¿Cómo saber si necesitas hacer una depuración?

Elena Martínez Blasco · 28 abril, 2015
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 3 enero, 2019
Nuestro organismo ya dispone de mecanismos para la eliminación de toxinas a través del riñón, hígado, piel, pulmones o el sistema gastrointestinal. Puedes contribuir a su buen funcionamiento llevando un estilo de vida saludable.

El cuerpo es sabio y de manera natural tiende a autocurarse. No obstante, en ocasiones, se ve sobrecargado por culpa de la alimentación, los malos hábitos, la contaminación, las emociones negativas, etc. Piensa que con el tiempo todos los factores mencionados dificultan el funcionamiento equilibrado de nuestro organismo.

En este artículo te explicamos cuáles son las señales más habituales que nos da el cuerpo para que sepamos que tenemos una sobrecarga de toxinas.

¿Tengo que hacer una depuración?

Aunque nuestro cuerpo realice por sí mismo la depuración, si nos sentimos con malestar general o presentamos muchos de los siguientes síntomas, es necesario acudir a un médico. Este realizará las pruebas necesarias para averiguar si existe algún problema.

1. Problemas de digestión

Hay personas que pueden comer lo que quieran que, aparentemente, eso no les afecta negativamente a la salud. Sin embargo, lo más habitual es que, a partir de cierta edad, después de habernos sobrepasado, el cuerpo reaccione con problemas como:

  • flatulencias
  • acidez
  • digestiones pesadas
  • estreñimiento
  • diarreas
  • etc.

Si estamos atentos a nuestra digestión, esta señal no es algo negativo, a no ser que la ignoremos y sigamos alimentándonos de manera perjudicial.

Cuando sentimos que nuestra digestión está más débil de lo normal, debemos darle un descanso temporalmente con alimentos más ligeros, cantidades más pequeñas y sin olvidarnos de masticar bien cada bocado.

2. Cambios de estado de ánimo

ansiedad alessandra

Cuando pasamos una temporada en la que nuestro estado de ánimo es bastante negativo, no solemos pensar que pueda tener una relación con una sobrecarga de toxinas. No obstante, en algunos artículos ya hemos comentado que las emociones negativas recurrentes suelen afectar al hígado y a otros órganos dificultándoles sus funciones depurativas.

Según algunos estudios, una alimentación y un estilo de vida saludable contribuye a disminuir el riesgo de padecer depresión. Aunque entran en juego otros factores, por lo que son necesarias más investigaciones.

3. El aspecto del rostro

cutis cara rostro relax masaje RelaxingMusic

El rostro, dicen, es el espejo del alma. Podemos esconder las emociones detrás de una máscara sonriente, pero resulta más complicado disimular las ojeras, los párpados hinchados, la piel con impurezas o incluso las arrugas más visibles de lo normal.

Existen datos que asegurán que los hábitos nocivos como el tabaco, pueden hacer que nuestro rostro presente arrugas prematuras.

Un estilo de vida más saludable no te va a cambiar el rostro, pero sí que va a devolverle un aspecto más joven, con una piel más limpia y firme y una apariencia más luminosa y saludable.

4. El color amarillo

Es importante destacar que si nos miramos en el espejo y observamos que tenemos la piel de un color más amarillento de lo habitual, eso podría indicar que existe una acumulación de un exceso de bilirrubina.

Este color amarillo también lo podemos ver, en algunos casos, en la esclerótica o parte blanca del ojo.

5. Las alergias

En las estaciones de entretiempo es habitual que muchas personas sufran alergias en mayor o menor medida.

Aunque la medicina convencional propone tratamientos a base de antihistamínicos y otros medicamentos, debemos tener en cuenta que las alergias también podrían ser una señal del exceso de toxinas en el organismo.

Además, estas estaciones son el mejor momento para hacer una cura depurativa, ya que será mucho más efectiva.

¿Y qué depuración hacemos?

Aunque actualmente existe una gran cantidad de dietas conocidas como «detox», desde periodos de ayuno a dietas basadas en caldos o batidos de frutas y verduras, la verdad es que no existen realmente pruebas científicas que aseguren su efecto depurativo en el organismo.

Además, algunos tipos de dietas destinadas a eliminar toxinas podrían tener efectos negativos en nuestra salud. Los alimentos que incorporamos en nuestra dieta pueden contener toxinas naturales, contaminantes orgánicos o metales pesados.

No obstante, nuestro organismo ya dispone de mecanismos para la eliminación de estos a través del riñón, hígado, piel, pulmones o el sistema gastrointestinal. Puedes contribuir a su buen funcionamiento llevando un estilo de vida saludable, dejando atrás hábitos nocivos como el alcohol y el tabaco, y realizando ejercicio de manera regular.

  • Bosch, A. (2004). Acidez y antiácidos. Offarm.
  • A, G. B., Daza, E. F., Juan, E. F., Parciales, E., & Tizzano, E. F. (2008). Hígado. Medicina y Laboratorio. https://doi.org/10.1016/B978-84-9022-065-8/00054-4
  • Gomes-da-Silveira, V., & Ribeiro-Filho, J. (2006). Anatomia y Fisiologia Hepatica. El Transplante Hepático En El Comienzo Del Milenio. https://doi.org/10.1108/14777281111173351