¿Cómo saber si tengo úlceras estomacales?

Además de no abusar de los antiinflamatorios, debemos recordar que las úlceras estomacales pueden tener un componente genético, por lo que, si es nuestro caso, debemos extremar las precauciones

Las úlceras estomacales son un problema para millones de personas en todo el mundo. En la mayoría de los casos se debe a una infección causada por la bacteria Helicobacter Pylori y a por las comidas o las tensiones emocionales, como habitualmente se suele creer.

En este artículo podrás aprender cómo detectar las úlceras estomacales y elegir un tratamiento adecuado. Ahora bien, antes debemos advertirte que visites siempre a tu médico si crees que sufres una úlcera estomacal.

Información importante sobre las úlceras estomacales

Las úlceras estomacales son lesiones en la membrana que recubre el estómago y la primera parte del intestino delgado (duodeno). Afectan tanto a hombres como a mujeres por igual.

El síntoma principal de este problema digestivo es la sensación de ardor en el estómago y en la zona del ombligo, aunque no hayamos comido nada.

Ver también: ¿Se puede depurar el estómago?

¿Cómo sé si tengo úlceras estomacales?

Siempre es bueno saber reconocer los síntomas de esta lesión de las membranas mucosas, ya que así podremos utilizar luego algún remedio casero. Por tanto, presta mucha atención:

Dolor en el abdomen

El dolor abdominal puede ser sintomático de úlceras estomacales.

Sin haber realizado ningún esfuerzo o comido demasiado, a veces se siente una especie de punzada entre el esternón y el ombligo. Este dolor puede ir variando en su intensidad y duración.

Te puede interesar: 9 alimentos capaces de eliminar tu dolor de estómago

La descripción más adecuada para este síntoma es la de “ardor” en el vientre. Es probable que lo sufras más por las noches y cuando tengas apetito, así como cuando haya pasado mucho tiempo desde la última vez que comiste.

Otros síntomas

Como ya te hemos dicho antes, las úlceras estomacales presentan diversas sintomatologías. Es preciso que estés pendiente a ellas y recuerdes que no siempre experimentarás los mismos signos al mismo tiempo —incluso puede haber varios que no los sientas nunca—. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Más eructos y flatulencias.
  • Incapacidad de beber líquidos.
  • Sensación de tener el estómago lleno sin haber ingerido nada, o bien aparición del hambre nada más haber comido.
  • Náuseas leves en las primeras horas de la mañana o pérdida de apetito.
  • Sensación de malestar general, cansancio o pérdida de peso.

Síntomas de úlcera grave

Si en su momento no prestaste atención a todos los síntomas anteriores y no seguiste ningún tipo de tratamiento, las úlceras se convierten en crónicas y provocan:

  • Vómitos (algunos con sangre)
  • Heces oscuras, con aspecto de alquitrán, y pastosas
  • Heces son sangre

Propensión a tener úlceras

Si bien las úlceras estomacales están causadas por una bacteria, hay personas más vulnerables a sufrir estas dolencias.

Úlcera estomacal

Presta atención a aquellas personas que tienen más probabilidad de desarrollar úlceras estomacales:

  • Personas ya infectadas con H. Pyroli u otra bacteria.
  • Aquellos que consumen medicamentos antiinflamatorios no esteroides con mucha frecuencia. La aspirina y el ibuprofeno son algunos de ellos.
  • Aquellos con antecedentes de úlceras en la familia.
  • Las personas que consumen alcohol en exceso.
  • Pacientes con enfermedades renales, pulmonares o hepáticas.
  • Los mayores de 50 años.

Tips para prevenir las úlceras

Si estás empezando a experimentar algunos síntomas o bien estás dentro de los grupos con mayor probabilidad de padecer este problema digestivo, es necesario que cambies algunos de tus hábitos. Así pues, sigue los consejos que te presentamos seguidamente. 

Aun así, lo primero que debemos hacer en consultar a un médico, ya que se puede tratar de un problema grave.

Dejar el cigarillo

Existe una relación muy estrecha entre fumar y la formación de úlceras estomacales, así como también con la mala cicatrización de las heridas provocadas en la mucosa y la recurrencia a padecerlas nuevamente.

Evitar alimentos “disparadores”

Debemos evitar el limón si sufrimos úlceras gástricas.

