Rollitos a la siciliana

Para que no se desarmen es importante que atemos los rollitos con una cuerda, o bien que los sujetemos con un palillo de madera

Algo por lo que es mundialmente famosa la cocina tradicional italiana es por sus preparaciones con carne, por ejemplo los deliciosos rollitos a la siciliana. Este es un plato muy elaborado, que si bien requerirá de tiempo y atención, puede brindarte una experiencia culinaria extraordinaria.

La dificultad de este es media, además de tener unos tiempos de preparación y de cocción de una hora y media aproximadamente. Igualmente es una receta con un costo de preparación alto, pero que definitivamente vale la pena probar.

Ingredientes de los rollitos a la siciliana

rollos pollo rellenos

  • 2 alcachofas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Medio vaso de vino blanco
  • 600 gramos de pierna de ternera
  • 1 cucharada de mantequilla de sésamo
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de harina
  • 50 gramos de jamón serrano
  • 1 vaso y medio de caldo de verduras
  • Sal y pimienta

Preparación

Esta receta cuenta con ingredientes suficientes para cuatro personas, así que puedes ajustar las porciones dependiendo de los comensales.

Debes empezar por la preparación de las alcachofas. Límpialas bien, revisa sus hojas y retira las que se encuentren demasiado duras. Después pon a hervir agua en una olla mediana, en la que puedas añadir las alcachofas y se cubran por completo. Cuando el agua esté burbujeando, agrega las alcachofas, el zumo de limón y una pizca de sal. Deja que todo se cueza durante algunos minutos (5 máximo). Pasado este tiempo, retira las alcachofas del agua, escúrrelas y resérvalas sobre un paño de cocina seco.

Mientras dejas reposando las alcachofas, pica el jamón en trozos pequeños y ponlo en un bol. Adiciona la mantequilla de sésamo y mezcla ambos ingredientes muy bien. Corta las alcachofas en trozos pequeños y resérvalas aparte.

Corta la carne en rodajas delgadas, déjalas en un bol y en una tabla de cocina pon una de las lonjas, encima de esta, agrega la mezcla que has preparado con el jamón y pon además dos tozos de alcachofa.

Salpimienta todo y enrolla la loncha procurando que no se salga el relleno. Ata bien el rollito con un cordel y enharínalo. Debes hacer esto con cada una de las lonchas de carne.

Pica la cebolla finamente y en un sartén, pon a calentar un poco de aceite. Adiciona la cebolla y los rollitos, déjalos hasta que doren.

Una vez que todo esté dorado, vierte el vino y deja todo cocinándose a fuego lento. Añade una a una las cucharadas del caldo de verduras, debes hacer esto dejando un intervalo entre cada cucharada. Deja que el caldo espese y, una vez los rollitos estén bien cocinados, debes colocarlos en una fuente bañados en la salsa en la que se han preparado.

Acompaña tu plato con una guarnición de verduras, procura no añadirle más harinas o proteínas, pues el plato quedaría muy pesado, eso sí, sírvelo mientras esté caliente y disfruta de una tarde familiar al mejor estilo siciliano.

Consejos adicionales

rollos pechuga pollo y bacon

  • Las alcachofas son muy apetecidas dentro de la alta cocina por tener un gran contenido de azúcar. Va muy bien con ingredientes muy variados, pero hay que ser cuidadoso cuando se prepara con leche, pues tiene la propiedad de cuajarla.
  • Si no sabes amarrar los rollo, puedes sujetarlos con un palillo para pincho.
  • Debido a que la alcachofa es tan dulce, además de que el plato contiene aceites, mantequillas y proteína animal, sería aconsejable no acompañar esta receta con frutas ni dulces.
  • Otra forma que puedes usar para servir esta receta es cortando los rollitos en rodajas delgadas, pero debes cuidar de que no se desbaraten o se desenrollen en el proceso. Una vez las has cortado, puedes emplatar acompañando con una guarnición de verduras y decorando con la salsa.
  • Se adiciona el caldo en intervalos para evitar que se le ponga líquido de más y la salsa quede muy aguada.
  • En caso de que prefieras no consumir harina, puedes remplazarla por almidón de arrurruz. Este se consigue con cierta facilidad en las tiendas naturistas y es una excelente opción para aquellos que sufren alergias derivadas del trigo.
  • Una vez terminados tus rollitos, puedes bañarlos con un poco de salsa de tomate casera, o si lo prefieres, con una salsa blanca. Sin embargo, esto alterará considerablemente el sabor de la salsa con la que preparaste tus rollitos.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar