Sales minerales: qué son y dónde encontrarlas

Además de tener consecuencias importantes a nivel interno el déficit de sales minerales también puede percibirse desde el exterior, con una piel más seca o unas uñas frágiles

El cuerpo es un sistema maravilloso, de perfecta armonía. Sin embargo, cuando lo descuidamos puede reaccionar de cierta manera para hacernos saber lo que le agrada y lo que no. Entre lo que le agrada están las sales minerales, que ayudan a su perfecto funcionamiento.

En el siguiente artículo ahondaremos un poco sobre ellas y te daremos algún listado con los alimentos que las contienen. De esta manera descubrirás el montón de propiedades beneficiosas que nos pueden aportar. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las sales minerales?

Según la Organización Mundial de la Salud se les llama sales minerales a las moléculas de tipo inorgánico que, en los organismos vivos, aparecen precipitadas, ionizadas o asociadas a alguna molécula.

  • Las que aparecen precipitadas forman estructuras duras que proporcionan protección a quien las posee. También cumplen con funciones reguladoras.
  • En el caso de las sales minerales ionizadas, cuando se les disuelve en agua, manifiestan cargas positivas o negativas. Esto ayuda, por ejemplo, en la amortiguación de cambios de pH.
  • Por último, las sales que se asocian con alguna molécula lo hacen para realizar alguna función que, por separado, no podrían.

Te recomendamos leer: Beneficios de las sales de Epsom

¿Cuál es la importancia de las sales minerales?

sales-epsom

La función de las sales minerales se centra en el crecimiento y la salud del cuerpo humano en general. Su finalidad principal es la de hacer posible la realización de ciertos procesos químicos y formar algunas estructuras que el organismo necesita.

Según la OMS las sales minerales son las encargadas de la formación del tejido humano, de la creación de hormonas y sirven como reguladoras de algunas funciones orgánicas.

Dentro de ellas, las más conocidas son:

  • Sodio.
  • Calcio.
  • Hierro.
  • Magnesio.
  • Potasio.
  • Fosforo.

Las sales minerales, como las vitaminas, carecen de calorías. No obstante, esto no significa que su consumo pueda ser desmedido. Por el contrario, su proporción tiene que ser regulada.

Funciones de las sales minerales más importantes

A continuación veremos las funciones más importantes de cada una de estas sales minerales y cómo, de acuerdo a la OMS, esto nos puede afectar en nuestro cuerpo.

Sodio

Alimentos ricos en sodio

El sodio ayuda a mantener equilibrados los líquidos en el cuerpo, dentro y fuera de las células. Ayuda a la transmisión y generación de impulsos nerviosos y a la correcta respuesta de los estímulos musculares.

  • Su carencia puede inducir a la fatiga.

Calcio

Esta sal mineral ejerce diversas funciones en el organismo humano. Forma parte de los huesos y dientes y los mantiene sanos. Asimismo, su presencia es de gran importancia para la coagulación de la sangre.

  • Al no ingerir lo suficiente esta sal mineral, podemos presentar fragilidad en cabello y uñas, así como pérdida de memoria e inclusive correr el riesgo de padecer osteoporosis.

Hierro

Alimentos-ricos-en-hierro

El hierro hace posible la formación de la hemoglobina. Esta es una proteína que contienen los glóbulos rojos y que permite el transporte del oxígeno hasta los tejidos.

Magnesio

El magnesio participa en las transmisiones nervios y en la relajación muscular manteniendo en equilibrio del ácido-base. Algunas de las consecuencias del déficit de esta sal mineral en el cuerpo incluyen:

  • Irregularidad en el ritmo cardíaco.
  • Fatiga en general.
  • Calambres musculares.
  • Ansiedad.

Potasio

10 alimentos ricos en potasio para incorporar a tu dieta

El potasio es una sal mineral elemental para el cuerpo, debido a las funciones que realiza. Por ejemplo, regula el agua dentro y fuera de las células, en conjunto con el sodio, esencial para el correcto crecimiento del organismo humano.

Entre las consecuencias del déficit de potasio destacan:

  • Piel seca.
  • Sensación de sed continua.
  • Debilidad general.

Ver también: Potasio: regulación y funciones

Fósforo

El fósforo es uno de los principales encargados de la formación de huesos y dientes. Así, cumple un papel de vital importancia, pues determina la forma en que el cuerpo usa los carbohidratos y las grasas.

La falta de fósforo puede conllevar a padecer:

  • Insomnio.
  • Fatiga.
  • Nerviosismo.

¿Qué alimentos son ricos en sales minerales?

Calcio

El calcio se encuentra, esencialmente, en los productos lácteos como yogures, quesos y la leche.

Potasio

El potasio está presente en las frutas. Ya que el potasio es útil para la actividad muscular, el plátano es de gran ayuda para los calambres. También lo encuentras en la legumbres, carnes, pescado y hasta en el chocolate.

Hierro

El hierro podrás absorberlo de la casquería, los mariscos, el cacao, legumbre, yemas de huevo, o cereales en general.

Magnesio

El magnesio lo encontrarás también en algunos de los productos ya mencionados: está presente en el germen de cereal, frutos secos, legumbres, chocolate y pan integral.

Fósforo

El fósforo podrás obtenerlo de cualquier lípido, como la carne o el pescado.

Las sales minerales son necesarias para el correcto funcionamiento del organismo humano. Al igual que las vitaminas, deben de ser ingeridas diariamente.

Su aportación varía en función de la persona que las tome. Analiza tu dieta diaria y si los productos aquí recomendamos no están presentes en ella, añádelos y disfruta de lo que traerán consigo.

  • James F. SutcliffeDennis A. Baker. Las plantas y las sales minerales. Omega, 1979. 
  • Antonio José González Jiménez. Investigación educativa y salud transcultural en contextos multiculturales. Universidad Almería, 2016. 
  • Diego Bellido Guerrero. Manual de nutrición y metabolismo. Ediciones Díaz de Santos, 2006.