Cómo saber si debes cuidar más tus riñones

Hay teorías que relacionan las dificultades auditivas con problemas renales.

Los riñones son órganos vitales que nos permiten mantener la sangre limpia y equilibrada, entre otras funciones, por lo que resulta imprescindible estar atentos a cualquier señal que nos puedan dar si no están funcionando correctamente.

En este artículo repasamos las señales que nos indican que deberíamos cuidar más nuestros riñones. ¡Algunas te sorprenderán!

La sudoración

Los riñones y el aparato urinario son los encargados de controlar y equilibrar el agua de nuestro organismo, por lo que, si sufrimos un exceso o una falta de sudoración, posiblemente estará relacionada con nuestra salud renal.

En general únicamente las personas que sudan mucho suelen preocuparse por esta cuestión, principalmente por la molestia estética que supone. Más allá de buscar remedios naturales para solucionarlo deberemos también prestar más atención al funcionamiento de los riñones.

Falta de energía

Es normal que después de un sobreesfuerzo físico o psíquico nos sintamos cansados. No obstante, no es tan normal que esa situación se alargue, o bien que nos sintamos agotados sin motivo aparente durante una temporada.

El cansancio se relaciona tanto con un mal funcionamiento de los riñones como del hígado, y es frecuente en estaciones como la primavera o el otoño, que son el momento ideal para realizar una buena depuración de toxinas.
dormir sueño relaxing music

Hinchazón por retención de líquidos

Como hemos comentado anteriormente, los riñones regulan el nivel de agua del organismo y, por lo tanto, si estos no funcionan bien, posiblemente sufriremos una falta de líquido en algunas zonas (sequedad, deshidratación) y un exceso de líquido en otras. Esto lo podemos observar en las partes del cuerpo donde retenemos líquidos, como pueden ser las piernas, el vientre o los párpados y las bolsas debajo de los ojos.

Este desequilibrio es una señal inequívoca de que los riñones necesitan un poco de ayuda extra.

Dificultades auditivas

Aunque nos pueda sorprender, algunas teorías relacionan las dificultades auditivas e incluso algunos tipos de sordera con una deficiencia en la función de los riñones.

Este dato es interesante, en especial, para aquellas personas que temporalmente sienten que han perdido capacidad auditiva, en cuyo caso puede ser muy recomendable tomar algún suplemento natural para favorecer la función renal.

Molestias lumbares

Si nos ponemos las manos abiertas justo en la cintura, un poco más arriba de donde llegan nuestros pulgares están situados los riñones. Muchas personas creen que los riñones están en la parte baja de las lumbares, pero se encuentran más hacia arriba, tocando la zona dorsal.

Si tenemos dolores o molestias en esta zona, podríamos tener cierta inflamación en los riñones, por lo que podemos aplicarnos calor y valorar un tratamiento natural.

masaje  marketing deluxe

Dolor de rodilla

Los riñones están relacionados con la salud de las articulaciones en general y de las rodillas en particular. Según esta información, si sufrimos dolor en una rodilla, además de tratarla de manera local, también deberemos realizar un tratamiento para equilibrar la función renal. De este modo estaremos resolviendo la causa del problema y contribuyendo a una recuperación concreta.

Necesidad de comer salado

Cuando sentimos una necesidad habitual de comer determinados alimentos o una preferencia por ciertos sabores debemos saber que esto nos puede indicar una deficiencia en nuestro organismo.

En este caso, si hemos notado que últimamente el cuerpo nos pide comer alimentos más bien salados, es posible que los riñones necesiten un poco de apoyo. En muchas ocasiones este síntoma también está relacionado con una falta de energía que el organismo intenta obtener de manera rápida. No obstante, a largo plazo puede ser perjudicial si no sabemos cuál es el motivo.

sal marina Chiot's Run

¿Cómo cuidamos nuestros riñones?

Para realizar un tratamiento natural lo más conveniente es acudir a un terapeuta profesional que elabore un plan para nuestro caso personalizado.

Si nuestros síntomas no son graves, no tomamos medicación ni padecemos ninguna enfermedad, al menos una vez al año, podemos realizar en casa una depuración de los riñones con alguna de las siguientes opciones:

  • Infusiones para facilitar la función renal.
  • Caldos de cebolla para desinflamar los riñones.
  • Jugos vegetales para depurar toxinas.
  • Calor local en la zona de los riñones.
  • Aplicación de ventosas en las zonas de la espalda correspondientes a los órganos.

 

Imágenes por cortesía de relaxing music, marketing deluxe y Chiot’s Run.

Te puede gustar