Ronquidos: un enemigo en casa

Dormir boca arriba incrementa las posibilidades de roncar por lo que, en la medida de lo posible, debemos intentar que la persona afectada duerma de lado

¿Quién nunca ha sentido que su pareja, que de día es un primor, durante la noche se transforma en un monstruo roncador imparable? Por momentos, fantaseamos con dormir en otro cuarto: es una solución que implementan muchas parejas inglesas para huir de los rinocerontes que duermen a sus lados.

El 40% de los hombres es un roncador crónico, pero nosotras no nos quedamos atrás, y muchas veces nos transformamos nosotras mismas en eso que tanto aborrecemos: el 20% de las mujeres también suele roncar. Es importante hablar con nuestros compañeros roncadores y explicarles que no solo nos afecta a nosotros, sino que también es nocivo para ellos.

Sin embargo, hay tratamientos para afrontar este trastorno. Conócelos y deja de dormir con tapones en los oídos.

-¿Qué implica roncar? Quiere decir que el aire no llega bien a los pulmones por obstrucciones dentro de la boca y en la nariz, y por eso se genera un remolino que hace vibrar esa zona.

Sus consecuencias: un mal descanso durante la noche, lo cual equivale a sentirse cansado durante el día y de mal humor. Puede producir stress, somnolencia e hipertensión, que es súper nocivo para  el sistema cardíaco. Ya sabes: ¡No es una cosa menor!

-La obesidad es una de las grandes causas de los ronquidos. Las panzas prominentes no le permiten al diafragma, un músculo clave en la respiración, trabajar adecuadamente. Por eso, si tú o tu pareja roncan y sois amigos de los kilos de más, ya saben el porqué de esos molestos ruidos. Dejar de roncar es una más de la larguísima listas de excusas para adelgazar y mantener una dieta saludable  ¿Qué esperan  para empezar a bajar de peso?

-Tabaco y alcoholismo: ambas sustancias promueven los ronquidos, y además, sabemos que son nocivas para nuestro organismo por mil motivos más. Irte a dormir borracho, te asegura una noche de ronquidos. ¡Años de tabaquismo generan dificultades para respirar de noche. Libérate de estos químicos de una vez por todas!

-Sinusitis o enfermedades: Los resfríos y las alergias crónicas siempre son grandes enemigos del buen sueño.

-Mala postura a la hora de dormir: dormir boca arriba no es bueno si se quiere dejar de roncar, lo ideal

-Stress

¿Qué podemos hacer?

-Nunca está mal una consulta con un médico: existen diversas cirugías que son muy efectivas.

-Bajar de peso, abandonar el alcohol y el tabaco y mantener una vida activa y poco sedentaria.

-No abusar del aire acondicionado o la calefacción a la hora de dormir.

-Hacer mucho ejercicio.

-Colocar almohadas entre el respaldo de la cama y el ser humano roncador: y asegurarse que nunca duerma boca arriba. Lo ideal es de costado.

-Consultar a un foniatra: pueden enseñar excelentes ejercicios de respiración.

-Titas nasales: No son la solución definitiva, pero pueden ser de gran ayuda.

Fotos de seandreilinger

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar