¿Sabías que la posición en que duermes con tu pareja dice mucho de la relación?

A pesar de que el lenguaje corporal puede variar, la postura que adoptamos al dormir con nuestra pareja puede ser una ventana emocional hacia la situación que vivimos con ella en ese momento.

¿Te has fijado en cómo duermes con tu pareja? Lo más probable es que si te pones a pensar, te des cuenta de que cuando peleas con tu pareja sueles darle la espalda al dormir o buscar otra posición en la cama para evitarla.

O al contrario, seguramente has notado que cuando habéis tenido un día romántico o si las cosas están muy bien entre ambos, el descanso lo hacéis con los cuerpos entrelazados y de la forma más acogedora y cercana posible.

De acuerdo con especialistas en cognición y lenguaje, la posición en que las parejas duermen dice mucho del momento por el que pasan. A pesar de que el lenguaje corporal puede variar, a nivel general la posición es una ventana emocional hacia la situación que vive la pareja en su momento.

¿Te gustaría conocer qué dicen las posiciones en las que duermes con tu pareja? Pues vamos a verlo, quizá te sorprendas.

Duermes con tu pareja de espaldas, pero os tocáis

Pareja que duerme de espaldas

Las parejas que acostumbran a dormir en esta posición reflejan que respetan su espacio individual, pero sin perder el contacto. Son dinámicas, manejan su vida de forma independiente pero su relación es estable y saludable.

Según los especialistas, esta posición refleja confianza entre la pareja sin necesidad de que el uno esté en presencia del otro.

De espaldas y separados

Pareja que duerme de espaldas separada

Esta posición es una alerta de que algo anda mal en la relación. Es una necesidad a mantener distancia y el deseo de tener mayor libertad en la vida de ambos. La falta de contacto entre los cuerpos en direcciones opuestas puede indicar que hubo una fuerte disputa o que uno de los dos busca total independencia.

En este caso hay que entrar a analizar muy bien la posición. Por ejemplo, si las manos están cerradas y el cuerpo tenso, son señales de que la pareja no se quiere comunicar e incluso le resulta insoportable la presencia del otro.

Pero si el cuerpo esta suelto, no hay tensión en la relación y esto podría indicar que hay confianza y respeto por el espacio del otro.

De frente hacia el otro, sin tocarse

PAreja durmiendo de frente

Dormir en esta posición es signo de querer intimidad y de que existe el deseo de ver a la pareja. Cada uno sabe respetar sus momentos de intimidad, pero tienen una conexión que les impide distanciarse. Por lo general, este tipo de parejas asume más fácil la rutina y los problemas diarios.

Te puede interesar: 7 formas de mejorar la comunicación en pareja

Entrelazados

PAreja que duerme entrelazada

Los especialistas coinciden en que esta posición es señal de deseo y de una pasión muy fuerte. Es muy común cuando la relación está empezando y, por lo general, ocurre cuando ambos se quedan dormidos después de tener intimidad.

Si duermes con tu pareja de este modo, te conviene saber que estar entrelazados podría revelar el deseo sexual, pero según expertos, es posible que la pareja que acostumbre esta posición sufra de celos.

De cucharita

Pareja durmiendo de cucharita

En este caso, la persona que suele abrazar tiende a guiar y proteger a la otra persona. La pareja se siente cómoda y segura a su lado y es posible que cuando no la abrace mientras duerme se sienta desprotegido.

Es una posición que refleja la armonía perfecta entre la pareja. Sin embargo, en ocasiones puede indicar que hay cierta inseguridad en la relación.

Abrazados

pareja que duerme abrazada

Según los especialistas en el lenguaje corporal esta posición refleja compromiso, amor y cariño entre la pareja. En general refleja que las cosas están muy bien y la vida sexual es excelente.

Dormir con la cabeza sobre el hombro de la otra persona es un indicio de que la persona se siente bastante segura de su pareja.

El espacioso y la reducida

Pareja durmiendo

Esta no es una posición buena para la pareja, ya que la persona que ocupa más en la cama no demuestra afecto por su pareja. Incluso esta posición refleja que la relación pasa por un momento difícil, en la que la persona que ocupa menos espacio sufre baja autoestima e inseguridad, mientras que la que ocupa más aún cree que la relación es exitosa.

Lee también: Dónde se encuentran los principales problemas de cada pareja

Cada uno en su espacio, pero con los pies entrelazados

Pareja que duerme con los pies entrelazados

Esta posición refleja que ambos se aman, pero hay que prestarle más atención a la relación. Es una combinación entre amor, pasión y diferencias en la relación. El hecho de dormir con los pies entrelazados es símbolo de compromiso con el otro y la complicidad entre pareja.

¿Cómo duermes con tu pareja? Fíjate muy bien y analiza por qué lo haces así. Ahora ya tienes algunas claves para entenderlo.