Salsa de chimichurri: un aderezo saludable

12 agosto, 2018
Originaria de Argentina, la salsa chimichurri ofrece un exquisito sabor especiado a las carnes, y poco a poco se ha extendido a otros países, en todo el mundo.

La salsa de chimichurri es un clásico argentino que ha dado la vuelta al mundo. Es conocida principalmente como la salsa que acompaña todos los asados familiares en Argentina y Uruguay, o los populares chorizos.

El chimichurri es una salsa líquida muy especiada. Se prepara a base de perejil, ajo, orégano y aceite principalmente. Existen muchas variaciones de su receta, pero todas tienen presentes estos que resultan imprescindibles.

Sea cual sea su versión, se trata de una salsa aromática y saludable, muy sencilla y rápida de preparar. Es un excelente acompañamiento para comidas exquisitas y variadas.

Este tipo de salsa lleva ingredientes que son comunes y que habitualmente están presentes en todos los hogares. Una de las ventajas es que, al estar hecha con aceite y vinagre, puede durar mucho tiempo en la nevera, conservándose sin problemas. La salsa de chimichurri es una salsa picante y sobre todo muy sabrosa.

Platos que combinan con la salsa de chimichurri

La salsa chimichurri es ideal para acompañar las carnes asadas, para cortes de carne cocinados a la barbacoa, a la plancha, etc. También sirve para acompañar las verduras, ya sean asadas o cocinadas al vapor. Adicionalmente, el chimichurri es un excelente elemento para marinar pescados y aderezar ensaladas.

En la cocina diaria, la chimichurri es una salsa exquisita y una excelente opción para las comidas. Se adapta a distintos platos, aportando un toque de picante y un sabor incomparable. Hay muchas formas y variaciones de la receta original en el mundo.

Dependiendo el país y cada región se agregarán algunos u otros ingredientes como el laurel o la albahaca, entre otros. No obstante, la clásica receta de la salsa de chimichurri, es la que viene a continuación.

Descubre: Cómo organizar la nevera para que los alimentos duren más

Receta de salsa de chimichurri

Ingredientes para la salsa

  • Entre 2 y 4 ajos machacados, triturados (a gusto)
  • ¼ de taza de perejil picado finamente (50 g)
  • 2 cucharadas de orégano (30 g)
  • Un ají o pimiento picante rojo pequeño, también finamente picado
  • ½ taza de cebollita verde picada (75 g)
  • 1 cucharadita de tomillo (5 g)
  • 1 cucharadita de comino (5 g)
  • ½ vaso de aceite (100 ml)
  • ¼ vaso de vinagre (50 ml)
  • 1 cucharada de pimentón dulce (15 g)
  • Sal y pimienta a gusto
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco (15 ml)

¿Lo sabías? El comino y sus propiedades terapéuticas

Preparación

  1. Poner una sartén a calentar con un poco de aceite.
  2. Incorporar a la sartén el ají o pimiento molido, las dos cucharadas de orégano, la cucharadita de tomillo y la de comino.
  3. Templar los ingredientes en la sartén. No freírlos.
  4. Mientras los condimentos se cocinan en el aceite, lavar el perejil y dejar solo las hojas.
  5. Quitar la piel a los ajos y cebollitas y picarlos junto con el perejil. Picarlos finamente.
  6. Una vez que todos los condimentos adquieran calor y suelten lo aromas, incorporar en la sartén el ajo, las cebollitas y el perejil picado.
  7. Después, agregar el pimentón dulce y media taza de vinagre.
  8. Mezclar bien la preparación y luego pasarla a un bol.
  9. Agregar media taza de aceite y la cucharada de jugo de limón.
  10. Mezclar los ingredientes en el bol y condimentar con sal y pimienta a gusto.
  11. Una vez terminado, envasar la salsa en recipientes de vidrio.
  12. Mantener la salsa de chimichurri refrigerada. Es recomendable consumirla entre las 24 y 48 horas posteriores. De esta forma, adquirirá el sabor y las propiedades de todos sus ingredientes.

Consejos para preparar la salsa de chimichurri

Aunque no es una receta difícil de hacer, hay algunos consejos básicos para obtener un mejor resultado:

  • Durante la época adecuada, se recomienda utilizar los ingredientes del chimichurri frescos. Esto le dará un sabor aún más especial. También es conveniente incorporar los condimentos secos, especialmente cuando no es temporada de cada uno de los productos.
  • La cantidad de vinagre que se le agrega puede variar de acuerdo al gusto de cada persona. Lo mismo sucede con la sal y la pimienta, que irán al gusto de cada uno.
  • Aunque se puede comer en el mismo día de la preparación, es recomendable el reposo de la preparación durante algunas horas. De esta manera, la salsa ganará más sabor y consistencia.
  • La salsa de chimichurri se puede conservar tranquilamente en la nevera. Incluso cuantos más días pasan desde su preparación, más sabor adquiere; en cualquier caso, no se recomienda conservarlo más de tres meses, ya que el ajo se pone feo.
Te puede gustar