¿Sabes cuál es la diferencia entre hipotiroidismo e hipertiroidismo?

Elena Martínez Blasco·
25 Junio, 2020
Mientras que las personas que padecen hipertiroidismo tienden a perder peso y suelen tener una sudoración excesiva, las que tienen hipotiroidismo pueden subir de peso y sentir más frío
 

A menudo hemos oído hablar de estas dos patologías pero lo más probable es que no sepamos claramente cuáles son las diferencias entre hipotiroidismo e hipertiroidismo.

Por eso, a continuación te explicamos cuáles son los síntomas de cada enfermedad, así como sus posibles causas y los tratamientos más habituales recomendados por los especialistas en la materia.

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula con forma de mariposa situada encima de la tráquea. El departamento de endocrinología del Instituto Universitario Dexeus explica que su función es producir y liberar las hormonas tiroideas (la tiroxina y la triyodetironina).

Estas hormonas permiten el correcto crecimiento, además de participar en en la regulación metabólica y en el mantenimiento de gran parte de las funciones corporales, como la asimilación de los nutrientes, la regulación del ritmo cardiaco y el desarrollo cerebral

Cuidar la tiroides
La tiroides está controlada por el hipotálamo y por la hipófisis.
 

Diferencias entre hipotiroidismo e hipertiroidismo

La principal de todas las diferencias entre hipotiroidismo e hipertiroidismo se deduce claramente de los nombres de las enfermedades. Mientras la primera indica una baja producción de las hormonas tiroideas, la segunda señala un exceso de las mismas.

Descubre: Cuidar la tiroides: la alimentación que la favorece

El hipertiroidismo

En el caso del hipertiroidismo, hay una excesiva función de la glándula que provoca también una hipersecrección hormonal, según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Afecta aproximadamente a un 1 % de la población, especialmente a mujeres de entre 30 y 40 años.

El signo más evidente es la aparición del bocio (tamaño aumentado de la tiroides) y los síntomas más habituales son la taquicardia, pérdida de peso, nerviosismo, temblores, insomnio y sudoración excesiva.

Causas del hipertiroidismo

 
  • Abuso de medicación con la hormona tiroidea.
  • Tumores benignos de la glándula tiroidea o de la hipófisis.
  • Consumo excesivo de alimentos con yodo o exposición directa al yodo.
  • Inflamación de la tiroides por infecciones virales, medicamentos o después del embarazo.

Tratamiento del hipertiroidismo

metformina

El médico determinará el tratamiento más adecuado a tu condición. Entre ellos, se incluyen los medicamentos antitiroideos que inhiben la excesiva producción de hormonas o los betabloqueadores que anulan los efectos de la hormona tiroidea en el organismo, el yodo radioactivo y la cirugía, donde se extirpa una parte o la totalidad de la glándula.

Otros consejos

No existen recomendaciones probadas sobre la dieta para el hipertiroidismo, algunos especialistas en medicina natural aconsejan evitar los alimentos ricos en yodo, así como el té verde e infusiones de menta y de melisa.

 

El hipotiroidismo

Lo padece el 3% de la población, sobre todo mujeres de más de 50 años o en el posparto. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos explica que esta condición se produce cuando la glándula de la tiroides no produce suficiente cantidad de hormonas.

Al disminuir los niveles de hormonas tiroideas en el plasma sanguíneo, pueden aparecer síntomas como cansancio, debilidad muscular, sensación de frío, aumento de peso inexplicable y depresión.

También hay otros síntomas más sutiles que pueden ayudar a detectar esta enfermedad difícil de diagnosticar: voz ronca, tez pálida y seca, cabello fino y pérdida del mismo, ritmo cardíaco lento y sangrado menstrual más intenso.

Causas del hipotiroidismo

  • Defectos congénitos.
  • Tratamientos con litio.
  • Carencia crónica de yodo.
  • Extracción de la tiroides.
  • Diferentes tipos de tiroiditis.
  • Terapias de radiación en el cuello.
  • Medicación antitiroidea (por ejemplo, con yodo radioactivo).
  • Enfermedad de Hashimoto (el propio sistema inmunitario ataca a la tiroides).
 
