Salsa pesto para carnes

Yamila Papa Pintor · 4 diciembre, 2018
Aunque el más conocido es el pesto de albahaca para pastas, lo cierto es que podemos elaborarlo con otros ingredientes que combinen mejor con la carne, como el tomate

Suele ocurrir que no sabemos con qué condimentar nuestras comidas y terminamos siempre comiendo lo mismo. Por eso, en este artículo te ofrecemos varias opciones de salsa pesto para carnes. Además de la tradicional con albahaca y nueces, hay otras ideas interesantes que te pueden salvar de la monotonía.

Receta de la típica salsa pesto para carnes

No solo se usa en carnes, sino también en pastas. Es típica de la gastronomía genovesa y muy rica. La puedes conservar en la nevera varias semanas sin problemas ¡Y hasta se puede congelar!

Ingredientes

  • 3 tazas de hojas de albahaca (135 g)
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ taza de piñones (37 g)
  • 1/3 taza de aceite de oliva extra virgen (250 ml)
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Pon la albahaca, el ajo, los piñones (o nueces) y la sal en el vaso de la batidora o trituradora de alimentos y pica bien.
  2. Añade lentamente el aceite y mezcla a velocidad mínima.
  3. Verter en un frasco de vidrio con tapa hermética y llevar a la nevera hasta el momento de servir.

Puedes preparar cubos de salsa pesto usando la cubitera de hielo como molde y poniendo en el congelador. Cuando vayas a usar, sacas un cubito y lo derrites en el microondas o en un cazo.

Pesto de rúcula

Manojo de albahaca

En este caso usaremos la rúcula, que queda perfecta con la carne, ya sea roja o blanca.

Ingredientes

  • 75 gramos de rúcula
  • 110 gramos de almendras
  • 2 dientes de ajo
  • 1 taza de aceite de oliva (250 ml)
  • La ralladura de una naranja

Preparación

  1. Ralla la naranja y coloca en el vaso de la licuadora junto a los demás ingredientes (menos el aceite).
  2. Tritura bien y cuando todo esté procesado, echa poco a poco el aceite de oliva.
  3. Si quieres un toque diferente, añade unas hojas enteras de rúcula a la preparación y no las muelas.
  4. Vierte en un frasco y ya está listo para consumir sobre carnes, ensaladas, bocadillos y sándwiches.

Descubre 2 recetas que puedes hacer con pechugas de pollo

Pesto de tomate

No hay duda de que el tomate se lleva muy bien con la carne y también con las pastas. Así que lo puedes preparar en pesto y dejarlo en la nevera hasta el momento de consumir.

Ingredientes

  • ½ kg de tomates cherry
  • 75 gramos de queso fresco
  • Un poco de cilantro
  • Un poco de perejil
  • 1 diente de ajo
  • Cantidad necesaria de aceite de oliva
  • Semillas de calabaza al gusto
  • Pimienta y sal

Preparación

  1. Coloca en la trituradora de alimentos 1 puñado de cilantro y otro puñado de perejil, pica bien.
  2. Añade el queso ya cortado en trocitos pequeños, el ajo y las semillas de calabaza. Tritura.
  3. Vierte poco a poco el aceite de oliva batiendo suavemente. Salpimenta al gusto.
  4. Trocea los tomates cherry y echa en la preparación, remueve así se forma una pasta.
  5. Echa en un frasco y tu pesto de tomate ya está listo.

Salsa pesto de espinacas

Otra receta de pesto con la que puedes acompañar carnes como pastas, o lo que más te guste.

Ingredientes

  • 350 gramos de espinacas
  • 3 dientes de ajo
  • 80 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 puñado de piñones
  • Aceite de oliva cantidad necesaria

Preparación

  1. Lava las hojas de espinaca y corta los tallos. Pon en la picadora eléctrica o usa un mortero para triturar.
  2. Muele los piñones y los dientes de ajo e integra a las espinacas para que te quede una pasta.
  3. Vierte un poco de aceite y por último el queso rallado.
  4. Remueve bien y ya está listo para disfrutar.

Una alternativa: Receta para preparar una rica salsa boloñesa vegana

Salsa pesto de pistacho

Salsa pesto de pistacho

El pistacho es un fruto seco muy rico y nutritivo que no puedes dejar de probar. Y en esta receta aporta un toque especial

Ingredientes

  • 1 puñado de pistachos
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hojas de albahaca
  • Queso parmesano rallado al gusto
  • Cantidad necesaria de nata
  • Cantidad necesaria de aceite de oliva

Preparación

  1. Lava bien las hojas de albahaca y coloca en el vaso de la batidora.
  2. Pela unos dientes de ajo y pártelos en cuartos, pon junto a la albahaca.
  3. Quita la cáscara de los pistachos, trocea luego echa en la batidora y tritura todo unos segundos.
  4. Vierte poco a poco el aceite de oliva y el queso rallado, sin dejar de batir a velocidad mínima.
  5. Por último, añade la nata y mezcla todo hasta formar una crema homogénea.

Como ves, son recetas muy diferentes para preparar salsa pesto. Perfectas para acompañar las carnes, pero también platos de pasta. Y lo mejor es que son muy fáciles de elaborar.