¿Sabías que Cuatro de cada diez tumores se pueden prevenir?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 26 diciembre, 2018
Aydee Castaño · 19 enero, 2014
Es fundamental realizar actividad física, mantener una actitud positiva así como una alimentación sana y acudir a revisiones periódicas, ya que el 90% de los casos se pueden curar si tiene un diagnóstico precoz.

Investigaciones actuales confirman que, por lo menos, cuatro de cada diez tumores se pueden prevenir. Esto se puede lograr llevando una alimentación sana, manteniendo hábitos saludables, así como una constante actividad física. Sin embargo, lo más importante es acudir a nuestro médico a realizarnos un completo chequeo cada seis meses. Además, debemos seguir las recomendaciones que el especialista proponga.

Aparentemente, hasta un 40% de los tumores se pueden prevenir simplemente manteniendo comportamientos saludables. La mayoría se pueden curar cuando son detectados a tiempo y por su puesto siguiendo correctamente el tratamiento médico que se ha indicado. Por esta razón es muy importante hacerse puntualmente todos los chequeos de rutina. Mediante estos se pueden detectar anomalías que serán revisadas más a fondo, y si se encuentra algún tumor será tratado a tiempo.

Consultar al medico es esencial para prevenir la aparición de tumores.

Lo que piensan algunas personas…

Muchas personas piensan equivocadamente que el cáncer no se puede prevenir. Piensan que no es posible evitarlo puesto que es heredado, o que quizás es provocada por factores del medio ambiente. Sin embargo, estas son actitudes que predisponen a las personas a padecer este tipo de enfermedades. Al pensar de ese modo no acuden a ningún control porque suponen que no les servirá de nada.

»Lo que tal vez no saben es que esta es una enfermedad que muy a menudo es provocada por causas o comportamientos individuales»

Así lo explica Andreas Ullrich, quien pertenece al Control de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Suiza.

El estilo de vida condiciona los tumores

Por lo tanto es importante que se realicen algunos cambios en el estilo de vida, como por ejemplo:

  • Dejar de fumar. Del mismo modo, no permanecer en aquellos lugares en los que se encuentran personas que fuman.
  • Llevar una dieta saludable
  • Tratar de mantener el peso adecuado
  • Realizar constante actividad física
  • No exponerse al sol sin utilizar una adecuada protección.

»Asimismo, cuando una persona consume mucho alcohol,incrementa el riesgo de padecer un cáncer

Esta afirmación se hace después de un estudio canadiense. En él se ha demostrado que tomar una sola bebida alcohólica al día durante mucho tiempo, puede predisponer a la persona padecer de cáncer. Además está comprobado que el cáncer de mama aumenta hasta un 3% al consumir diez gramos de alcohol al día.

Otro factor que puede aumentar el riesgo de padecer cáncer después de la menopausia es la obesidad. El índice de masa corporal en todo tipo de personas no debería pasar de 28.5

Nuevamente todos los expertos coinciden en la importancia de adquirir buenos hábitos alimenticios, en los cuales se aumente el consumo de una gran variedad de frutas y verduras. También es muy importante incluir granos enteros y reducir al máximo la ingesta de carnes rojas, así como la sal. Por otro lado, es importante también aumentar el consumo de pescado y  el aceite de oliva virgen. Incluso, añadir a los alimentos especias como la cúrcuma, el romero, el ajo y la cebolla.

El ajo puede ser un gran aliado para protegerte del cáncer de pulmón.

 

Prevenir infecciones

Además también se deben de tener en cuenta los virus y algunas bacterias que pueden predisponer al organismo a contraer un tipo de cáncer, como es el caso del virus del papiloma humano. Está vinculado directamente con el cáncer de cuello uterino, así como la bacteria helicobacter pylori, la cual aumenta el riesgo de padecer cáncer de estómago.

¡Recuerda!

Para prevenir algunos tumores es importante asistir a los controles médicos de rutina y hacerse los exámenes que el médico recomiende. Mediante estos se puede hacer un diagnóstico temprano y comenzar un tratamiento inmediato.

Además, algo que no puede ser menos importante es mantener una actitud positiva ante la vida, no dejarse llevar por los problemas y mantener el buen humor.

Chang, S., & Cameron, C. (2012). Addressing the future burden of cancer and its impact on the oncology workforce: where is cancer prevention and control? Journal of Cancer Education : The Official Journal of the American Association for Cancer Education, 27(2 Suppl), S118-27. https://doi.org/10.1007/s13187-012-0342-3

Senkomago, V., Joseph, R., Sierra, M., Van Dyne, E., Endeshaw, M., Duran, D., … Saraiya, M. (2018). CDC Activities to Enhance Training in Cancer Prevention and Control in Field Epidemiology Training Programs in Low- and Middle-Income Countries. Journal of Global Oncology, 4(4), 1–9. https://doi.org/10.1200/JGO.18.00042

Ory, M. G., Anderson, L. A., Friedman, D. B., Pulczinski, J. C., Eugene, N., & Satariano, W. A. (2014). Cancer prevention among adults aged 45-64 years: setting the stage. American Journal of Preventive Medicine, 46(3 Suppl 1), S1-6. https://doi.org/10.1016/j.amepre.2013.10.027

Cortés, J., Esteva, M., Gioseffi, H., Pardo, J., & Torrecabota, J. (2016). La prevención del cáncer. Qué sabemos que debemos hacer. Asociación Española Contra El Cáncer, 12. Retrieved from https://www.aecc.es/Comunicacion/publicaciones/Documents/Prevencion-Cast.pdf
G�lvez, M., Alonso, J. M., Bellas, B., G�mez, A., Gonz�lez, J., Mel�s, E., & Marzo, M. (1997). Prevenci�n del c�ncer. Atenci�n Primaria, 20(2), 101–121.