Rollitos de pizza rellenos de jamón y queso

Si quieres ahorrar tiempo puedes optar por comprar la masa ya lista, aunque siempre será más sana si la preparamos nosotros. Vigila para que no se queme

En ocasiones variar en la cocina, probar materiales, texturas y formas, puede dar unos resultados increíbles y deliciosos. Hoy te invitamos a experimentar un poco para preparar estos rollitos de pizza rellenos de jamón y queso.

Ya sea que hayas preparado pizza y te sobra masa o algún otro material que incluya hojaldre y no quieres que se desperdicie, porque decidiste darle una sorpresa a tus familiares o invitados con una cena divertida o los vas a usar como aperitivo en alguna fiesta, los rollitos de pizza terminan siendo una receta sencilla que te darán una gran variedad de opciones. El día de hoy nos sentimos clásicos así que iremos solo con el jamón y el queso.

Ingredientes

  • 320 gramos de harina de fuerza
  • 25 ml de aceite de oliva extravirgen
  • 7 gramos de levadura de panadería en polvo
  • 170 ml de agua
  • 1 tomate grande
  • Queso rallado
  • 8 lonchas de jamón
  • Orégano
pizza stromboli

Preparación

La cantidad sugerida en los ingredientes será suficiente para que prepares por lo menos cuatro porciones, y lo mejor de todo es que podrás tener todo listo en menos de hora y media.

Lo primero que deberás preparar será la masa, que debido al tiempo de fermentación te tomará algo de tiempo. En un recipiente hondo, tamiza la harina y la levadura, adiciona el agua y el aceite en polvo y empieza a revolver hasta que obtengas una masa compacta y suave.

Retira la masa del recipiente y sigue amasando en una superficie limpia, puede ser tu mesa o una tabla para picar. Debes hacer esto de manera vigorosa por lo menos durante 10 minutos, después pon nuevamente la masa en el recipiente, cúbrelo con un papel film y deja que se fermente por lo menos por una hora, la masa deberá duplicar su tamaño para este punto.

Minutos antes de que se cumpla el plazo para la fermentación, calienta un poco de aceite en una sartén y pon a fritar el tomate después de que lo hayas picado finamente. Deja que elimine un poco de líquido y después retíralo del fuego.

Saca la masa del molde y vuelve a amasar con fuerza, extiéndela finalmente con un rodillo hasta que logres crear una lámina fina, puedes darle una forma rectangular. Coloca sobre ella el tomate frito ayudándote de una cuchara, trata de cubrir la mayor cantidad posible de superficie, posteriormente espolvorea un poco de orégano.

Adiciona equitativamente el queso rallado sobre el tomate y finalmente, ubica el jamón cortado en cuadraditos.

Precalienta el horno a 200ºC y ahora presta mucha atención, toma como referencia la parte más larga de la pizza y parte desde ahí a enrollarla, ten cuidado con que los ingredientes no se derramen por todas partes o queden por fuera de la pizza.

Cuando tengas un solo rollo largo, asegúralo usando un poco de agua tibia y un pincel de cocina, para repasar sobre el borde que queda expuesto y después haciendo un poco de presión sobre la masa. Ahora solo debes cortar porciones de la pizza del tamaño que quieres que tengan tus rollos.

Colócalos sobre una bandeja de horno separados los unos de los otros y empieza a hornearlos. Deberás dejar que se preparen durante unos quince minutos. Sin embargo, el tiempo de horneado es relativo a elementos como la temperatura o el tipo de horno, así que será mejor que los vigiles. El punto ideal es cuando la masa se encuentra dorada.

Retira la bandeja del horno y deja que se enfríe un poco el contenido, después sírvelos en un plato y prepárate a saborear estos maravillosos rollitos de pizza.

pizza masa coliflor

Consejos adicionales

  • En caso de que no quieras preparar la masa, puedes usar masa para hojaldre o comprar la masa para pizza precocinada.
  • Si deseas puedes agregar un poco de orégano y de sal a la masa cuando la estás revolviendo.
  • Puedes reemplazar el tomate frito por pasta de tomate, aunque el sabor no será tan fresco.
  • Para evitar que los ingredientes se salgan de la pizza, lo mejor que puedes hacer es no poner ninguno en las zonas cercanas a los bordes.
  • Te recomendamos hacer rollos pequeños, de esta manera tendrás una mayor cantidad. Esto te ahorrará mucho esfuerzo, en especial si los preparas para una fiesta.
Te puede gustar