Rutina de ejercicios que te ayudarán a tonificar los senos

Para obtener los mejores resultados a la hora de tonificar los senos deberemos combinar ejercicios en los que incluyamos algo de peso con los masajes localizados y las duchas frías para reafirmar

En este artículo proponemos una rutina de ejercicios para tonificar los senos de manera sencilla y efectiva.

Los senos forman parte de la musculatura de nuestro cuerpo. En este sentido, con el paso del tiempo van perdiendo firmeza por culpa de diferentes factores:

  • La gravedad
  • El uso de sujetadores demasiado opresivos
  • Las subidas y bajadas de peso
  • El embarazo
  • Los cambios hormonales
  • La falta de ejercitación

Tonificar los senos

Para tonificar los senos y evitar su caída debemos hacer un tratamiento desde varias perspectivas:

  • Alimentación equilibrada (rica en frutas, verduras, proteína de buena calidad, carbohidratos completos, grasas saludables y fibra)
  • Rutina de ejercicios
  • Buena postura
  • Sujetadores adecuados a nuestros senos
  • Buena hidratación de la piel

A partir de los 30 años deberíamos tomarnos este tratamiento como una rutina constante. No obstante, las mujeres que noten flacidez desde la adolescencia o primeros años de juventud deberían empezar en este momento.

Ver también: 5 recomendaciones para lograr unos senos firmes en casa

¿Necesitamos pesas?

Ejercicios con pesas para principiantes

Para realizar esta rutina de ejercicios con el objetivo de tonificar los senos necesitaremos algún tipo de objeto con peso. Si no disponemos de pesas, podemos usar botellas de agua, por ejemplo.

También existen unas bandas elásticas que aumentan la resistencia muscular sin necesidad de usar peso. Estas son muy recomendables para empezar o si sufrimos problemas articulares.

Rutina de ejercicios

Estos ejercicios los podemos practicar de pie, sentadas o tumbadas. Podemos variar la postura en función de nuestra comodidad.

Por ejemplo, si sufrimos molestias en la espalda, es posible que nos resulte más cómodo realizarlos sentadas o tumbadas.

1. Levantar en horizontal

Caminata-con-pesas

  • Con las piernas un poco separadas, a la distancia de las caderas, sujetaremos el peso y levantaremos los brazos abiertos hasta la altura de los hombros.
  • Haremos 3 series de 10 repeticiones.

Es importante mantener una postura recta y el abdomen bien apretado durante el ejercicio.

2. Levantar por delante

En la misma postura, levantaremos los brazos rectos pero, en lugar de hacerlo de manera lateral, lo haremos hacia adelante.

  • Las manos quedarán delante del pecho, con los brazos estirados. 
  • Haremos 3 series de 10 repeticiones.

3. Levantar y abrir

Levantar pesas

Este tercer ejercicio es una combinación de los dos anteriores.

  • Levantaremos los brazos rectos hacia delante, a la altura del pecho, y desde ahí los abriremos hacia los laterales.
  • Regresaremos hacia delante y bajaremos para descansar unos segundos.
  •  Haremos 2 series de 10 repeticiones.

4. Levantar y flexionar codos

Para este ejercicio deberemos levantar los brazos hacia delante, a la altura del pecho y, una vez ahí, flexionar los codos.

  • Los antebrazos deben quedar en posición vertical.
  • A continuación, volveremos a estirar los brazos y a bajarlos hasta que cuelguen.
  • Haremos 2 series de 10 repeticiones.

5. Flexionar codos y abrir

Los mejores ejercicios integrales con pesas

Estos dos últimos ejercicios son un poco diferentes, ya que el primer movimiento será el de flexionar los codos. Estos deben quedar delante de nuestro pecho y con las manos hacia arriba.

  • Desde esa posición, abriremos los codos hacia los laterales y los volveremos a cerrar.
  • Lo repetiremos 30 veces sin bajar los brazos.

6. Flexionar codos y levantar

El último ejercicio también empieza flexionando los codos. No obstante, en lugar de hacerlo hacia delante lo haremos hacia arriba.

  • El movimiento es como el de levantar pesas hasta estirar los brazos en vertical.
  •  Lo repetiremos 30 veces sin bajar los brazos.

Te recomendamos leer: Consejos para conseguir unos senos más bonitos ¡Descúbrelos!

Ducha fría

7 sorprendentes beneficios de ducharnos con agua fría cada mañana

Para potenciar esta rutina de ejercicios para tonificar los senos recomendamos aprovechar el momento de la ducha para activar la circulación en esta parte del cuerpo.

Solamente debemos aplicar agua fría durante unos instantes sobre los senos.

  • Al usar el agua fría o incluso al alternarla con el agua caliente, conseguimos un efecto de contracción y expansión de los vasos sanguíneos.
  • Esta acción favorece la circulación y mejora la elasticidad y firmeza de la piel.

Masaje con aceite

Para mejorar todavía más la firmeza de la muscula pectoral podemos aplicarnos un aceite sobre los senos después de la ducha. Además, facilitaremos su penetración a través de los poros si nos realizamos un suave masaje.

Podemos usar un aceite base nutritivo, como por ejemplo los siguientes:

A estos aceites básicos podemos añadirles unas gotas de aceites esenciales puros.

Estos no solamente perfumarán con su agradable aroma, sino que potenciarán las propiedades reafirmantes. Podemos usar el de lavanda, el de geranio o el de rosa.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/5-razones-las-duelen-los-senos/”]