Nos referimos a aquellos que perjudican la salud del estómago y lo hacen más propenso a sufrir úlceras. Entre la comida vedada para evitar el desarrollo de estas lesiones podemos encontrar algunas muy consumidas como el café o el alcohol.

Sin embargo, también debemos evitar el chocolate, la menta, el tomate o las grasas; así como el ajo crudo, los picantes o los cítricos, como el limón.

No consumir ciertos medicamentos

Ciertas pastillas pueden estar ayudándote en una dolencia pero empeorando otra, como es el caso de las úlceras.

Por ejemplo, los antiinflamatorios para la artritis o los dolores musculares perjudican las mucosas digestivas. Consulta con el médico si hay otra alternativa a tu problema o busca tratamientos naturales.

Te recomendamos leer: 4 hierbas ideales para combatir el dolor generado por artritis

Zumos y remedios para las úlceras estomacales

Si finalmente has llegado a la conclusión de que estás sufriendo de úlceras digestivas al observar tus síntomas, sería bueno que ahora aprovecharas algunos de estos tratamientos caseros:

Aceite de oliva virgen extra.

Remedios de frutas

Algunas frutas, como el plátano, pueden ser muy útiles para ayudarnos a prevenir las úlceras estomacales. De este modo, es conveniente tomar un plátano verde hervido cada día. También podemos ingerirlo en un batido, al que añadiremos una rodaja de papaya. Este debemos beberlo hasta dos veces al día.

Por otro lado, podemos preparar un zumo a base de medio kiwi, un cuarto de melón y un poco de agua, una receta que sin duda será igualmente útil.

Infusiones: grandes aliadas frente a las úlceras estomacales

Algunas plantas naturales pueden ser de gran utilidad en la prevención de úlceras estomacales. Presta atención a las siguientes recetas:

  • Puedes hervir 2 cucharadas de manzanilla y 2 de melisa en una taza de agua. Infusiona 5 minutos, cuela y bébela después de cenar.
  • Mezcla 1 cucharada de malvavisco y 1 cucharadita de jengibre en una taza de agua hirviendo, reposa unos minutos y tómatela.

Echa un vistazo a: Remedios naturales con jengibre para las náuseas

  • Prepara un té con 1 cucharada de manzanilla, 1 de verbena y 1 de hipérico por taza de agua caliente. Cuela y bebe.
  • Haz una infusión con 1 litro de agua por cada 2 cucharadas de fenogreco. Cuela y endulza con miel.

Otros remedios

Aparte de las plantas naturales y de las frutas, podemos utilizar otros remedios en la prevención de úlceras. De este modo, algunos cereales se pueden convertir en grandes aliados. Tal es el caso del salvado de trigo o de las semillas de linaza, por ejemplo.

Por otra parte, también podemos consumir verduras. Un licuado con 2 zanahorias peladas y 1 hoja de col blanca puede sernos muy beneficioso en estos casos.

Descubre: 5 increíbles beneficios del apio que tú desconocías

Otra alternativa es preparar un zumo con media col verde y una rama de apio, el cual podemos endulzar con miel. Este fluido también puede ser consumido en muchas otras recetas y sernos igualmente de ayuda en la prevención de úlceras.

Finalmente, quizás te pueda interesar aplicar alguna de estas dos recetas:

  • En primer lugar, prueba a mezclar 2 claras de huevo y 2 cucharadas de aceite de oliva. Bébelo en ayunas.
  • Por otra parte, puedes poner 2 cucharadas de la salvia del aloe vera en un vaso de agua y añadir 1 de miel. Bébete el resultado 15 minutos después de almorzar y cenar.

¡Recuerda!

¿Has leído ya cómo prevenir las úlceras estomacales? ¿Sabes detectar sus síntomas? Una vez que lo tengas todo claro, ¡ya puedes empezar a utilizar algunos de nuestros remedios naturales! 

Pero, ¡recuerda de nuevo!: estas recetas nunca son un sustituto de ningún tratamiento, por lo que debes visitar a tu médico, ya que se puede tratar de un problema grave.

  • Angós, R. (2016). Gastritis. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2016.01.011
  • Department of health. (2011). Stomach ulcer. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1177/0264550517719105
  • Enroth, H., & Engstrand, L. (2016). Helicobacter pylori. In International Encyclopedia of Public Health. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-803678-5.00200-9
  • Mahadevan, V. (2017). Anatomy of the stomach. Surgery (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.mpsur.2017.08.004