¿Sabías que puedes caminar sobre el agua?

Es posible que puedas caminar sobre el agua más pronto de lo que piensas. Descubre a continuación cómo se ha hecho posible esto.

Dice la Biblia que Jesucristo lo hizo, por ello, muchos estudiosos han dedicado años de su vida para averiguar si caminar sobre el agua es realmente posible.

Gracias a ello, hoy en día se sabe que caminar sobre el agua no se trata de una ficción. Y aunque no se puede caminar sobre cualquier líquido, pero sí sobre los líquidos no-newtonianos. Se trata de una sustancia que se conoce como Oobleck.

Sus componentes son harina de maíz y agua. Por eso es una sustancia blancuzca y viscosas. Por otra parte, el Oobleck adquiere, según la presión que se le ejerza, la característica de un sólido.

Caminar sobre el agua con el Oobleck

Caminar sobre el agua con el Oobleck

El Oobleck es una sustancia que está compuesta de 2/3 de harina de maíz y 1/3 de agua. ¿Solo eso? Sí. Estos componentes son muy fáciles de conseguir y se pueden unir para obtener una mezcla mágica.

Se caracteriza por tener la capacidad de convertirse en un sólido según la presión que se le aplique. Esta misma característica las poseen todos los líquidos no-newtonianos.

Si echas la mezcla en una piscina, una persona puede correr de un extremo a otro si lo hace rápidamente. Pero si se detiene por unos segundos se hundiría el Oobleck y se convertiría, nuevamente, en un fluido más.

En estos líquidos, la viscosidad no está definida y mucho menos constante. Mientras más presión se le aplique más sólido se vuelve.

Pero si nada interfiere en su naturaleza, mantiene su condición líquida. De ahí el poder de haberse convertido en la sustancia que haya permitido caminar sobre el agua.

Te recomendamos leer: 5 usos alternativos de la fécula de maíz que te gustará conocer

El lagarto basilisco, un modelo para imitar

La ciencia ha tratado de copiar todos los comportamientos de la naturaleza y hacerlos intrínsecos a los seres humanos. Desde el vuelo de las aves, pasando por las capacidades sumergibles de los peces, hasta el protagonista de esta historia: el lagarto basilisco.

Se trata de un reptil que es capaz de caminar sobre el agua. Por esto, ha sido objeto de numerosos estudios que han establecido como objetivo determinar si el hombre pudiese, en un futuro, cumplir con esta expectativa.

Para poder caminar como el basilisco, el ser humano tendría que tener la planta del pie de un metro cuadrado, aproximadamente. Sería necesario que este mismo humano tenga mucha fuerza y tendría que alcanzar una velocidad cerca de los 108 kilómetros por hora.

En la luna sí sería posible caminar sobre el agua

Luna

Un grupo de investigadores publicó, en la revista científica Plos One, un modelo que indica qué sucedería si se cambia la superficie de apoyo y con ella la fuerza de gravedad.

Los resultados arrojaron que caminar sobre el agua sería una posibilidad si estuviésemos en la luna. También señalaron que tendríamos que ser sometidos a:

  • Una gravedad cinco veces menor a la que tiene la Tierra.
  • Una velocidad necesaria para cruzar una laguna con la misma capacidad que el lagarto antes mencionado.

Estas condiciones no se pueden conseguir en nuestro planeta, pero sí las reúnen la luna y Júpiter. No obstante, los experimentos aquí en la Tierra continúan y el Oobleck ya es una avance considerable.

Lee también: ¿Cuál es el efecto de la Luna en los seres humanos?

Inversión publicitaria

Las marcas de grandes empresas ya han dispuesto una gran parte de su capital para contribuir con las investigaciones de este fenómeno.

La marca deportiva Hi-Tec creó unas zapatillas que repelen el agua gracias a la tecnología de iones enmascarados. Gracias a este descubrimiento, la empresa lanzó una campaña publicitaria en las redes sociales que se volvió viral.

En ella, unos atletas corrían sobre el agua durante varios minutos y por varios metros. Su gesta impactó al público y marcó tendencia. Gracias a esta idea, nació un nuevo deporte.

Se le conoce como Walk on water (Liquid Mountaineering), y consiste en competencias de atletas que pueden correr sobre el agua. Está en pleno desarrollo, pero se espera una importante acogida por los deportistas del futuro.

¿Ilusionismo o magia?

Ilusionismo o magia

Muchos han sido los ilusionistas que han tratado de sorprender a su público haciéndoles creer que caminan sobre el agua, cuando, en realidad, todo se trata de una ilusión. Criss Angel, un ilusionista de Estados Unidos, logró caminar sobre el agua de una piscina gracias a sus trucos.

Caminar sobre el agua ya no se trata de una fantasía o de algo inalcanzable. Ahora que se han revelado los trucos, se ha podido avanzar en el tema. Además, la curiosidad siempre gana por ello la ciencia ha avanzado en sus investigaciones y cada día obtenemos nuevos datos.