Rollos de lasaña con jamón, queso y espinacas

Irene Peláez Díaz-Laviada 9 mayo, 2015
Para que la bechamel nos quede sin grumos es conveniente que la mezclemos con varillas de cocina. Otra opción es pasarla por la batidora para conseguir una textura fina

Aunque comer carne no está reñido con comer sano, la verdura es necesaria para una dieta equilibrada. Por eso aquí te presentamos una forma excelente de comer espinacas, que tienen mucho hierro. Aunque esto es un mito surgido de un error científico, ya que el señor Erich von Wolf, científico alemán del XIX,  se equivocó al colocar la coma decimal cuando las estudió y les otorgó diez veces más hierro del que en realidad tienen.

Curioso ¿verdad? Además tienen una sustancia que dificulta la asimilación del hierro… vamos que lo que nos enseñaron de peques con Popeye todo mentira, espero no crear un trauma infantil  a nadie… Además, esta receta de lasaña con jamón, queso y espinacas es ideal para los niños, porque casi no se nota el sabor de las espinacas y si les gusta la lasaña, se la tomarán sin problemas.

Opción 1: Lasaña con jamón, queso y espinacas

Ingredientes:

  • 50 g de aceite de oliva
  • 100 g de cebolla
  • 200 g de calabacín
  • 50 g de puerros
  • 500 g de espinacas (mejor en bote o naturales que congeladas)
  • Jamón York
  • Lonchas de queso
  • 50 g de margarina
  • 100 g de tomate triturado
  • 200 ml de leche
  • 40 g de maicena
  • 1 caja de placas de lasaña
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • Queso para gratinar

Procedimiento:

lasaña espinacas

  • Picar la cebolla, el calabacín, el puerro y freír en una cacerola hasta que se ablanden.
  • Añadir las espinacas y dejar hasta que estén cocinadas.
  • Preparar las placas de lasaña según las instrucciones del fabricante.
  • Cubrir el fondo de una bandeja con placas de lasaña y cubrir con jamón york.
  • Colocar encima una capa de verduras y encima otra capa de placas.
  • Cubrir las placas con queso y con verduras.
  • Como última capa colocar una capa de jamón york y otra de queso en lonchas.
  • Aparte, calentar la margarina en un cazo y cuando esté derretida, añadir el tomate con un poquito de azúcar. Dejar unos tres minutos y añadir la leche, nuez moscada, sal, pimienta, maicena y calentar durante 3 minutos.
  • Echar la mezcla por encima de la lasaña, espolvorear con queso rallado y gratinar en el horno.

Opción 2: Lasaña vegetariana de espinacas y queso

Ingredientes (4 personas):

Lasaña

  • Placas de lasaña
  • 300 g de espinacas frescas troceadas
  • 200 g de queso rallado, que funda bien y sea suave

Salsa de tomate

  • 700 g de tomates maduros
  • 1 cebolla mediana
  • ½ pimiento verde italiano
  • 2 dientes de ajo
  • Sal, albahaca, orégano y pimienta negra al gusto
  • Aceite de oliva

Bechamel con aceite de oliva

  • 300 ml de leche entera o semidesnatada
  • 20 g de harina
  • 20 g de aceite de oliva
  • Nuez moscada, pimienta negra y sal

Procedimiento

lasaña calabaza

  • Hervir las espinacas durante 5 minutos. Una vez cocidas, escurrir bien y dejarlas en un plato para que se enfríen.
  • Aparte, preparar la salsa de tomate. Para ello, pelar y trocear los tomates, aprovechando el jugo que sueltan para echarlo a la salsa.
  • En una sartén, dorar los ajos y la cebolla picados. Cuando tomen color, añadir el pimiento hasta que se dore.
  • Añadir el tomate troceado en dados, sal, pimienta negra, albahaca y orégano al gusto y dejar cocer a fuego lento una media hora. Cuando esté lista, pasar la salsa por la batidora. Reservar.
  • Precalentar el horno a 200ºC por arriba y por abajo.
  • Preparar la bechamel. Cubrir la base de una olla con aceite de oliva y calentar. A fuego lento, añadir dos cucharadas de harina (si eres paciente, tamizada. Si no, se puede hacer sin tamizar), mientras se remueve con una cuchara de madera.
  • Cuando la harina tenga la consistencia de un puré, pero sin llegar a hacerse pasta, se añade la leche poco a poco y seguir removiendo durante aproximadamente 20 minutos. Es importante no dejar de remover en ningún momento mientras se hace la bechamel.
  • Preparar las placas de lasaña según el fabricante. Cubrir la base de una bandeja de horno previamente untada de aceite con las placas.
  • Cubrir las placas con una capa de salsa de tomate. Colocar las espinacas bien escurridas y encima queso rallado.
  • Repetir el proceso y tras la última capa de placas, echar el tomate restante, cubrir con la bechamel y queso rallado.
  • Hornear durante 25-30 minutos a 200ºC.
Te puede gustar