Rivotril: ¿para qué sirve?

31 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El Rivotril, o clonazepam, actúa en diferentes partes del cerebro, desencadenando una acción sedante, hipnótica y anticonvulsivante. Para conseguir estos efectos y, por lo tanto, ser eficaz en el tratamiento de las indicaciones descritas, el Rivotril interacciona con los receptores del GABA. ¡Conoce más en este artículo!

El Rivotril es una de las marcas comerciales bajo la que está comercializado el clonazepam, un principio activo que pertenece a la familia de las benzodiacepinas.

Este medicamento actúa en el sistema nervioso central para combatir, principalmente, las convulsiones, los estados de ansiedad y los cuadros clínicos que presentan alteraciones del estado de ánimo.

El Rivotril es eficaz también en la prevención de las ausencias, el síndrome de Lennox-Gastaut, las convulsiones acinéticas y mioclónias, así como la mioclonía que se produce por la noche. Sin embargo, no es eficaz para el tratamiento de las convulsiones tónico-clónicas generalizadas.

De esta forma, el Rivotril se indica cuando los pacientes no han respondido a otros tratamientos para las convulsiones mioclónicas.

La primera benzodiacepina se descubrió en el año 1949 por el científico Leo Sternbach y fue sintetizada después por lo laboratorios Roche en el año 1955. Este mismo laboratorio es el mismo que sintetizó 30 años después el clonazepam.

¿Qué es la epilepsia?

Qué es la epilepsia

Para entender mejor el efecto del clonazepam, es importante entender la patología para la cual está indicado el Rivotril. En este sentido, la epilepsia es una enfermedad que afecta al Sistema Nervioso Central, haciendo que la actividad cerebral deje de funcionar correctamente.

De esta forma, el organismo puede convulsionar o el paciente puede sufrir periodos de comportamiento o sensaciones raros. Incluso, hay ocasiones en las que se pierde la conciencia.

Hay dos tipos principales de convulsiones:

  • Convulsiones focales: se producen porque, aparentemente, solo está afectada una parte del cerebro. Pueden cursar con pérdida de conocimiento o sin alteración en el mismo.
  • Convulsiones generalizadas: son las que, aparentemente, se producen en todas las áreas del cerebro. A su vez, se pueden clasificar en crisis de ausencia, tónicas, atónicas, clónicas, mioclónicas y tonicoclónicas.

¿Cómo ejerce el Rivotril su efecto en el organismo?

El Rivotril, o en su caso el clonazepam, actúa en diferentes partes de cerebro desencadenando una acción sedante, hipnótica y anticonvulsivante. Para conseguir estos efectos y, por lo tanto, ser eficaz en el tratamiento de las indicaciones descritas, el Rivotril interacciona con los receptores del GABA.

El GABA es un neurotransmisor del cerebro, es decir, una sustancia que actúa como mensajero en el sistema nervioso. Transmite señales de neurotransmisión, que son la transmisión de información de una neurona a otra. En el caso del GABA, transmite señales inhibitorias.

Con otras palabras, el GABA reduce o inhibe la actividad neuronal, por lo que juega un papel importante en el comportamiento, en la respuesta al estrés y en los cuadros de ansiedad.

Durante un cuadro epiléptico, este neurotransmisor se encuentra en bajas concentraciones, por lo que el Rivotril, al potenciar la acción del GABA, mejora estos cuadros patológicos. No obstante, se siguen haciendo estudios sobre la acción del GABA en esta enfermedad.

Lee también: Neurotransmisores

Reacciones adversas del Rivotril

rivotril

Por otra parte, es importante tener en cuenta que, a dosis crónicas y altas, puede empeorar la función cognitiva de los pacientes. Es un fármaco muy adictivo y produce una gran tolerancia. Por ello, se administra por breves periodos de tiempo.

Además, también produce dependencia fisiológica, con el consiguiente síndrome de abstinencia, si se retira el fármaco de manera brusca. En los casos más graves, puede producir la muerte por este síndrome. Es por esta razón por la que se debe retirar la dosis de todas las benzodiazepinas de forma gradual, nunca de forma repentina.

La mayor parte de las reacciones adversas asociadas al tratamiento con Rivotril se deben a su efecto en el sistema nervioso central. Entre ellas, se encuentran:

  • Dolores de cabeza.
  • Mareos.
  • Confusión.
  • Fatiga.
  • Temblores.

Además, produce, de forma paradójica, una estimulación de este mismo sistema, lo que puede desencadenar problemas de sueño, euforia, ataques de rabia y hostilidad. No obstante, estas reacciones adversas suelen ser más frecuentes en pacientes psiquiátricos y en niños hiperactivos.

Otras reacciones adversas descritas en los ensayos clínicos con clonazepam fueron:

  • Bradicardia e hipotensión.
  • Urticaria.
  • Confusión.
  • Depresión.

También te puede interesar: Antidepresivos y alcohol: ¿qué efectos tiene su combinación?

Conclusión

El Rivotril es la marca comercial del principio activo clonazepam. Entre otras indicaciones, se utiliza para el tratamiento de las epilepsias, enfermedad cuyo origen se encuentra en el sistema nervioso central.

Puedes consultar con el médico cualquier duda que tengas sobre este medicamento, así como comunicarle cualquier síntoma que sientas desde que comenzaste el tratamiento con el mismo.

  • Chaytor, A. (2007). Clonazepam. In xPharm: The Comprehensive Pharmacology Reference. https://doi.org/10.1016/B978-008055232-3.61494-1
  • Judd, F. K., & Burrows, G. D. (1986). Clonazepam in the treatment of panic disorder. The Medical Journal of Australia. https://doi.org/10.5694/j.1326-5377.1986.tb113758.x
  • Gremeau-Richard, C., Woda, A., Navez, M. L., Attal, N., Bouhassira, D., Gagnieu, M. C., … Tubert, S. (2004). Topical clonazepam in stomatodynia: A randomised placebo-controlled study. Pain. https://doi.org/10.1016/j.pain.2003.12.002