El ritmo del corazón puede verse alterado por un exceso de trabajo

Francisco María García · 18 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 8 enero, 2019
Para evitar que nuestra salud se vea afectada por un exceso de trabajo es fundamental dividir en día en etapas y reservar cada una de ellas para una actividad diferente: trabajo, ocio y descanso.

El mundo de hoy en día parece ser bastante agitado y exigente. Los niveles de tensión y ansiedad están latentes a cada momento. El tiempo parece escaso, y el trabajo cada vez es mayor. Muchas personas se ven sobrepasadas por un exceso de trabajo.

Dicho exceso es un factor clave a la hora de desarrollar trastornos cardíacos. Más allá de restar tiempo de disfrute, esto podría representar un grave peligro para la salud y la probabilidad de sufrir ataques cardiovasculares.

Son muchas personas las que realizan horas extras en el trabajo. Y aunque trabajar es bueno, su exceso no lo es. Todo debe tener su límite para poder mantener un equilibrio.

Consecuencias del exceso de trabajo

Cuando se trabaja más de lo normal, el cuerpo comienza a resentirse. Las señales no tardan en llegar. Así pues, poco a poco se comienzan a experimentar todo tipo de síntomas de fatiga y cansancio, tales como:

  • Mareo.
  • Visión borrosa.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de espalda.

El problema es que muchas personas no dan la importancia debida a este tipo de señales. Una sola hora extra de trabajo, cada día, puede tener un impacto en la salud.

Normalmente se hace para responder a excesos de trabajo, perfeccionar las tareas, ofrecer soluciones a pedidos pendientes, o cobrar un poco más. De esta forma se está poniendo gravemente en riesgo a la salud.

El trabajo en exceso perjudica gravemente el ritmo cardíaco.

No solo el esfuerzo físico sino también el mental

estrés laboral

Estas consecuencias para la salud no están únicamente derivadas del esfuerzo físico. Las tareas que implican agotamiento mental también tienen una incidencia clara. Y es que estas son las principales causantes de padecimientos de estrés y ansiedad.

Además del trabajo en exceso, otros factores sumados a este pueden ser perjudiciales; en especial, la obesidad y el sedentarismo aumentan aún mucho más las probabilidades de padecer un ataque cardíaco.

Si la persona es fumadora, la cuestión empeora aún más. Se trata de una combinación peligrosa a la hora de potenciar las probabilidades de sufrir accidentes cardiovasculares.

Prevención de ataques cardíacos y cerebrovasculares

El exceso de trabajo es una de las principales causas que dan origen a este tipo de ataques, sumados al estrés y la ansiedad. Por ello, es necesario prestar mucha atención a las señales que nos envía el cuerpo, así como tratar de adoptar medidas preventivas.

No hay que dejar las soluciones para un mañana indefinido, ya que podría ser demasiado tarde. En este sentido, conviene hacer un repaso de los hábitos de vida y mejorar todos aquellos aspectos que hagan falta.

Te interesa conocer: 8 consejos que te ayudarán a tener un buen humor en el trabajo

Consejos para la jornada laboral

Cómo saber si sufro estrés laboral

  • En primer lugar, será necesario establecer una jornada estándar de trabajo. Esta no deberá de superar, en lo posible, las 8 horas laborales por día.
  • Las horas extras deberán de ser realizadas solo si son muy necesarias. Si el cuerpo se manifiesta ya bastante agotado, es mejor no excedernos en horas de trabajo.
  • No llevarse trabajo a casa también es un buen método para prevenir problemas cardíacos. Al salir del lugar del trabajo, es importante que la mente y el cuerpo se despejen.
  • De nada servirá dejar de trabajar si al llegar a casa se sigue realizando tareas en torno al trabajo. Esto sería el equivalente a realizar horas extras.
  • Es necesario que la persona divida su día en tres etapas: trabajo, descanso y tiempo de ocio.
  • En lo posible, las tres etapas deben de durar el mismo intervalo de tiempo. Establecer 8 horas para cada una de ellas es lo más saludable.

Un estado mental adecuado ante los problemas laborales

Cómo puede afectarnos el estrés laboral

La obsesión con el trabajo trae consecuencias. Las horas extras terminarán sirviendo tan solo para pagar los costos del médico. Ante todo, nunca hay que olvidar que la salud es lo primero. Por encima de pedidos pendientes, problemas con compañeros o encargados, etc.

Todo esto enlaza con la cuestión importante de la capacidad para desconectar. Es importante que los expedientes o casos que se manejan, en el caso de trabajos administrativos, médicos, jurídicos y afines, no se lleven mentalmente a casa.

Para una correcta desconexión, las actividades físicas deportivas y de ocio ayudan mucho. Una buena caminata durante media hora, practicar algún deporte, ir al gimnasio o a una sesión de baile, pueden servir para despejar la cabeza.

También hay otras actividades con un resultado similar: la práctica de meditación, la música, aficiones, entre otras.