Rutina de ejercicios militares para los amantes del deporte

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 12 diciembre, 2018
Óscar Dorado · 12 diciembre, 2018
Los ejercicios militares para los amantes del deporte combinan fuerza, resistencia, equilibrio y potencia, entre otras aptitudes físicas que buscan mejorar. Conoce algunos ejercicios militares y sus beneficios.

Los ejercicios militares permiten ejercitarse de una manera divertida combinando ejercicios de levantamiento de pesas, resistencia y fuerza. Se trata de entrenamientos que diversos ejércitos suelen practicar para que sus soldados sean más efectivos en sus tareas.

El entrenamiento militar integra un programa general de ejercicios que optimiza diferentes aptitudes atléticas, entre ellas:

  • resistencia muscular y cardiovascular.
  • fuerza.
  • flexibilidad.
  • potencia.
  • velocidad.
  • coordinación.
  • agilidad.
  • equilibrio.
  • precisión.

Ciertamente, el objetivo de los ejercicios militares no es mejorar el aspecto y la estética, sino ​​la condición física.

La preparación previa es necesaria para soportar los ejercicios difíciles. Para evitar lesiones, se recomienda estirar y calentar antes y después de cada entrenamiento.

Rutina de ejercicios militares para los amantes del deporte

En general, el entrenamiento militar se realiza durante un máximo de 4 a 6 semanas, ya que pone tu cuerpo al límite en muchas ocasiones. Así mismo, lo mejor es practicarlo 3 días a la semana intercalados: lunes, miércoles y viernes, por ejemplo.

A continuación, te recomendamos algunos ejercicios que puedes incluir en tu rutina de ejercicios militares:

1. Saltos con cuerda

Dos personas saltando a la cuerda para hacer ejercicio.

El primero de los ejercicios militares es el salto con cuerda. Las cuerdas, popularmente utilizadas por los boxeadores, son una excelente herramienta para tonificar todo tu cuerpo.

Saltar a la cuerda disminuye las lesiones de pie y tobillo, mejora la coordinación y la salud cardiovascular, además de quemar calorías.

Antes de comenzar a saltar debes sostener las manijas de la cuerda en cada mano. Luego, párate en el medio de la cuerda y lleva a cabo los golpes de cuerda con las manos. Existen muchas variaciones de este ejercicio, como el salto doble o saltos de una sola pierna.

Lee también: Cómo tener brazos más tonificados con 5 ejercicios en casa.

2. Sentadillas

En segundo lugar, las sentadillas son un ejercicio ideal para fortalecer y tonificar piernas y glúteos. Además, ayuda a quemar grasa, mantener el equilibrio y prevenir lesiones.

Para hacer una sentadilla solamente debes situarte de pie con los pies a la distancia de los hombros. Mantén la espalda en posición recta y las rodillas centradas sobre los pies. Lentamente, dobla las rodillas, caderas y tobillos hasta que logres un ángulo de 90 grados. Regresa a la posición inicial para finalizar la repetición. Puedes sostener pesas para aumentar la dificultad.

3. Dominadas

Las dominadas son ejercicios de fuerza que contribuyen a perder peso, mejoran la postura y la proporción muscular. Aunque, en este ejercicio tu peso determinará que sea más o menos difícil.

En cuanto a la ejecución, debes alcanzar con ambas manos la barra y ayudarte de los brazos para superarla con la barbilla. Una vez que superes la barra, debes volver lentamente a la posición inicial mientras aguantas tu peso con los brazos.

4. Burpees

Tres imágenes de una mujer realizando los pasos para hacer un ejercicio.

En último lugar, los burpess son un ejercicio de cuerpo completo que trabaja la mayoría de los principales grupos musculares de manera funcional. Además, mejora la condición cardiovascular, el equilibrio y la coordinación. Sin ninguna duda, es una de los mejores ejercicios para mantenerte en forma.

Una repetición del burpee estándar consta de varios movimientos:

  • El primero se lleva a cabo desde una posición de pie, para ponerse en cuclillas con las manos en el suelo por delante de los pies.
  • Seguidamente, debes situar los pies hacia atrás, mientras mantienes los brazos extendidos para estar en una posición de tabla levantada.
  • Si quieres aumentar la dificultad, puedes incluir una flexión al finalizar.
  • Luego te levantas con un salto y vuelves a empezar.

Quizá te interese: ¿Por qué no debes excederte con el ejercicio?

Beneficios de los ejercicios militares

A continuación, te mostramos los beneficios que ofrecen los ejercicios militares:

  • Mejoran la salud y desarrollan la condición física en poco tiempo.
  • Aumentan el consumo máximo de oxígeno.
  • Disminuyen la grasa y aumentan la masa muscular.
  • El entrenamiento militar te desafía mental y físicamente a ser una mejor versión de ti mismo.
  • Mejoran la calidad de vida a diario, ya que usan movimientos funcionales.

Por último, recuerda que los ejercicios militares requieren un nivel previo de preparación debido a su dificultad e intensidad. Además, no dejes de hacerte un examen médico completo que acredite que estás apto para este tipo de actividades.