¿Sabes lo que pasa en tu cerebro cuando duermes?

16 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
El descanso es fundamental para que el cerebro pueda fijar las informaciones, datos y recuerdos acumulados durante el día.

Según el National Health Service de Reino Unido, una de cada tres personas en el mundo sufre de trastornos del sueño.

Estos padecimientos se han convertido en un problema de salud pública, que con el paso de los días puede provocar incapacidad, pues durante las jornadas diarias se puede presentar debilidad y dificultad para realizar las tareas cotidianas, como las escolares, las laborales y, claro está, la vida social. Por esta razón te contamos algunas cosas que pueden suceder en tu cuerpo cuando estás durmiendo.

¡Dormir es muy importante para el cerebro!

Dormir

El cerebro sigue trabajando mientras dormimos

Según un estudio realizado por la Universidad de Lieja, nuestro cerebro continúa despierto incluso cuando nos encontramos en durmiendo en sueño profundo.

Según los investigadores, el sueño REM no debe verse como una etapa de disminución constante y continua de la actividad cerebral, sino que también se caracteriza por aumentos de actividad transitorios y recurrentes en áreas específicas del cerebro.

Además, al verse la activación de áreas involucradas en el procesamiento de rastros de memoria, como las áreas para-hipocampales, el estudio podría señalar las funciones potenciales del sueño, en particular el papel cada vez más bien definido del sueño en la consolidación de la memoria.

El cerebro se cuida

El sueño beneficia el aprendizaje, la consolidación de la memoria y la integración de recuerdos nuevos con viejos, pero los mecanismos subyacentes siguen siendo muy debatidos. Según un artículo publicado en la revista Journal of Neuroscience, una hipótesis válida podría ser que los beneficios cognitivos del sueño provienen de su capacidad para renormalizar la fuerza sináptica total.

El cerebro se desintoxica

Algunos investigadores de la Universidad de Rochester afirman que mientras dormimos el cerebro pone a funcionar todos los mecanismos para limpiar los residuos nocivos que se acumularon durante el día. El mecanismo que se activa cuando estamos durmiendo se llama sistema glinfático y se activa precisamente cuando estamos dormidos y lo hace para eliminar beta-amiloide.

El cerebro permite retener la memoria al dormir

En un estudio publicado en Physologic Reviews de la Sociedad Americana de Fisiología, se determinó que dormir después del aprendizaje puede ayudar a retener la memoria. 

Además, este medio señala que las personas que duermen mal tienen dificultades para recibir información, interpretar eventos y acceder a información que han retenido previamente.

Otro estudio publicado en 2011 por la revista Journal of Neuroscience resalta la importancia del sueño en la consolidación de la memoria. Al parecer, el rendimiento de nuestro cerebro mejora significativamente tras haber dormido.

Beneficios para la figura

Cuando no se duermen las horas suficientes se reducen notablemente los niveles de leptina, esta es una hormona que inhibe el apetito, y aumenta la ghrelina las cuales tienen la función de estimular el apetito.

Por lo tanto, es muy importante y absolutamente necesario tener un sueño saludable que proporcione un buen descanso, logrando de esta manera el bienestar tanto para ti como para las personas que te rodean, pues de esta manera obtendrás una mejor calidad de vida.

Te recomendamos consultar con un especialista en el caso de que tengas problemas para conciliar el sueño.

  • Rasch, B., & Born, J. (2013). About Sleep’s Role in Memory. Physiological Reviews. https://doi.org/10.1152/physrev.00032.2012
  • Hobson, J. A. (2005). Sleep is of the brain, by the brain and for the brain. Nature. https://doi.org/10.1038/nature04283
  • Walker, M. P., & Stickgold, R. (2004). Sleep-dependent learning and memory consolidation. Neuron. https://doi.org/10.1016/j.neuron.2004.08.031
  • Walker, M. P., & Stickgold, R. (2005). Sleep, Memory, and Plasticity. Annual Review of Psychology. https://doi.org/10.1146/annurev.psych.56.091103.070307