Salsa de tomate italiana

Ya utilices tomate natural o en lata, es muy importante que no olvides añadir la cucharadita de azúcar durante la preparación para que no quede ácido

Se trata de un clásico de la gastronomía de este país y sirve para acompañar todas tus pastas y hasta las carnes o la pizza. Aprende cómo preparar salsa de tomate italiana en el siguiente artículo. ¡Una vez que sepas cómo hacerla, no querrás comprar más la que viene en lata o en bote!

Receta de salsa de tomate italiana

Versátil, fácil de preparar, rica, con pocos elementos, terminada en cuestión de minutos… ¿quieres aún más cualidades? ¡Además la salsa de tomate italiana es económica y te sirve para acompañar todo tipo de pasta y pizza!

Ingredientes:

  • 1 o 2 dientes de ajo
  • 1 lata de tomate triturado al natural
  • Tomates naturales
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Utensilios:

  • Cuchillo
  • Sartén con tapa
  • Abrelatas
  • Cazo
  • Cuchara de madera

Preparación:

Cómo-reducir-las-varices-con-tomates-verdes-y-rojos

  • Lo primero es pelar el diente de ajo (si es grande se usa uno solo) y picarlo lo más finamente posible. Pon en la sartén el aceite de oliva y calienta a fuego bajo-intermedio. Echa el ajo picado para que se dore.
  • Cuando el ajo esté bien dorado, abre la lata de tomate y vierte todo en la sartén. Pon los tomates pelados y picados y deja que se cocinen aproximadamente 30 minutos. Remueve de vez en cuando y condimenta con sal y pimienta. También puedes colocar orégano, laurel, tomillo o albahaca fresca o seca al gusto.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Consejos: Para que el aroma penetrante del ajo no te quede “pegado” en los dedos al cortarlo, puedes pasarlo por un poco de agua caliente. Para que no te caiga pesado al estómago, al momento de picarlo, quítale el centro (como una especie de cabo). En lugar de tomate en lata puedes usar tomate al natural. En ese caso para quitarles más rápidamente la piel los introduces en una cacerola con agua caliente (esta técnica se llama escaldar y es muy usada en la gastronomía casera). Como esta salsa se prepara en poco tiempo si vamos a cocinar pasta (como espaguetis) se recomienda antes de comenzar poner el agua con sal a hervir en un cazo. Así todo se hará al mismo momento.

Otra manera de preparar salsa de tomate italiana

No hay una única opción de preparar salsa de tomate italiana, como ocurre con cualquier receta tradicional de un país o una ciudad. Es bueno saber que la base de esta salsa es el tomate y luego se le van añadiendo diferentes ingredientes como cebolla, cilantro, ajo, limón y algunas especias.

Ingredientes:

  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 1 poco de aceite de oliva
  • 2 hojas de albahaca
  • Sal, pimienta y orégano al gusto
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 500 g de tomates

Opcionales:

  • Nata líquida
  • Mantequilla
  • Aceitunas negras griegas o italianas

Además:

  • 400 g de pasta
  • Queso parmesano rallado al gusto

Utensilios:

  • Cuchillo
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Cacerola
  • Escurridor
  • Cuchara

Preparación:

Sopa-de-tomate

  • Pica bien el ajo y la cebolla. Cubre el fondo de una sartén con aceite de oliva y cuando esté caliente, échalos para que se doren. Condimenta con orégano y pimienta. Remueve y deja que se siga cocinando.
  • Pon el agua con un poco de sal a calentar en una cacerola para hacer la pasta. Echa el tomate cortado en cubos en el cazo con cebolla y ajo y cuando se haya calentado, coloca la sal y el azúcar. Remueve con cuchara de madera hasta que hierva y deja 15 minutos. Pon un poco de nata líquida y luego algunas aceitunas negras picadas en rodajas.
  • Escurre la pasta cuando ya esté al dente. Une con la salsa y espolvorea con el queso rallado y si quieres un trocito de mantequilla.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Consejos: No dudes en comer la pasta con salsa usando rebanadas de pan para “empujar” y disfrutar de todo lo que hay en tu plato.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar