Cómo hacer salmorejo para evitar el cáncer de colon

Podemos aprovechar el salmorejo para prevenir el cáncer de colon, pero también para esquivar los efectos secundarios de la quimioterapia, ya que mejora la salud de nuestro sistema inmunitario

En general, el salmorejo es una receta muy saludable. Elaborado casi en exclusiva con productos vegetales, constituye un plato indispensable para aquellos a los que nos gusta cuidarnos.

Además, se elabora con rapidez y se conserva durante varios días, lo que lo convierte en una alternativa ideal para aquellos a los que no les gusta la cocina o no tienen mucho tiempo para ello.

A veces, no solo se trata de cocinar sano, sino que también buscamos agilidad en la preparación. Las exigencias laborales y familiares son demasiado rígidas.

Por otro lado, un reciente estudio ha demostrado que sus ingredientes son muy útiles para evitar el cáncer de colon.

  • El tomate consta de una serie de compuestos que impiden que las células cancerosas crezcan. Además, cuando estos, los licopenos, entran en contacto con el aceite de oliva, su efecto se intensifica.
  • Por si esto fuera poco, el resto de elementos que incorporamos al salmorejo mejoran la salud de nuestro sistema inmunitario, con lo que también estaremos poniendo freno a las mutaciones que originan el cáncer.

Pese a sus ventajas, es frecuente que no sepamos cómo cocinar este plato. Somos conscientes de que es muy parecido al gazpacho, pero no sabemos cómo llegar a esa textura tan característica del salmorejo.

No te preocupes, a continuación te diremos cómo preparar salmorejo para evitar el cáncer de colon.

Ingredientes del salmorejo

Tomate

La receta que veremos a continuación está pensada para dos raciones. Así, dependiendo de cuántos seáis en la mesa, tendrás que calcular las cantidades en función de estas proporciones:

  • 3 tomates
  • ½ vaso de aceite de oliva (100 ml)
  • 1 barra de pan duro (100 g)
  • 1 diente de ajo (podemos poner más si deseamos un sabor más intenso)
  • Sal (al gusto)

Nota: Siempre recomendamos usar sal marina, ya que no produce las consecuencias negativas que sí provoca la industrial.

¿Quieres conocer más? Lee: Aprende a cultivar tomate en casa

Cómo elaborar el salmorejo para evitar el cáncer de colon

1. Pelar los tomates

Esta tarea no será tan engorrosa si sigues el consejo que te explicamos a continuación:

  •  Pon agua a calentar y, por otro lado, dispón un recipiente con hielo.
  • Haz un corte en forma de cruz en la base de los tomates.
  • Cuando el agua esté casi hirviendo, sumerge los tomates en ella durante unos 1 minuto.
  • Después, sácalos y enfríalos en el agua helada.

Así, la piel se despegará con mucha facilidad.

2. Parte el pan

salmorejo-para-evitar-el-cáncer-de-colon

Toma el pan duro y rómpelo en pedazos para colocarlo en la base de un recipiente. Si lo deseas puedes utilizar pan de molde, pero para que nos sirva en esta receta, deberá estar duro.

3. Añadir los tomates

  • Vuelve a los tomates para picarlos en gajos.
  • A continuación, colócalos justo sobre el pan y añádele la sal. Usaremos la sal en este momento para que los tomates comiencen a sudar.
  • Dejaremos que “suden” durante 30 minutos, para que el pan absorba el jugo y el sabor de los mismos.

4. Pica el ajo

Como no lo vamos a cocinar, hay quien prefiere eliminar la parte del centro para evitar que repita.

Teniendo en cuenta sus propiedades, nosotros preferimos aprovecharlo al completo. Tú te conoces mejor que nadie, seguro que tomarás la mejor decisión en este sentido.

4. Añade el aceite de oliva y pásalo por la batidora

Beneficios del aceite de oliva

Una vez hayan pasado los 30 minutos indicados, verteremos el aceite de oliva sobre el pan con el tomate y el ajo y batiremos todo.

Aunque tiene que quedar espeso, también es importante que tenga una textura fina y delicada. Mientras bates y mezclas, prueba el punto de sal e incluso la cantidad de ajo. Ahora es el momento justo para equilibrar y buscar el sabor que nos gusta.

Visita este artículo: 5 mascarillas con aceite de oliva para consentir tu piel en casa

5. Enfriar

  • Cuando tenga la consistencia y el sabor que deseamos, llega el turno de meterlo en el frigorífico durante unas horas.
  • La idea es que esté muy fresco, por lo que el tiempo dependerá de la potencia de nuestra nevera.
  • Si quieres darle un poco más de diversión, puedes añadirle unas virutas de jamón serrano y huevo duro.

Como ves, se trata de una receta muy sencilla. Además, los ingredientes son fáciles de conseguir y muy asequibles.

Además de ser un complemento ideal para evitar el cáncer de colon, también lo es para luchar contra él, así como para protegerte de la bajada de defensas que generan la quimio y la radioterapia.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar