Rutina para cuidar la piel de noche: 7 consejos que debes aplicar

Elena Martínez Blasco·
31 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
16 Mayo, 2019
Aunque no nos hayamos maquillado, la limpieza del rostro es fundamental. Por ello, establecer una rutina para cuidar la piel de noche nos permitirá tener un cutis mucho más sano y joven.
 

La rutina para cuidar la piel de noche es igual de importante, o incluso más, que los pasos que seguimos por la mañana antes de salir de casa. Es fundamental si queremos cuidar el cutis y tener una piel bonita y saludable.

En este artículo compartimos 7 consejos que debemos aplicar a diario. En menos de 10 minutos, y con los productos adecuados para la piel, conseguiremos preparar el rostro para un descanso reparador. ¡Apunta!

Rutina para cuidar la piel de noche

La Academia Estadounidense de Dermatología nos sugiere saber el tipo de piel para elegir los productos y cuidados adecuados según sus características. Por tanto, primeramente es conveniente saber si tenemos piel grasa, mixta, seca, normal o sensible.

Una vez tengamos esto definido, podemos buscar en el mercado los productos que se adapten a las necesidades. Luego, podemos incorporarlos en la rutina para cuidar la piel de noche. ¿Que debemos tener en cuenta?

1. Siempre debes desmaquillarte

Mujer limpiando su cara para tener una piel radiante
Una adecuada rutina de limpieza facial nos permite remover esas impurezas que se van quedando en la superficie de la piel. Así, reducimos el riesgo de imperfecciones.

El primer paso enla rutina para cuidar la piel de noche es el más importante. Debemos desmaquillarnos bien antes de proceder a preparar el rostro para el descanso. Si no nos quitamos lo restos de maquillaje bloquearemos los poros y nos levantaremos con un aspecto mucho peor por la mañana.

 

Como lo destaca una publicación en Indian Journal of Dermatology, muchos de los productos cosméticos que utilizamos no son solubles en agua y, por tanto, lavar la piel no es suficiente para retirarlos. Entonces, debemos elegir limpiadores que tengan sustancias con esta capacidad y que, además, no causen irritación en la piel.

  • Podemos optar por un desmaquillador más denso y aceitoso si usamos una buena cantidad de cosméticos permanentes.
  • En cambio, para el maquillaje más superficial y natural podemos usar un producto más fluido y ligero.
  • También podemos complementar la limpieza con jabones, cremas y productos exfoliantes. Estos últimos solo se deben usar 1 o 2 veces a la semana.

No te lo pierdas: Prepara tu propia crema desmaquillante con estas 3 recetas caseras

2. Un tónico para el cansancio

La rutina para cuidar la piel de noche debería incluir, además, un tónico para combatir los signos del cansancio y complementar la limpieza. Según información en Dermatology Times, en la actualidad hay fórmulas para cada tipo de piel: seca, grasa, propensa al acné, entre otras.

Lo ideal es elegir la que mejor se adapte a las necesidades. Así, nos pueden ayudar a limpiar a profundidad los poros, equilibrar la piel y aportar hidratación al cutis.

  • Recomendamos optar por un producto que no contenga alcohol, el cual aporta sensación de frescor pero reseca y daña la piel a largo plazo.
  • Podemos encontrar algunos naturales. Los más populares son el de rosa, de romero y de hamamelis.
 

3. El sérum adecuado a la piel

¿Para qué sirven las cremas con retinol?

El sérum es un producto que se aplica justo antes de la crema hidratante y que se caracteriza por una gran concentración de nutrientes. Podemos aplicarlo por la mañana y por la noche, aunque antes de acostarnos es el momento de mayor efectividad.

Un estudio publicado en Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology concluyó que el uso de sérum, combinado con el lavado y la crema hidratante, ayuda a tratar la piel fotodañada y mejora la apariencia de líneas finas y arrugas.

El tipo de sérum dependerá de lo que queramos aportar a la piel. Los más habituales contienen ácido hialurónico, colágeno, vitaminas A, B o C, coenzima Q10, etc.

4. Una crema solo para la noche

A partir de los 25 o 30 años podemos empezar a usar una crema hidratante nocturna específica. Debemos tener en cuenta que la crema facial que nos aplicamos durante la noche no es la misma que durante el día. Durante las horas de la noche, gracias al descanso, la piel absorberá mucho mejor los nutrientes que durante el día. 

Por lo tanto, además de aportar hidratación, este tipo de productos contribuye a combatir el envejecimiento. Hay fórmulas con diferentes componentes, elige una que se adapte a tu tipo de piel, edad y necesidades.

 

Lee este artículo: Automasaje facial para tonificar tu rostro

5. Usar una crema para el contorno de los ojos

Es poco probable que las cremas para el contorno de los ojos eliminen las arrugas presentes. Sin embargo, incluirlas en la rutina nocturna sí que puede ser útil para proteger esta área del rostro tan delicada. 

En un estudio publicado en Journal of Cosmetic Dermatology se determinó que cuatro semanas de tratamiento con este tipo de productos puede ayudar a mejorar la suavidad de la piel periorbitaria y disminuir el aspecto de las arrugas más grandes.

6. Un automasaje es lo más efectivo

¿Para qué sirven las cremas con retinol?

Si tenemos unos minutos más para completar la rutina para cuidar la piel de noche deberíamos regalarnos un automasaje. O, todavía mejor, conseguir que la pareja nos lo haga, para que la relajación sea mayor.

Un masaje facial es el mejor remedio para relajar las tensiones del rostro, dar firmeza a la piel y activar la circulación. De este modo, el cutis absorberá mucho mejor los productos que nos hemos aplicado.

7. El descanso

Para completar la rutina no debemos olvidar estos consejos finales relacionados con un buen descanso:

 
  • El dormitorio debe estar a oscuras, sin ningún tipo de luz.
  • Antes de dormirnos debemos intentar dejar la mente en blanco, olvidar las preocupaciones y relajar el rostro.
  • Si tenemos problemas de hinchazón facial, al levantarnos podemos probar de usar cosméticos de textura más ligera, así como una almohada un poco más alta.
  • Dormir menos horas de lo que necesitamos afecta al aspecto del rostro. No obstante, dormir demasiado también nos da un aspecto cansado al día siguiente.

¿Aún no aplicas estos cuidados nocturnos para mantener la piel radiante? Tenlos en cuenta a partir de ahora para promover la salud cutánea. Además, no olvides consultar al dermatólogo regularmente. 

 
  • Chang, H., Lu, J., Research, A., Yu, F., & Finkelstein, A. (2018). PairedCycleGAN: Asymmetric Style Transfer for Applying and Removing Makeup. Proc. CVPR. https://doi.org/10.1109/CVPR.2018.00012
  • Mukhopadhyay P. Cleansers and their role in various dermatological disorders. Indian J Dermatol. 2011;56(1):2–6. doi:10.4103/0019-5154.77542
  • Psychogios, N., Hau, D. D., Peng, J., Guo, A. C., Mandal, R., Bouatra, S., … Wishart, D. S. (2011). The human serum metabolome. PLoS ONE. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0016957
  • Lim, C. L., Rennie, C., Barry, R. J., Bahramali, H., Lazzaro, I., Manor, B., & Gordon, E. (1997). Decomposing skin conductance into tonic and phasic components. International Journal of Psychophysiology. https://doi.org/10.1016/S0167-8760(96)00713-1
  • Grice, E. A., & Segre, J. A. (2011). The skin microbiome. Nature Reviews Microbiology. https://doi.org/10.1038/nrmicro2537
  • McCall-Perez F, Stephens TJ, Herndon JH Jr. Efficacy and tolerability of a facial serum for fine lines, wrinkles, and photodamaged skin. J Clin Aesthet Dermatol. 2011;4(7):51–54.
  • Kaczvinsky, J. R., Griffiths, C. E. M., Schnicker, M. S., & Li, J. (2009). Efficacy of anti-aging products for periorbital wrinkles as measured by 3-D imaging. Journal of Cosmetic Dermatology. https://doi.org/10.1111/j.1473-2165.2009.00444.x