Rutinas de ejercicios para tonificar brazos

A la hora de tonificar los brazos es muy importante no excederse con las repeticiones. De lo contrario podríamos forzar el músculo en exceso y obtener resultados contraproducentes

Hacer ejercicio es una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cuerpo, después de alimentarte de manera correcta. Y es que con adecuados hábitos de ejercicios podrás beneficiar tu vida de manera sustancial.

El ejercicio no solo tendrá un impacto en la estética de tu cuerpo sino también en tu salud.  Al sentirte y verte bien, tu autoestima aumentará y podrás asumir cualquier reto que te propongas.

Debido a la dinámica tan acelerada con la que llevamos nuestras vidas, muchas veces se nos dificulta encontrar el tiempo necesario para mantenernos en forma. Teniendo clara y bien determinada una rutina, será mucho más factible ejercitarte cuando dispongas de poco tiempo libre.

Una de las partes del cuerpo que más preocupa a hombres y mujeres son los brazos, pues es común que estén a la vista de todos. Lo bueno de ejercitar los brazos es que no hace falta demasiado espacio y tampoco es indispensable contar con aparatos demasiado costosos.

Si lo que deseas es tonificar o aumentar la masa muscular de tus brazos, las flexiones siempre son una excelente opción. Las puedes realizar en la sala de tu casa o en tu habitación y existen muchas variedades de este mismo entrenamiento.

Rutinas de ejercicios para tonificar brazos

1. Manos al pecho

flacidez en los brazos

Puedes usar la más tradicional, con los brazos abiertos al ancho de los hombros y con los pies juntos, o puedes variedad un poco la posición para lograr mayor esfuerzo: las manos juntas en medio del pecho, un solo brazo a la vez, piernas elevadas, entre otras variedades.

Este tipo de ejercicio no solo tiene un impacto en los brazos sino también en los pectorales. Si solo deseas trabajar los brazos, lo más recomendable es hacer la variedad en la que se colocan las manos más juntas.

Es importante que tengas en cuenta que no debes hacer más de 15 flexiones seguidas, esto puede ser contraproducente para tu cuerpo. Lo más recomendable es hacer 4 series de 12 flexiones cada vez.

  • Para comenzar, puedes hacer una serie y a medida que te sientas más cómodo, puedes agregar otra serie hasta llegar a las 4.
  • Cuando seas capaz de hacer esto, puedes complicar el ejercicio y colocar plataformas o variar la posición de los brazos, pero sin hacer más repeticiones.

Lee también: 5 ejercicios para moldear tus brazos sin ir al gimnasio

2. Con pesas

Los mejores ejercicios para fortalecer los brazos

También puedes trabajar tus brazos con pesas o mancuernas. Para este tipo de ejercicio es sumamente importante no usar demasiado peso, mantener una posición adecuada del cuerpo y realizar el movimiento de la manera correcto. Todo esto para evitar cualquier tipo de lesión.

Con este ejercicio estarás trabajando los tríceps.

  • Con una mancuerna, coloca el brazo por encima de la cabeza, preferible mente en un ángulo de unos 70 grados, completamente extendido. Luego, flexiona hacia atrás.
  • Puedes hacer tres series de 10 o 12 repeticiones por cada brazo, que puede ser al mismo tiempo con dos mancuernas o uno por vez.
  • Ten cuidado de flexionar con el codo y de mantener el hombro con rigidez. Puedes estar sentado o de pie para esta rutina.

Visita este artículo: Los mejores ejercicios integrales con pesas

3. Con dos mancuernas

Brazos.

Al emplear dos mancuernas, debes estar de pie, con las piernas abiertas con el ancho de tus hombros y las rodillas ligeramente flexionadas.

  • Toma una mancuerna para cada mano, y estira los brazos hasta que queden en una posición de 180 grados.
  • Puedes hacer 3 series de 10 o 12 repeticiones cada una.
  • También con las dos mancuernas, preferiblemente de pie con las rodillas un poco flexionadas, coloca los brazos abiertos elevados a la altura de tus hombros.
  • Procede a empujar las mancuernas hacia arriba, las dos a la vez y luego baja a la posición inicial.
  • Igualmente, puedes realizar 3 series de 10 o 12 repeticiones cada una. Debes tener mucha atención con la posición de tu cuerpo: espalda recta y el cuello erguido.

Recuerda que siempre lo más importante a la hora de ejercitarte es hacerlo con atención, para no provocar una lesión, y esforzarte lo necesario, ni más ni menos.

Para realizar estos ejercicios no requerirás demasiado tiempo ni espacio. Así pues, ya no hay excusa para no mantener tus brazos tonificados y fortalecidos. Tu silueta lo notará, y también tu salud.

Te puede gustar