  • Después del parto (y generalmente después de haber sufrido también hipertiroidismo).

No te pierdas: Estrés e hipertiroidismo: una relación que debes conocer

Tratamiento del hipotiroidismo

Será el médico quien determine el mejor tratamiento para el hipotiroidismo en relación a tu condición general y tus necesidades. Por lo general, se trata con medicamentos que aportan al organismo la hormona que necesita para su correcto funcionamiento.

Si bien no existen datos científicos fehacientes que recomienden una determinada dieta a quienes padecen de esta condición, podría ser interesante consumir alimentos ricos en yodo ya que, como bien resalta un artículo de Endrocrinology and Metabolism, dicho mineral es un componente fundamental de las hormonas tiroideas. Entre ellos destacamos:

  • Huevos.
  • Membrillo.
  • Almendras.
  • Sal yodada o sal marina.
  • Pepino, guisantes, berros.
  • Albaricoques, plátanos, manzanas, higos.
  • Pescado azul, mariscos y alimentos marinos y algas ricas en yodo como las algas kelp o fucus.
 

Otros consejos

Recetas con algas verdes.

Si nos cuesta tomar las algas, que recomendamos que sean ecológicas para que no contengan sustancias tóxicas, podemos optar por consumirlas en comprimidos. Las “verduras del mar” no solo nos aportan yodo, sino también otros minerales y aminoácidos beneficiosos para el organismo.

Otra opción sería preparar sal con algas. Para ello, deberíamos moler sal marina y las algas que escojamos, mezclarlo todo y guardarlo bien cerrado. La sal actuará como conservante. Podremos usarlo de la misma manera que la sal normal a la hora de cocinar sopas, guisos, etc.

La clave está en la producción hormonal

Para finalizar, queremos remarcar que la diferencia esencial entre las dos enfermedades está dada por el trabajo que realiza la glándula tiroides, en un caso produciendo hormonas de más y en otra, de menos.

 

Si notas una disminución o un aumento de peso repentino y sin explicación, es decir sin hacer dieta, consulta con tu médico para que te examine y verifique que no tengas problemas de tiroides.

 
  • Imam, S. K. (2016). Hyperthyroidism. In Thyroid Disorders: Basic Science and Clinical Practice. https://doi.org/10.1007/978-3-319-25871-3_8
  • Ross, D. S., Burch, H. B., Cooper, D. S., Greenlee, M. C., Laurberg, P., Maia, A. L., … Walter, M. A. (2016). 2016 American Thyroid Association Guidelines for Diagnosis and Management of Hyperthyroidism and Other Causes of Thyrotoxicosis. Thyroid. https://doi.org/10.1089/thy.2016.0229
  • Shah, M., & Gharib, H. (2014). Hypothyroidism. In Endocrinology and Diabetes: A Problem-Oriented Approach. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-8684-8_3
  • Autónomos S, Salud B, Salud P, tiroides T, tiroides T. Todo sobre la tiroides. Sanitas. 2018. https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/san005158wr.html
  • El departamento de endocrinología del Instituto Universitario Dexeus. Tiroides. Qué es, qué función tiene? http://www.endocrino.cat/es/tiroides.cfm/ID/4576/ESP/tiroides-es-funcion-tiene-.htm
  • Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Enfermedad de la tiroides. https://espanol.womenshealth.gov/a-z-topics/thyroid-disease#
  • Endocrinol Metab (Seoul). 2014 Sep; 29(3): 240–247. Published online 2014 Sep 25. Effects of Increased Iodine Intake on Thyroid Disorders. doi: 10.3803/EnM.2014.29.3.240
  • Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. Hipertiroidismo. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000356.htm
  • Universidad Clínica de Navarra. Hipertiroidismo. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/hipertiroidismo