Rutina de 25 días para cambiar tu vida por completo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 3 abril, 2019
Virginia Bruno · 3 abril, 2019
Aunque al principio te pueda parecer una práctica inútil, la meditación diaria puede ayudarte a cambiar tu vida y a alcanzar el bienestar que deseas, tanto físico como emocional.

Si te sientes agotado y aburrido, tanto física como mentalmente, ha llegado el momento de que te detengas y consideres cambiar tu vida o, mejor dicho, tu rutina. En este sentido, muchas veces, los cambios vienen bien. 

No obstante, es cierto que los cambios dan miedo y que  paralizan. Es normal tenerle miedo a lo nuevo, pero hay momentos en los que es necesario dejar esto atrás para poder estar mejor, en paz, feliz contigo mismo.

Es cierto que hay mucha presión en el día a día y que el perfeccionismo puede llegar a ser un castigo. Exigirse mucho, todo el tiempo no deja margen para disfrutar ni detenerse a hacer los ajustes necesarios para vivir una mejor realidad.

Si ya has tomado la decisión de cambiar tu panorama: ¡Enhorabuena! Ahora lo que te queda es comenzar a introducir los ajustes que consideres necesarios, poco a poco. Para ello, puede serte de gran utilidad la siguiente rutina.

Empieza a tenerte en cuenta

  • Tómate un tiempo para ti. Piensa un poco en tus necesidades, qué te hace feliz, qué es aquello quisieras aprender y que siempre has postergado.
  • Dedica una hora al día a hacer algo que disfrutes mucho, sin sentir culpas o pensar que no lo mereces.
  • Vive el momento y deja de preocuparte tanto por el futuro: Piensa solo en hoy, en todo lo que tienes y agradece mucho por ello. Y a la hora de trazar metas, hazlo de forma realista y saludable.
  • No te cuestiones ni te exijas más de lo que puedes dar.
  • Aprende a disfrutar de pequeñas cosas: un paseo al aire libre, leer un libro, tomar un baño… Respira y relájate al hacerlo.
  • Piensa en positivo y aléjate de personas tóxicas y negativas: Lo único que hacen es bajar tu nivel de energía, dificultar tu evolución y impedir que seas feliz.

Al introducir estos cambios, te sentirás vivo, feliz, con un propósito, con energía. En realidad, surgirá tu verdadero ser, lo que quieres para ti, no lo que has creído o te has impuesto, por diversos motivos. 

Ejercítate para gozar de una mejor calidad de vida

natación vs running

Practicar actividad física a diario es importantísimo para poder gozar de una buena salud, tanto física como mental. Por lo general, se recomienda realizar, como mínimo, 30 minutos de ejercicio. Caminar pueden ser excelentes opciones.

Beneficios de realizar actividad física a diario:

  • Fortalece tu sistema cardiovascular.
  • Mejora tu circulación y fortalece tus músculos y huesos.
  • Acelera tu metabolismo, y te ayuda a quemar grasas.
  • Ayuda a dormir mejor y tener un descanso placentero.
  • Mejora tu autoestima y la seguridad en ti mismo.
  • Desarrolla tu constancia al ver que con eso logras buenos resultados.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Mejora tu estado de ánimo en general y equilibra tu energía.

Medita y relájate

El ejercicio físico es fundamental para cambiar tu vida, pero la meditación es lo que logrará ‘despertarte’ en otro plano. Es un camino para llegar al fondo de tu ser, para que puedas conocer realmente tus deseos más genuinos.

Al estar en contacto con tu interior, tomarás el camino adecuado para realizar los cambios necesarios. En Internet puedes encontrar infinidad de meditaciones guiadas que te ayudarán a aquietar tu mente y liberar el estrés.

Mujer practicando la meditación en casa.

Consejos para practicar meditación

  • Para los principiantes algunas sesiones duran de 10 a 15 minutos, es lo ideal para el comienzo.
  • Existen varias meditaciones con música de fondo con instrumentos suaves como el arpa, el piano, entre otros. También hay meditaciones que combinan diferentes sonidos de la naturaleza. 
  • Busca un lugar cómodo, acogedor, donde no tengas interrupciones de ningún tipo. Se puede hacer en una silla o sillón; es decir acostado o sentado.
  • Para evitar distracciones, lo ideal apagar el celular. 
  • Recuerda que es un momento sagrado para ti, es recomendable realizarlo a la misma hora todos los días.
  • Al comienzo puede ser que te cueste adaptarte al silencio. Pero si continúas trabajando en tu meditación con paciencia y determinación, lograrás superar tus expectativas.

Cambiar tu vida vale la pena

Si lo que quieres es estar conectado contigo mismo y disfrutar de un mejor día a día, la rutina de los 25 días te será de gran ayuda. A lo largo del proceso, conseguirás mejorar con la meditación y, poco a poco, lograrás aquietar tu mente pero deberás ser paciente y constante. 

Una vez hayas avanzado lo suficiente, verás cómo estas sencillas acciones te han ayudado a cambiar tu vida, para bien. Tu bienestar te lo dirá mejor que nadie. 

  • Dennis, E. A., Dengo, A. L., Comber, D. L., Flack, K. D., Savla, J., Davy, K. P., & Davy, B. M. (2010). Water consumption increases weight loss during a hypocaloric diet intervention in middle-aged and older adults. Obesity. https://doi.org/10.1038/oby.2009.235
  • Pan, A., & Hu, F. B. (2011). Effects of carbohydrates on satiety: Differences between liquid and solid food. Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care. https://doi.org/10.1097/MCO.0b013e328346df36
  • Imamura, F., O’Connor, L., Ye, Z., Mursu, J., Hayashino, Y., Bhupathiraju, S. N., & Forouhi, N. G. (2016). Consumption of sugar sweetened beverages, artificially sweetened beverages, and fruit juice and incidence of type 2 diabetes: Systematic review, meta-analysis, and estimation of population attributable fraction. British Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1136/bjsports-2016-h3576rep
  • Paddon-Jones, D., Westman, E., Mattes, R. D., Wolfe, R. R., Astrup, A., & Westerterp-Plantenga, M. (2008). Protein, weight management, and satiety. In American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1093/ajcn/87.5.1558S
  • Weigle, D. S., Breen, P. A., Matthys, C. C., Callahan, H. S., Meeuws, K. E., Burden, V. R., & Purnell, J. Q. (2005). A high-protein diet induces sustained reductions in appetite, ad libitum caloric intake, and body weight despite compensatory changes in diurnal plasma leptin and ghrelin concentrations. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.colsurfb.2010.07.059
  • Brill, J. B., Perry, A. C., Parker, L., Robinson, A., & Burnett, K. (2002). Dose-response effect of walking exercise on weight loss. How much is enough? International Journal of Obesity. https://doi.org/10.1038/sj.ijo.0802133
  • Wolfson, J. A., & Bleich, S. N. (2015). Is cooking at home associated with better diet quality or weight-loss intention? Public Health Nutrition. https://doi.org/10.1017/S1368980014001943