Sabal para la próstata y el tracto urinario

23 julio, 2018
Al cumplir 50 años los varones no deben olvidar tener un control anual con el médico especialista para ver cómo está su próstata y así evitar complicaciones.

Mientras el hombre envejece, múltiples trastornos médicos comienzan a aparecer en su vida y la próstata puede verse afectada. Los remedios caseros podrán ayudarte a prevenir las afecciones en esta glándula. Conoce los beneficios del sabal para la próstata y el tracto urinario.

La próstata es la glándula sexual del hombre, que va experimentando crecimiento progresivo a partir de los 50 años. Esto influye negativamente en las vías urinarias.

Por la cercanía de la próstata a la uretra y al piso de la vejiga, se producen cambios en la orina. Disminuye el chorro urinario y se evidencia una sensación de ardor.

La acumulación de la orina origina el crecimiento bacteriano y la presencia de otros síntomas como fiebre y dolor en la parte baja de la pelvis. Todos estos signos clínicos son bastante molestos, interfieren con el sueño durante la noche y crean incomodidades al orinar. ¡Mantente alerta ante estos síntomas!

Cuando el hombre llega a los 50 años, se recomienda ir al urólogo para el chequeo y revisión de la próstata. Por medio de unos simples exámenes de sangre y algunas pruebas de imágenes para evaluar el tamaño de tu próstata, podrás evitar la aparición del cáncer de este órgano glandular.

Para aliviar los molestos síntomas, son múltiples las opciones terapéuticas. Dentro de los remedios caseros, el sabal para la próstata y el tracto urinario es una opción.

¿Qué es el sabal?

Visita al urólogo para que te revise la próstata y el tracto urinario

El sabal o palmito americano es una planta originaria de Florida y de México. Es un arbusto bastante pequeño con fácil adaptación a los cambios del clima. Tribus americanas desde la antigüedad, avalan su efecto beneficioso no solo en hombres mayores, sino también en mujeres embarazadas. Aún hoy en día, se conserva esta tradición.

Los componentes del sabal son el extracto liposterólico (soluble en grasa), los ácidos grasos, las resinas, el oxalato de calcio, gomas,  taninos,  esteroles y ésteres. Su consumo ayuda a reducir la inflamación, evita la proliferación bacteriana y disminuye el número de receptores estrogénicos.

Descubre: Remedios naturales para bajar una inflamación

¿Cómo disminuye el sabal los síntomas del crecimiento prostático benigno?

Son muchos los estudios científicos que han demostrado un potente efecto antiinflamatorio del sabal en la próstata. Disminuye la obstrucción uretral y los síntomas irritativos. Se obtiene mejoría en la sensación constante de orinar y en la reducción del flujo urinario.

Esta planta, actúa inhibiendo la hormona DHT (dihidrotestosterona), la cual interviene en el crecimiento de la próstata. Por ende, al disminuir los niveles de testosterona, se previene la aparición de cáncer de próstata.

Se ha demostrado de igual forma su efecto beneficioso como estimulante sexual, ya que mantiene la erección y mejora la eyaculación. Algunos hombres refieren haber mejorado su vida en pareja después del uso rutinario de esta planta.

¿También es útil el sabal para tratar las infecciones urinarias?

En China, el uso de esta planta en forma de cápsula durante 12 semanas fue suficiente para evidenciar mejoría en la calidad de vida, al disminuir los síntomas de la infecciones urinarias.

El sabal evita el crecimiento de las células de la próstata. Como consecuencia, se erradican los molestos síntomas secundarios a la irritación de la vejiga.

Los hombres que padecen de problemas de la próstata evidencian mejoría al orinar. Esta planta aumenta el flujo urinario y evita el depósito de orina residual.

¿Cómo preparar el sabal?

La preparación del sabal como remedio casero es bastante simple. Se consume en forma de infusión.

Ingredientes

  • 2 vasos de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de bayas secas de sabal machacadas (15 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calentamos el agua junto con las bayas de sabal hasta que hierva.
  • Posteriormente se retira del fuego, se deja enfriar, luego se cuela y se agrega la miel.
  • Tomarse dos vasos de esta infusión, uno en la mañana y uno en la noche, es suficiente para comenzar a sentir los efectos beneficiosos de la planta.

El sabal es una planta bastante segura con pocas reacciones adversas. No obstante, se debe recordar que puede promover hemorragias cuando se toma en conjunto con el ginkgo biloba, fármacos anticoagulantes o ajo. Consulta con tu médico si tienes alguna duda.

Antes de irte, lee: 8 tipos de orina que podrían decir algo importante sobre la salud

Si tienes trastornos prostáticos, intenta usar sabal para la próstata y el tracto urinario. Te ayudará a purificar la orina y mejorará tu salud. ¡Cuídate la próstata, el sabal será tu aliado!

Te puede gustar