Cómo romper los cálculos en la vesícula naturalmente

Carolina Betancourth 27 julio, 2015
Es muy importante reducir el consumo de grasas, así como de alimentos pesados como las carnes rojas, los fritos y las grasas saturadas. Sustitúyelas por frutas y verduras.

Los cálculos en la vesícula son depósitos sólidos que se forman, de manera asintomática, a partir de concentraciones de bilis cristalizada. 

Se les suele denominar popularmente: piedras. Y, en el ámbito médico, a esto se le denomina ‘litiasis biliar’. Su tamaño puede variar, según el estado de salud de la persona, los hábitos de vida y otros factores afines.

Hay que recordar que la bilis es una sustancia que se produce en el hígado y que, en condiciones normales, ayuda a digerir las grasas. No obstante, bajo ciertas condiciones, puede propiciar la formación de cálculos y así, afectar la salud de la persona.

Dado que no hay síntomas que puedan alertar acerca de la presencia de cálculos biliares, la única forma de saber acerca de su existencia es mediante una revisión de los hábitos de vida y, por supuesto, la realización de exámenes.

Cuando los cálculos tienen un gran tamaño y se desplazan, comienzan a causar molestias que, en última instancia, deriva en un dolor de gran intensidad que pueden retirarse mediante cirugía.

Tipos de cálculos de la vesícula biliar

Calculos biliares

  • Cálculos de colesterol. Un 80% de los cálculos en la vesícula se forman cuando hay un exceso de colesterol en la bilis o bien, cuando la vesícula no se vacía por completo. Se caracterizan por ser de color amarillento o verdoso.
  • Pigmentarios. Están compuestos de bilirrubina.
  • Mixtos. Están compuestos por calcio y sales de bilirrubinato.

La importancia de una dieta sana

Para evitar cualquier problema, como los cálculos renales, es necesario llevar un estilo de vida saludable y, sobre todo, una alimentación saludable y balanceada. 

La dieta debe contener una buena cantidad de fibra, alimentos vegetales y frutas, que son aquellos que contribuyen a tener una buena digestión.

Se debe evitar el consumo de alimentos de origen animal, sobre todo, los lácteos y los huevos. Además, lo ideal es reemplazar las grasas comunes por grasas saludables como el aceite de oliva, o los ácidos grasos omega 3.

En lo posible, se debe suprimir el consumo de azúcares simples como el azúcar refinado, los caramelos, el helado o los pasteles, entre otros. Así mismo, se deben cambiar los alimentos refinados por aquellos que son integrales, incluyendo el arroz y el pan.

Bebidas para la dieta contra cálculos biliares

Los jugos naturales brindan a la vesícula algunos nutrientes que necesita para así eliminar aquellas sustancias que forman los cálculos biliares. A continuación te brindamos una receta deliciosa que te ayudará a llevar una dieta sana y gustosa.

jugo patata Breville USA

Ingredientes

  • ½ limón.
  • 3 tomates.
  • 4 rabanitos.
  • 2 zanahorias.
  • 2 tallos de apio.
  • 1 puñado de berro.
  • 1 ramita de perejil.

Preparación

  • Lava y desinfecta los vegetales y luego incorpóralos en una licuadora para realizar el jugo.
  • Agrégale agua para facilitar el proceso.
  • Consúmelo fresco para aprovechar al máximo sus nutrientes concentrados.

Infusión de diente de león

Por su alto poder diurético y depurativo, el diente de león es otro buen remedio para eliminar las piedras de la vesícula de manera natural.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte una cucharada de diente de león en un vaso de agua hirviendo, tapa y déjalo reposar unos minutos.
  • Toma esta infusión tres veces al día para buenos resultados.

Té de menta

menta5

La menta contiene ingredientes naturales, entre los que se incluye el terpeno, que contribuye a detener el crecimiento de las piedras y facilitar su expulsión.

Gracias a sus aceites naturales, esta hierba ayuda a acelerar el flujo de jugos biliares y por eso se considera uno de los mejores antídotos para combatir el problema de los cálculos biliares.

Ingredientes

  • Un puñado de hojas de menta fresca.
  • 2 vasos de agua (500 ml).

Preparación

  • Hierve los dos vasos de agua echa el puñado de hojas de menta.
  • Déjalo reposar de 5 a 10 minutos y luego, cuela el líquido y bébelo por lo menos tres veces al día para obtener buenos resultados.

Recuerda

Aunque es fundamental llevar una dieta equilibrada, rica en nutrientes, en conjunto con una buena hidratación, es muy importante no llevar a cabo ningún régimen alimenticio sin consultar previamente con el médico.

Por otra parte, hay que evitar recurrir de forma indiscriminada a los remedios naturales como tratamiento principal para los cálculos biliares.

En este sentido, lo mejor que se puede hacer, es recurrir a los remedios como medida complementaria a un estilo de vida saludable, a su vez, estructurado a partir de hábitos coherentes.

Bibliografía

Te puede gustar