Rosa del desierto

Puedes elegir el cereal que más te guste para hacer la base de la flor del desierto, pero conviene que no se reblandezca demasiado al contacto con la masa

Además de una hermosa roca formaba por capas de yeso, agua y arena, la rosa del desierto es una original receta para hacer unas suculentas galletas.

El nombre se le debe precisamente a que las galletas tienen una forma muy similar a la estructura de la roca y tienen un sabor bastante peculiar.

Estas galletas son muy llamativas y las puedes usar para acompañar el desayuno o como un bocado que podrás consumir en cualquier momento del día. Tienen un proceso de preparación muy fácil y, si eres diestro usando el horno, el tiempo que te tomará hacerlas será muy breve.

Los ingredientes con los que se prepara la rosa del desierto son muy comunes, así que no tendrás problema para encontrarlos en tu nevera o en el supermercado.

Rosa del desierto: Ingredientes

Tratamiento-con-yema-huevo

  • 200 g de harina
  • 50 g de pasas
  • 2 huevos grandes
  • 50 g de almendras tostadas
  • 150 g de azúcar
  • 1 taza de cereal tostado sin azúcar
  • Ralladura de limón
  • 1 sobre de levadura
  • Sal

Preparación

  • Antes de empezar a preparar tus galletas pon a remojar las pasas por lo menos durante una hora. Cuando las pasas estén hidratadas retíralas del agua, escúrrelas y resérvalas en un bol pequeño.
  • Bate los huevos en un recipiente hondo, cuando estén bien mezclados añade el azúcar y una pizca de sal, revuelve hasta que los cristales del azúcar hayan desaparecido y tengas un resultado espumoso.
  • Tamiza la harina sobre los huevos para evitar que se formen grumos, y añade también la levadura y la ralladura de limón.
  • Mezcla todo muy bien, hasta que los ingredientes se encuentren incorporados adecuadamente.
  • Agrega las pasas escurridas y las almendras troceadas.
  •  Puedes triturarlas con un cuchillo para conservar trozos grandes y revolver hasta que se hayan mezclado con el resto de ingredientes.
  • Aprovecha para precalentar el horno a 180 °C.

Ahora viene la parte divertida:

  • En un plato hondo deposita el cereal y, ayudándote con una cuchara, ve dejando caer porciones de la masa que has preparado sobre el cereal.
  • La idea es que vayas haciendo esto despacito, pues la mezcla debe ir juntándose al cereal formando copos.
  • La masa quedará completamente recubierta por los gránulos de cereal. De esta manera le damos forma a nuestras galletas.
  • Cuando tengas la forma de tus galletas retíralas del plato con cuidado y deposítalas sobre una bandeja previamente recubierta con papel para hornear.
  • Una vez has dispuesto todo, lleva la bandeja al horno y déjala durante diez minutos aproximadamente.
  • El tiempo de horneado no debe ser muy extenso, pues esto endurecerá de más la masa y se corre el riesgo de que el cereal se queme.
  • Se deben retirar del horno cuando aún se sientan blandas al tacto.
  • Una vez fuera del horno déjalas enfriar a temperatura ambiente, en la medida en que desciende su temperatura de las galletas adquirirán dureza.
  • Si lo prefieres puedes agregarles chocolate derretido antes de que se endurezcan.
galletas de coco

Consejos adicionales

  • Para ahorrar tiempo, compra almendras troceadas, así evitarás el tener que hacerlo tú.
  • Recuerda que debes dejar un espacio prudente entre las galleta cuando las deposites en la bandeja, ya qye estas tienden a expandirse durante el horneado y se pueden pegar.
  • Ten presente que una vez adiciones la harina a la mezcla no debes batirla, porque la masa se endurecería demasiado y no serviría para esta preparación.

Lo que debes hacer es mezclar con suavidad, así conservará humedad.

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar