Sabrosa y sin calorías: receta de mermelada de tomate

El consumo habitual de tomate nos ayuda a reducir hasta en un 50 % la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular.

¿Has probado alguna vez la mermelada de tomate? Tiene una textura de exquisito sabor, no es demasiado dulce y te permite poder mezclarla con todo tipo de platos, es versátil, deliciosa y lo que es más importante: se trata de una de las mermeladas más beneficiosas para nuestra salud.

Dispone de infinidad de vitaminas, en especial todas las correspondientes al complejo B, es muy rica en carotenos, de ahí su atractivo y característico tono rojizo. Pero, por si esto no fuera poco, la mermelada de tomate apenas tiene calorías, es fuente maravillosa de antioxidantes y dispone de propiedades antibacterianas, anticancerígenas e hipoglucemiantes, datos que han sido avalados los nutricionistas, evidencias que nos demuestran además, que es una increíble aliada para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Beneficios del tomate

menta-y-tomate

  • Reduce el colesterol: Gracias a un de sus elementos más importantes: el licopeno, el tomate se alza como un fabuloso modo de eliminar toxinas y reducir el colesterol. Son muchos los estudios que lo avalan, de hecho, las personas que toman habitualmente tomate, ya sea mediante ensaladas, jugos o mermelada, reducen al 50% la probabilidad de sufrir un accidente cardiovascular. El licopeno tiene como función “proteger nuestras arterias”.
  • No tiene calorías ni grasas: Un 95% del tomate es agua, nos aporta nutrientes y nos da sensación de plenitud, sin engordar. Son además una fuente inagotable de vitaminas B, A y C y minerales como Calcio, magnesio, potasio y sodio, fósforo, hierro, manganeso.
  • Mejora la vista y ayuda a afecciones bucales: Consumir tomate nos evita que aparezcan las molestas llagas en la boca, además, cuida de nuestra vista.
  • Aliado contra el cáncer: Estudios de la universidad de Harvard nos dicen que si consumimos tomate habitualmente, podremos prevenir los cánceres asociados al sistema digestivo, así como el cáncer de mama.

Receta de la mermelada de tomate

MERMELADA TOMATE

Ingredientes

    • Un kilo de tomates.
    • 400 gramos de azúcar
    • El zumo de un limón
    • Una ramita de canela

Elaboración

  • Empezaremos escaldando los tomates, para ello llenaremos una olla con agua para llevarla al fuego. Cuando empiece a hervir introducimos el kilo de tomates y los dejamos durante poco tiempo, menos de un minuto. Una vez veamos que están escaldados, los retiramos y los enfríamos con agua fría. Ahora nos será más fácil pelarlos. Recuerda quitar las semillas siempre que te sea posible.
  • Ahora vamos sacando la pulpa de los tomates, la podemos ir colocando en un cuenco o un bol. Una vez retirada toda la pulpa, vierte por encima el azúcar y el zumo de limón y deja reposar esta mezcla una hora. De ese modo se irá la acidez del tomate y los sabores se mezclarán mejor.
  • Es el momento de llevar este preparado a una cazuela para empezar a cocer todos los ingredientes a fuego lento. Recuerda introducir en esta mezcla la ramita de canela, le dará un sabor muy delicioso y especial. Ve removiendo poco a poco, siempre a fuego lento, de este modo irá sacando su jugo y la mermelada estará más fina. Esta cocción tendrá una duración de al menos una hora, tú misma puedes ir probándola de vez en cuando para comprobar que esté a tu gusto, pero no olvides sobre todo ir removiéndola de vez en cuando o correremos el riesgo de que se queme por debajo y quede por defecto ese sabor amargo.
  • Cuando tenga una textura más o menos fina y ligera ya puedes apagar el fuego. Ahora deja que la mezcla repose al menos media hora más, dejaremos que se enfríe para que así la mermelada termine de cuajar, poco a poco verás como al enfriarse se vuelve un poquito más espesa. Es sencillamente deliciosa.
  • Ahora si lo deseas puedes ir colocándola en frascos de cristal para conservarla. Un modo de que te duren más es envasarlas al vacío, y sabes que un modo de conseguirlo es por ejemplo introducir la mermelada de tomate en frascos de cristal y luego poner dichos frascos en una cazuela con agua hirviendo. Una vez hagan el característico sonido “pop”, estarán ya cerrados de modo hermético y te durarán más tiempo.

Una forma excelente de combinar la mermelada de tomate es por ejemplo con una tostada integral junto a una rodajita de queso brie, la combinación es sencillamente ideal.

Imagen cortesía de Cocina de Neus.

Categorías: Postres Etiquetas:
Te puede gustar