Rodéate de personas interesantes, aléjate de las personas interesadas

Raquel Lemos Rodríguez·
31 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
18 Diciembre, 2018
Además de buscar personas interesantes de las que rodearnos, también debemos intentar convertirnos nosotros en ese tipo de personas que puedan aportar algo a los demás. ¿Qué características debemos desarrollar para ello?
 

Las personas interesantes son aquellas que pueden aportar algo positivo a tu vida. A diferencia de las interesadas, quitan la visión de lo material y te complementan con su sabiduría y sus virtudes humanas. Las emociones de los demás son contagiosas; por eso, lo quieras o no, las personas de las que te rodees te van a influenciar.

Seguramente te encuentres con muchas personas interesantes, pero también hay personas interesadas que intentarán acercarse; está en tus manos saber elegir. Es cierto que hay muchas situaciones en la vida en las que no será posible apartarlas, ya sea por que son parte del trabajo o de la familia.

Sin embargo, debes aprender a identificarlas y tratar de mantener la menor conexión posible. Hay quienes dicen que poseemos actitudes de las cinco personas con quién más nos relacionamos; de allí la importancia de las buenas relaciones.

Quiero personas interesantes en mi vida

Las personas interesantes enriquecen tu vida, la llenan, la hacen más brillante. Son grandes aportadoras de energía, siempre contribuyen de forma positiva a tus emociones y también a tus demandas intelectuales.

 

Es necesario tener alrededor a muchas personas interesantes. De hecho, el positivismo, el humor y las emociones positivas contribuyen a la salud integral de la persona, de acuerdo con un estudio publicado por Papeles del psicólogo.

Si quieres saber si te encuentras rodeado actualmente de este tipo de compañía, te dejamos con algunas características que suelen cumplirse en todas ellas:

  • Te transmiten emociones muy positivas y están a tu lado en los malos momentos para sacarte siempre una sonrisa. Eso sí, siempre sin juzgar y sin entrometerse más de lo necesario.
  • Te permiten crecer como persona, te ayudan a comprender todo aquello que a simple vista no se puede ver y te enriquecen con diversos puntos de vista.
  • Como todos nosotros, no lo saben todo, pero están dispuestas a explorar cosas nuevas junto a ti. Su mente despierta y curiosa te contagia de positivismo y de ganas por explorar nuevas opciones.
  • Con sus buenas acciones y su forma de ser, logran sacar lo mejor ti. Te ayudan a ser en todo momento la mejor versión de ti mismo.

Si eres capaz de poner nombres a cada uno de los puntos mencionados, ¡enhorabuena! Te encuentras rodeado de personas muy interesantes que te aportan y no te quitan. Estas son las personas que siempre debes tener a tu alrededor, para que te aporten luz y te contagien con su alegría.

Lee también: Pensar que no eres mejor que nadie ya te hace mejor que muchos

Huye de las personas interesadas

Las personas interesadas se mueven, como ya dice la palabra, por intereses. En vez de aportar positivismo a tu vida, harán todo lo contrario: la llenarán de negatividad.

 

Está claro que, en cierta medida, todos somos personas interesadas. Desear rodearnos de personas interesantes ya nos convierte en interesados. No obstante, las personas que se acercan a ti deseando algo sin entregar nada a cambio son las más negativas, ya que te estarán robando energía, y eso no te beneficiará.

Grupo de adolescentes riéndose de un chico.

Las personas interesadas también tienen sus propias características y, aunque son más difíciles de identificar, las reconocerás por lo siguiente:

  • Se comportan como vampiros emocionales. Cualquier conversación con ellas te agotará, y además sentirás que te llenas de energía muy negativa o pesada.
  • Nunca están conformes con todo lo que les das y siempre demandarán más. A ellas no les importan los sacrificios que realices; nunca será suficiente y te lo dirán claramente.
  • No se comprometen en las relaciones y jamás están dispuestas a dar más de lo necesario. Por todo esto, los vínculos pierden afectividad y se convierten en relaciones de interés.
  • Son grandes especialistas en hacerte sentir siempre culpable o responsable de acciones o circunstancias de las que ni siquiera has sido partícipe.
 

Te puede interesar: Los depredadores emocionales

¿Son malas estas personas?

Lo cierto es que no. El problema es que no saben relacionarse de otra manera, y esto genera consecuencias en los demás. Para evitar convertirnos en sus «súbditos», tenemos que identificarlas y ponerles límites. Solo así evitaremos que nos afecte su forma de actuar.

Cuida tus relaciones, escapa de las personas interesadas

Escapa de todo aquel que intente herirte, manipularte o que te contamine continuamente de emociones y sentimientos negativos. Haz todo lo contrario y, si puedes elegir, rodéate de aquellas que te aporten luz y positivismo. Personas que te hagan sentir bien y que sepan reconocer sus errores.

personas interesantes

Por último, es muy importante que tú mismo intentes convertirte en una persona interesante. Una persona que vibre, que transmita buenas sensaciones, que sonría y que sea capaz de establecer relaciones sanas.

 
  • Cunha, M. P., Rego, A., & Lopes, M. P. (2013). Comportamento organizacional positivo. Analise Psicologica. https://doi.org/10.14417/ap.804
  • Carbelo, B., & Jáuregui, E. (2006). Emociones positivas: humor positivo. Papeles del Psicólogo. https://www.redalyc.org/pdf/778/77827104.pdf
  • Oliva, A., Ríos, M., Antolín, L., Parra, A., Hernando, A., & Pertegal, M. A. (2010). Más allá del déficit: construyendo un modelo de desarrollo positivo adolescente. Infancia y Aprendizaje. https://doi.org/10.1174/021037010791114562
  • Oramas, A., Santada, S., & Vergara, A. (2006). El bienestar psicológico, un indicador positivo de salud mental. Revista Cubana de Salud y Trabajo.