Rituales diarios para una piel perfecta

Si queremos conseguir una piel perfecta es muy importante que la hidratemos tanto por fuera como por dentro. Además de aplicar cremas y tónicos deberemos beber abundante agua

¿Haces todo para tener una piel perfecta y no lo logras? ¿Compras productos demasiado caros que no dan ningún resultado? Debes saber que no eres la única.

En realidad, tener una piel perfecta no tiene por qué ser complicado. Tampoco necesitas esos productos tan caros que anuncian en la publicidad. Sigue estos rituales diarios y verás que en pocos días logras una piel suave, tersa y hermosa.

Ten un sueño reparador

Apagar las luces cuando la noche aparece y dormir es una buena estrategia para lograr una piel perfecta. A veces nos acostumbramos a hacer tantas cosas en el día que la idea de dormir temprano parece absurda.

Sin embargo, no dormir las ocho horas recomendadas te genera grandes problemas en la piel. Desde ojeras hasta piel seca y signos de cansancio. Lo mejor sería dormir de 10 de la noche a 6 de la mañana, ya que es el período que el cuerpo reconoce como reparador.

Este horario de sueño debe ser respetado toda la semana, incluyendo fines de semana. Verás que al conseguir estas horas de sueño te levantarás con una piel perfecta. Además tendrás la energía que necesitas para realizar todas tus actividades.

No olvides leer: ¿Cómo afecta a tu cuerpo y rostro no dormir?

Suda por una piel perfecta

Cuanto más sudor se segregue, más grasa se quema

Hacer ejercicio diario es un buen ritual por diversas razones, en especial para la piel. Por desgracia, para muchos de nosotros el ejercicio es más una obligación que un gusto.

Esto nos lleva a realizarlo de forma muy esporádica. Algunas veces, ni siquiera lo incluimos en nuestras actividades diarias. Pero, ¿sabías que al hacer ejercicio obtienes una piel más brillante?

No nos referimos a que brille en el momento por el sudor. Lo que queremos decir es que la transpiración hidrata la piel. Luego de bañarte, verás que tu piel se mantiene hidratada y brillante.

Además, el ejercicio diario oxigena la sangre y mejora la circulación sanguínea. Esto mejora la forma de las células de la piel y las hace lucir mejor al tiempo que funcionan a la perfección.

Usa un limpiador facial natural

Llevar a cabo una sesión de limpieza diaria es uno de los rituales para una piel perfecta que no debes pasar por alto. Para asegurarte de que tu piel realmente quede nutrida y saludable, tu limpiador facial debe ser natural.

La mayoría de los limpiadores comerciales usan distintos tipos de ácidos y otros químicos igual de agresivos. Es cierto que logran su cometido pero algunas veces pueden dañar tu piel en el proceso.

Nuestra recomendación es que busques un limpiador con ingredientes completamente naturales. Si te parece que son demasiado caros, puedes hacer el tuyo en casa.

Ingredientes

  • ½ taza de leche (125 ml)
  • 3 gotas de aceite de girasol

Procedimiento

  • Revuelve bien los ingredientes.
  • Aplica  en todo el rostro y cuello con un algodón.
  • Espera unos minutos hasta que seque por completo y lava con agua tibia.
  • Seca con una toalla suave de algodón.

Esta mascarilla te da la ventaja de que también actúa como desmaquillador. Para almacenarla guárdala en un frasco de vidrio y consérvala en el refrigerador.

Usa un tónico hidratante natural

Aceite-de-rosa-mosqueta

Otro ritual diario para tener una piel perfecta es emplear un tónico hidratante natural. Estos se usan luego del limpiador facial. Su función es ayudar a la piel a recuperar la hidratación que pierde por el maquillaje y los malos hábitos.

Los mejores son los que tienen como base frutas y vegetales. Sin embargo, es común encontrar una gran cantidad de opciones totalmente químicas.

Es cierto que pueden dar buenos resultados pero, si tienes piel sensible, corres el riesgo de presentar algunas molestias.

Lo mejor es evitar aquellos que contengan algún químico en su fórmula. Basta con ver la lista de ingredientes para identificarlos. Si quieres preparar el tuyo en casa, sigue esta receta:

Ingredientes

  • ½ litro de agua mineral
  • 2 tazas de pétalos de rosas (50 g)

Procedimiento

  • Hierve el agua y agrega los pétalos de rosa cuando esté en ebullición.
  • Tapa y apaga el fuego.
  • Deja reposar por 30 minutos y cuela el líquido.
  • Guarda el tónico en una botella de plástico.

Este tónico se aplica con ayuda de un algodón dando pequeños golpecitos en la cara. No es necesario enjuagar.

¿Quieres conocer más? Lee: Increíbles beneficios naturales de las rosas en la piel y en la salud

Bebe suficiente agua

Beber agua

Si quieres tener una piel perfecta es necesario que bebas suficiente agua. La deshidratación es uno de los peores enemigos de toda tu piel. Es importante que tomes los 2 litros de agua recomendados al día.

Toma en cuenta que el agua también ayuda a que tu piel deseche todas las toxinas que acumula. Los signos de que necesitas tomar más agua son:

  • Aparición de resequedad. Verás pequeñas escamas. Cuando esto pasa puedes creer que un poco de crema es suficiente. Esto puede funcionar unos días pero, si el problema persiste, incrementa tu consumo de agua.
  • Piel con textura acartonada. ¿Alguna vez has sentido tu piel tirante y rasposa? Esto se debe a que le falta hidratación a sus células. Es un problema bastante fácil de tratar aplicando crema hidratante y bebiendo suficiente agua.

Si te es posible, también exfolia para eliminar las células muertas rápidamente.

Los beneficios de tomar suficiente agua son bastantes. Tanto para tener una piel perfecta como para mejorar el funcionamiento de tu metabolismo.

Como puedes ver, tener una piel perfecta no es imposible ni tiene que costarte mucho. Todos estos rituales se convertirán en parte de tu rutina diaria sin problemas.

Prueba unas semanas y cuéntanos los resultados.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar