Risotto de quinoa con champiñones, pollo y puerro

Maite Córdova 27 junio, 2018
El risotto de quinoa con champiñones y pollo es una opción ideal para aquellas personas que por su intolerancia al gluten no pueden consumir arroz pero no quieres renunciar a este delicioso plato

El risotto de quinoa es un plato con un alto valor nutricional, ya que cuenta con ingredientes con porcentaje elevado de proteínas (tanto de origen vegetal como animal), colesterol bueno (HDL), vitaminas y minerales. En especial, por parte de la base: la quinoa, un alimento que contiene todos los aminoácidos esenciales para el organismo y que además, es de fácil digestión, por lo que ayuda a eliminar toxinas.

Hay que destacar que la quinoa es un alimento libre de gluten, por lo que esta receta es apta para las personas intolerantes. Si se desea, se puede sustituir el pollo por seitán, para hacer el platillo apto para vegetarianos y veganos. Todo dependerá de nuestras preferencias y necesidades (así como las de nuestros comensales, en caso de que sirvamos este comida en una reunión).

Risotto de quinoa con champiñones, pollo y puerro

Ingredientes (para 2 comensales)

  • 1 puerro mediano
  • 2 pechugas de pollo (500 g)
  • 1 cucharada de mantequilla (20 g)
  • Condimentos: sal y pimienta
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • ¼ vaso de caldo de pollo (50 ml)
  • ¼ vaso de vino blanco (50 ml)
  • 1 bandeja de champiñones (150 g)
  • 1 cucharada de queso parmesano rallado (20 g)

Ver también: Receta de risotto cremoso con espárragos

Preparación

  1. En primer lugar, dejamos en remojo la quinoa, como mínimo durante dos horas. Por cada taza de quinoa, se deben añadir dos de agua. Con esto, la idea es que la quinoa expulse toda la espuma que contiene en crudo. Una vez hayan transcurrido las primeras dos horas, enjuagamos la quinoa y la llevamos a una olla para que se cueza, en agua con sal, durante unos 15 minutos aproximadamente.
  2. Adobamos las pechugas de pollo (según prefiramos) y posteriormente, las cocinamos a la plancha. Cuando estén listas, las cortamos en forma tiras de grosor y tamaño mediano.
  3. Colocamos una sartén a calentar, a fuego medio, previamente engrasada con un poco de aceite de oliva.
  4. Limpiamos y cortamos los champiñones y el puerro en trozos pequeños. Seguidamente los llevamos a la sartén y los salteamos durante un par de minutos. Es necesario remover constantemente para que no se quemen.
  5. Mezclamos en un recipiente el caldo de pollo y el vino blanco. Reservamos.
  6. Aparte, cocinamos la quinoa en una olla. Una vez la tengamos lista, retiramos el agua y la llevamos a la sartén junto con el puerro y los champiñones. Conforme removemos, deberemos añadir poco a poco el caldo de pollo.
  7. Tras unos 10 o 15 minutos de cocción en la sartén, apagamos el fuego y retiramos de la sartén.
  8. Mezclamos el risotto con las tiras de pechuga de pollo y servimos en un recipiente. A continuación, espolvoreamos por encima un poco de queso parmesano rallado y una pizca de pimienta negra.
  9. Se puede servir el risotto de quinoa como guarnición o bien, como plato principal.

Risotto de quinoa con calabaza y guisantes

Ingredientes (para 2 comensales)

  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 2 tazas de quinoa (200 g)
  • 1 bote de guisantes (150 g)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de calabaza (150 g)
  • Condimentos: sal y pimienta negra
  • 3 tazas de caldo de verduras (750 ml)
  • 1 cucharada de zumo de limón (15 ml)
  • ¾ taza de queso parmesano (150 g)
  • 1 cucharadita de hierbas provenzales (5 g)
  • ½ taza de vino blanco (125 ml)

Lee también: Prepara un delicioso risotto cremoso con esta receta

Preparación

  1. Preparamos la quinoa de acuerdo al procedimiento que explicamos en la receta anterior.
  2. Pelamos y cortamos la calabaza en trozos pequeños. Les añadimos el zumo de limón y los llevamos a cocer al microondas (en un recipiente plástico apto para ello) durante un par de minutos, a temperatura máxima.
  3. Pelamos y machacamos los dientes de ajo. Seguidamente, cortamos la cebolla en juliana y reservamos.
  4. En una sartén a fuego mediano, previamente engrasada con un poco de aceite de oliva, salteamos la cebolla durante un par de minutos. Antes de retirarla, añadimos el ajo machado y mezclamos.
  5. Añadimos a la sartén la quinoa cocida, la mitad del caldo y el vino blanco junto con las hierbas provenzales. Removemos constantemente para que los ingredientes se integren bien.
  6. Cuando se haya reducido bastante el caldo de pollo, añadimos la otra mitad y continuamos removiendo durante unos 2 o 3 minutos más.
  7. Apagamos el fuego y espolvoreamos sal y pimienta. Agregamos también el queso rallado y los guisantes, y removemos una vez más antes de servir.

Como habrás podido observar, el risotto de quinoa es un plato muy fácil de preparar y que además admite diversos ingredientes. Su textura y sabor son muy suaves, por lo que no suponen un gran choque al probarlo por primera vez, con lo cual, consigue captar el agrado de los comensales. E

l secreto está en vigilar el tiempo de cocción de la quinoa (que no debe pasar de los 15 minutos) y asegurarnos de añadir la cantidad de agua adecuada. Si cuidamos de este par de detalles, podremos estar seguros de que ¡no habrá fallos!

Te puede gustar