que nuestra receta no se dore demasiado. La presentación óptima de las vainillas caseras es con un tono claro, similar a las natillas

Las vainillas también llamadas “biscuits a la cuillere” tienen este nombre porque antiguamente se elaboraban con una cuchara “cuillere”; la cuchara se llenaba con la mezcla y se esparcía con la forma característica que conserva hoy en día este dulce.

Cuando se nos vienen a la cabeza aparecen recuerdos de la infancia… las meriendas de la abuela con las vainillas mojadas en chocolate calentito. ¿Quieres recordar viejos tiempos? Pues nada mejor que hacer tus propias vainillas caseras. ¡No tienen nada que ver con las que venden en los supermercados!.

Receta de vainillas caseras

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes
  • 100-125 g de azúcar
  • 100 g de harina
  • Azúcar glas
  • Aroma de vainilla
  • 1 pizca de canela en polvo (opcional)
  • Ralladura de medio limón (opcional)
  • Medio vaso de agua
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla para enmantecar

Nota: con esta cantidad tienes para unas 25 vainillas.

ingredientes dulce

Utensilios:

  • Un batidor de varillas manuales o una batidora con varillas
  • 2 boles
  • Una manga pastelera (mejor si es desechable)
  • Papel manteca o un Silpat
  • Un molinillo de café
  • Horno

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200 ºC.
  • Separa las claras y las yemas. Ten cuidado que no quede ningún resto en la claras de cáscaras o de yemas.
  • Bate las yemas con una batidora de varillas eléctricas en un bol con la mitad del  azúcar, la vainilla, la canela y la ralladura de limón, hasta que adquieran un color blanquecino.
  • Bate las claras con la pizca de sal y el resto del azúcar en otro bol. La sal facilita que se monten con más facilidad.
  • Junta las 2 mezclas hasta que te quede una crema uniforme y espumosa con una batidora de varillas manuales y con movimientos envolventes, intentando que no se nos escape el aire que hemos conseguido al batir.
  • Tamiza la harina, es muy importante que no te saltes este paso.
  • Añade la harina con mucho cuidado de no bajar el batido que hemos conseguido.
  • Forra una bandeja con papel manteca, mantequilla y a continuación pon la harina.
  • Pon la mezcla en una manga pastelera y ve haciendo tus vainillas en la bandeja de horno.
  • Espolvorea las vainillas con azúcar glas.
  • Rocía las vainillas con unas gotas de agua. Con el azúcar y el agua consigues que se haga la característica costra de este  típico dulce.
  • Introduce tus vainillas en el horno. No las dejes demasiado tiempo, entre 10 y 12 minutos. Tan solo hasta que cojan color. Las vainillas se caracterizan por su color de natillas clarito.

Datos de interés:

tiramisu limon

  • El Silpat es una plancha de silicona. No hay que ponerle ni mantequilla ni harina. Es estupenda para hacer este tipo de dulces (galletas, piononos, masas, etc).También hay placas con la forma de vainillas, para que te salgan todas iguales. Aunque le resta ese punto artesanal que tanto gusta.
  • Los aromas y las ralladuras deben incorporarse a la primera mezcla grasa. Los sabores se absorben mejor.
  • Haz las vainillas sobre la bandeja separadas unas de otras. Ten en cuenta que luego aumentarán casi el doble de su tamaño.
  • Si quieres que tu dulce sea totalmente sano, elabora tú mismo el azúcar glas. El azúcar glas que venden suele tener algunos aditivos. No tienes más que poner el azúcar en un molinillo de café y moler hasta que te quede con la textura del polvo.
  • Desmolda las vainillas cuando estén tibias. Así evitarás que se rompan.
  • La mejor forma de acompañar las vainillas es con un buen chocolate caliente.
  • Si eres de esas personas a las que les gusta todo muy natural, puedes hacer bastante cantidad de vainillas para hacer otro postre casero delicioso: el tiramisú.
  • Puedes preparar tus vainillas lisas o con una forma un poco rizada. Depende del pico de tu manga pastelera.
  • El tiempo de cocción que te hemos marcado es orientativo. Depende de cada horno. Lo mejor es que conozcas bien tu horno y que observes a través de la puerta la cocción. No lo abras nunca mientras se están cocinando.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar