¿Por qué salen los orzuelos y cómo combatirlos?

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Los orzuelos son abultamientos en la región ocular originados por una infección de las glándulas sebáceas del ojo. Son muy comunes y suelen desaparecer rápido, pero de todos modos es importante saber cómo prevenirlos y seguir el tratamiento indicado por el especialista.
 

Cuando salen los orzuelos, esto se debe a una infección que se presenta en las glándulas sebáceas de la zona próxima al borde del párpado. Pueden aparecer en uno o en ambos párpados y son una alteración bastante común.

Es posible diferenciar entre los orzuelos que se desarrollan dentro del párpadio y en la región externa de este, según detalla una publicación del Colegio Nacional de Ópticos y Optometristas de España.

Los orzuelos internos se deben a una infección en las glándulas de meibomio, detrás de las pestañas. En tanto, los externos se relacionan con las glándulas sebáceas de las pestañas.

¿Por qué salen los orzuelos?

Ojo de una mujer con orzuelo.
La obstrucción del canal sebáceo es la causa de que salgan los orzuelos.

En primer lugar, como indica un artículo de Medline Plus, los orzuelos salen por la infección de las glándulas sebáceas del párpado. Por norma general, dicha infección es provocada por las bacterias que se multiplican en la zona.

En cualquier caso, se forma un quiste de grasa en la glándula que impide la liberación de más grasa al medio externo. Estas sustancias actúan como lubricantes y protectores de la piel de las zonas próximas. Finalmente, esa acumulación es la que provoca la formación del orzuelo en sí.

 

Lee también: 7 razones por las que se pueden hinchar los ojos

Síntomas de los orzuelos

Es muy común la presencia de señales o alteraciones asociadas a este problema. De acuerdo con lo que detalla una publicación de la Universidad Johns Hopkins, los síntomas más comunes son:

  • Lagrimeo.
  • Fotosensibilidad, es decir, sensibilidad a la luz.
  • Ojos rojos y con lagañas.
  • Inflamación y molestias en la zona del párpado al pestañear.

Además, se suele formar una especie de abultamiento rojizo —similar a un grano o a una espinilla— en la zona infectada.

Tratamiento para los orzuelos

Desde luego, debe ser un oculista quien analice los diversos síntomas que haya desarrollado el paciente. Después, el profesional procederá a la identificación del desencadenante del problema y, finalmente, recomendará el tratamiento más efectivo y adecuado para cada caso clínico.

Sin embargo, y a pesar de resultar muy molestos, en la gran mayoría de los casos los orzuelos que aparecen son de carácter leve. Por norma general, terminan por desaparecer por sí solos tras un período de tiempo variable.

Normalmente, el proceso de curación no se prolonga más allá de una semana. Solo si el orzuelo tarda en curar, el médico puede recetar una pomada con algún compuesto antibiótico.

En cualquier caso, se asegurará la curación completa y con un menor riesgo de complicaciones si se siguen las pautas que recomiende el especialista. Algunas de las sugerencias que brinda la Universidad Johns Hopkins son:

  • Limpiar con frecuencia la zona afectada: se puede lograr restregando la zona ocular suavemente con una toallita húmeda. Más tarde, se deberá secar la zona con un paño o toalla no contaminado y con golpes suaves.
 
  • Colocar compresas con agua tibia sobre el párpado afectado durante unos minutos. Esta medida puede repetirse varias veces al día para lograr el alivio temporal.

La medicina tradicional también recomienda impregnar la compresa con algo de infusión de manzanilla para lograr un efecto calmante y la disminución de la inflamación. Efectivamente, esta hierba posee propiedades antiinflamatorias para la zona periocular, según un estudio realizado por profesionales de la Universidad de Costa Rica.

La higiene es fundamental cuando salen los orzuelos

Todas las fuentes citadas con anterioridad coinciden en que es imprescindible prestar especial atención a las medidas de higiene. Como recomendación principal, se aconseja lavarse las manos antes y después de tocarse la zona afectada para aplicar los tratamientos prescritos.

Además, se deberá evitar la aplicación de maquillaje y el uso de lentillas o lentes de contacto mientras dure la infección. De igual modo, conviene no compartir toallas, almohadas o pañuelos con otras personas, para evitar posibles contagios.

Te puede interesar: 7 cuidados básicos para la higiene de los ojos

¿Se puede prevenir la aparición de los orzuelos?

Ojo con orzuelo
Si te salen orzuelos en los ojos, una buena limpieza del maquillaje es esencial para evitarlos.
 

Los especialistas recomiendan una serie de pautas que pueden disminuir el riesgo de padecer un orzuelo. La principal recomendación es la higiene ocular; mantener párpados y ojos limpios es importante para prevenir infecciones.

Una medida básica en este sentido es retirar el maquillaje antes de ir a dormir. También es muy importante no compartir objetos como gafas o toallas y cuidar la higiene de las lentillas o lentes de contacto y limpiar la zona facial con regularidad.

Además de todo ello, hay que evitar actos como frotarse en exceso los ojos. Es algo que se suele hacer de manera inconsciente, pero que puede facilitar que microorganismos que se encuentran en las manos pasen a los ojos.

Finalmente, si aparece el orzuelo y resulta muy molesto o tarda en desaparecer, es aconsejable acudir al médico. La consulta con el especialista también será indispensable si aparecen otros síntomas como fiebre o problemas de visión.

 
  • Protuberancia en el párpado. MedlinePlus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001009.htm
  • Hordeolum (Stye). Johns Hopkins Medicine. https://www.hopkinsmedicine.org/health/conditions-and-diseases/hordeolum-stye
  • Jiménez Delgado, Jefrey; Madrigal Rojas, José; Salazar Barrantes, Sofía. 2009. Tratamiento con Manzanilla (Matricaria chamomilla), para reducción de las ojeras. Universidad de Costa Rica. http://repositorio.ucr.ac.cr/handle/10669/12372