¿Tu ropa blanca luce amarillenta? No te pierdas estos 5 trucos de lavado

Carolina Betancourth·
29 Junio, 2020
Cuidar la ropa blanca puede ser todo un reto, pero no es imposible. Algunas preparaciones caseras pueden ayudarnos a lograr el objetivo. ¡Descúbrelas!

La ropa blanca es muy fácil de combinar con todas las prendas que nos gustan, porque va muy bien con otros colores y se adapta a la imagen que queremos reflejar. Sin embargo, su trato debe ser bastante especial al momento de lavarla o de lo contrario, se manchará y adquirirá un tono amarillento que luego resulta un tanto difícil de eliminar.

El sudor, la exposición al polvo, las salpicaduras de sustancias varias y algunos tipos de detergentes afectan el tono natural de los tejidos blancos (y tonos claros) y, con el paso del tiempo, le dan un aspecto envejecido y «sucio».

Por suerte, existen varias preparaciones de origen natural que, tras ser aplicadas, tienen un efecto blanqueador que ayuda a mantener su tono original.

A continuación queremos compartirte algunas de las 5 mejores alternativas ecológicas que puedes aprovechar en casa para que no dudes en probarlas durante el lavado de tus prendas de ropa blanca.

1. Limón con sal para tu ropa blanca

La combinación de jugo de limón con sal da como resultado un producto blanqueador que, sobre las prendas blancas, elimina las manchas de sudor y polvo.

Ingredientes

  • El jugo de 2 limones
  • 1 cucharada de sal (10 g)

Preparación

  • Primero, exprime el jugo de dos limones frescos y mézclalo con una cucharada de sal.
  • Después, añade el preparado en un recipiente con agua tibia y sumerge las prendas amarillentas durante una o dos horas.
  • Pasado este tiempo, enjuaga como de costumbre y seca al sol.
  • En caso de manchas en las axilas, aplica el limón de forma directa sobre la tela y deja que repose media hora.

Lee: Limpiar el hogar con vinagre, limón y bicarbonato

2. Agua oxigenada

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es un ingrediente natural que puede complementar el lavado para conseguir una ropa más blanca y limpia. Gracias a sus propiedades elimina la tonalidad amarillenta y las manchas ocasionadas por restos de alimentos y sudor.

Ingredientes

  • ½ taza de agua oxigenada al 3 % (125 ml)
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)

Preparación

  • Primero, combina el agua oxigenada con el agua tibia y ponlo en uno de los compartimientos de la lavadora.
  • Si las manchas amarillas son demasiado difíciles, rocíalo de forma directa sobre la prenda.

3. Vinagre blanco

Vinagre blanco.

Conocido en todo el mundo por sus múltiples usos en cuanto a la limpieza ecológica del hogar, el vinagre blanco es un gran aliado para suavizar y desmanchar las prendas amarillentas. Sus compuestos ácidos penetran con facilidad en los tejidos y ayudan a remover los compuestos que alteran el color.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ¼ de taza de detergente (62 ml)

Preparación

  • Primero, mezcla el vinagre blanco con el detergente de uso regular y ponlo en la caja de compartimiento de la lavadora.
  • Después, de forma opcional, sumerge tu ropa blanca en un balde con vinagre y agua.

4. Leche fría

Este antiguo truco de las abuelas continúa vigente como un método para resaltar los blancos de las prendas que tienden a ponerse amarillas.

Ingredientes

  • 2 tazas de leche (500 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 6 cubitos de hielo

Preparación

  • Primero, incorpora los cubos de hielo en las tazas de leche, agrega una taza de agua helada, y sumerge las prendas durante una hora.
  • Después, pasado el tiempo aconsejado, enjuaga con tu detergente regular y sécalas al sol.

Descubre: ¿Manchas de humedad en las paredes y techos? ¡Descubre la solución!

5. Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato de sodio es un polvo de color blanco que se ha usado desde hace muchos años como producto alternativo de limpieza. Ayuda a eliminar las manchas y, además, desodoriza. Por ello se suele aplicar en las zonas de las axilas, para dejar las camisas, blusas y afines, sin rastro de mal olor.

Algunos consideran que es un detergente natural, dado que penetra con facilidad sobre las telas para retirarles la suciedad y las manchas. Su uso sobre la ropa blanca combate el percudido y, tras varios usos, le devuelve su tono brillante.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (100 g)
  • ¼ de taza de jugo de limón (62 ml)

Preparación

  • Pon el bicarbonato de sodio en un balde con agua y, luego, agrega el jugo de limón.
  • Después, sumerge las prendas durante una hora y enjuágalas con jabón neutro.
  • Finalmente, ponlas a secar al sol y repite el procedimiento hasta obtener el blanco deseado.

Aunque estas son las mejores alternativas para eliminar las manchas y mantener las prendas blancas en buen estado, puedes optar por otras, como sumergir tus prendas blancas en una olla con agua hirviendo y una hoja de laurel.