¿Sabes como prevenir los catarros o resfriados?

15 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande
Las bajas temperaturas propician la aparición de los catarros o resfriados, ya que el sistema inmunitario se debilita. ¿Qué síntomas ocasionan? ¿Cuáles son sus diferencias con la gripe? En este espacio lo detallamos.

Prevenir los catarros y resfriados, así como otro tipo de infecciones de las vías respiratorias es de vital importancia. Todas ellas en general, dan lugar a una elevada tasa de mortalidad y a un gasto importante de los recursos de sanidad. 

No obstante, muchos de los fallecimientos se deben a que los catarros y resfriados acaban generando complicaciones cardíacas y respiratorias. Aunque los catarros y resfriados son patologías que duran como mucho una semana, resultan ser un problema para la salud pública.

¿Cómo se produce el contagio?

El contagio tiene lugar por el aire, a través de las gotas cargadas de virus. Estas gotas provienen de las secreciones tanto nasales, bronquiales o de la saliva, lo que hace que su propagación sea muy rápida. El factor que más contribuye a la diseminación de los virus son las bajas temperaturas del invierno.

Las temperaturas frias del invierno hacen que nuestro sistema inmunitario este más lento. Además, el frío hace que la muocsa nasal esté más seca y menos irrigada. Otros factores que facilitan la infección son:

  • Cansancio .
  • Estrés.
  • Afecciones alérgicas de nariz y garganta. 
  • El ciclo menstrual.
Mujer con síntomas de gripe
Las bajas temperaturas de invierno afectan la función del sistema inmunitario y facilitan la aparición de los resfriados.

Gripe y resfriado: ¿es importante diferenciarlos?

Tanto la gripe como el resfriado son patologías víricas agudas que normalmente duran aproximadamente siete días. Sin embargo, en ambas los síntomas  son parecidos, son patologías que presentan elevada incidencia y su tratamiento consiste en aliviar los síntomas. 

Los síntomas más caracteristicos del resfriado o catarro son que no hay fiebre, pero si que hay inflamación de las vías respiratorias superiores, ojos y oídos. Además, todos estos síntomas se acompañan de malestar general y pérdida de apetito. 

El proceso del resfriado se manifiesta con estornudos, congestión nasal y picor de garganta. No obstante, las secreciones nasales a medida que van pasando los días van haciendose más espesas, llegando en algunas ocasiones a presentar un aspecto o consistencia purulenta.

Por otra parte, los síntomas característicos de la gripe incluyen escalofríos, sudoración y fiebre que se pone de manifiesto bruscamente. Además, también puedes experimentar malestar  general, dolor muscular, dolor de cabeza y garganta y tos seca. 

Los síntomas de fiebre y dolor muscular suelen durar varios días, y la recuperación en general, suele ser más larga, durando el malestar general y la tos hasta 2 semanas.

Lee también: ¿Cómo afecta la gripe al cuerpo?

¿Cómo prevenir los catarros y resfriados?

La prevención de catarros y resfriados incluye medidas que conviene adoptar para prevenir y reducir el contagio de los virus entre personas. Entre estas se encuentran las siguientes:

  • Evita el contacto con las personas que están padeciendo el proceso, al menos durante los primeros días. En caso de que seas tu mismo quien sufre malestar, fiebre u otros síntomas gripales, aíslate y procura mantener una buena hidratación general.
  • Lávate a menudo las manos, con agua y jabón, o gel desinfectante. Evita los locales cerrados o lugares donde haya mucha gente.
  • Tápate la nariz y la boca cuando tosas o estornudes. Además, procura evitar el consumo de tabaco y alcohol, ambos perjudican el buen funcionamiento de tu sistema inmunitario y que las vías respiratorias se vean forzadas.
  • .Consume vitamina C en dosis de 1 g al día. 
  • Siempre que puedas evita el estrés, ya que es un factor que disminuye la actividad del sistema inmunitario
Mujer con gripe en la cama
Evitar el contacto con personas infectadas, lavarse las manos constantemente y asegurar una óptima hidratación es clave para prevenir los resfriados.

Alternativas para prevenir los catarros y resfriados

Actualmente exísten alternativas para prevenir los catarros y resfriados, aunque no en todos los casos se dispone de evidencia científica contrastada. Las alternativas son a base de sustancias presentes en vegetales y hongos , estas sustancias contribuyen a reforzar el sistema inmunitario.

En el caso de los hongos, como los ascomicetos y basidiomicetos. aportan beneficios por su contenido en germanio. 

La raíz y el rizoma de equinácea contienen compuestos que le confieren actividad inmunoestimulante. También hay evidencia de la eficacia del extracto etanólico de la raíz de pelargonium sidoides ante las infecciones víricas de las vías respiratorias.

También te puede interesar: Cómo recuperarse de una gripe: 6 hábitos que ayudan

Conclusión

Prevenir los catarros y resfriados es importante, no sólo por su incidencia en el sistema sanitario, sino también porque es una de las causas más frecuentes de bajas escolares y laborales.

  • González Requejo, Á. (2015). Catarro de vías altas.
  • Libano, R. U. (2013). Tratamiento del catarro. Evidencia científica. Anales de Pediatria Continuada. https://doi.org/10.1016/S1696-2818(13)70138-0
  • Rosas, M. R. (2008). Gripe y resfriado. Clínica y tratamiento. Offarm.