4 salsas saludables para acompañar tus comidas

Katherine Flórez 28 enero, 2018
A continuación te compartimos 4 recetas saludables para que acompañes tus platos con el mejor sabor.

Las salsas saludables son preparaciones de mayor o menor densidad (según se prefiera) formadas por un conjunto de ingredientes, para saborizar los alimentos. Por lo general, suelen potenciar las propiedades del ingrediente principal de cada plato.

Cuando su preparación es casera y con productos naturales son muy beneficiosas para el organismo. No obstante, cuando las adquirimos en el supermercado, no resultan la mejor opción. Principalmente porque contienen conservantes y otros aditivos químicos que minimizan o anulan los efectos de los ingredientes naturales.

Por otra parte, las salsas comerciales aportan un alto contenido calórico que puede perjudicar la buena alimentación. Especialmente en el caso de las salsas elaboradas a partir de huevo, como la mayonesa y el alioli. 

Las salsas son una excelente opción para complacer el paladar y hacer de un plato ”seco”algo jugoso y más fácil de disfrutar. La clave está en buscar los ingredientes más frescos y nutritivos para que su aporte nutricional sea completo. ¡Anímate a probar algunas de las siguientes recetas! No te arrepentirás de incluirlas en tu dieta.

4 salsas saludables para acompañar tus comidas

Salsa vegana

Crema vegana

La primera de las recetas de salsa saludables es vegana. Resulta deliciosa para acompañar el arroz, las papas y otros platos (no solo de vegetales, también de carnes y pescados). Es muy fácil de preparar y tiene pocos ingredientes. ¡No hay excusas para no probarla!

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (150 mililitros).
  • ½ vaso de mostaza (100 gramos).
  • 1 taza de avena (100 gramos).

Preparación

Mezcla el vaso de avena con 150 mililitros de agua (previamente calentada). Deja reposar durante 15 minutos aproximadamente. Pasado el tiempo, en el mismo recipiente, se añade la mostaza y se revuelve con un tenedor o una cuchara pequeña.

A pesar de estar establecidas, las cantidades de avena y agua dependen del gusto de cada persona. En caso de querer la salsa más espesa se añade avena. Si, por el contrario, la quieres más líquida, añade más agua.

Lee también: 6 salsas azucaradas que debes evitar si quieres tener una dieta saludable

Salsa de albahaca y rúcula

La rúcula es un alimento que favorece de manera considerable al organismo, su consumo regular contribuye a la lucha contra el cáncer. Todo gracias a que contiene vitamina A y algunos flavonoides.

Por su parte, la albahaca es una planta medicinal perfecta para tratar problemas de ansiedad, insomnio e inflamaciones. Por ello, esta salsa es ideal para los platillos más pesados (como la pasta, por ejemplo) y de digestión lenta.

Ingredientes

  • Sal al gusto.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 puñado de hojas de rúcula.
  • 1 puñado de hojas de albahaca.
  • ½ vaso de aceite oliva (80 gramos).
  • 1 vaso de nueces (100 gramos).

Preparación

Remoja las nueces durante 2 horas. Mezcla todos los ingredientes mencionados previamente en un recipiente, bate hasta lograr un resultado consistente. Se recomienda consumir una vez esté lista. De no hacerlo, lo más adecuado es conservarla en el refrigerador, en un recipiente de vidrio sellado, por un tiempo máximo de 2 días.

Salsa tradicional de tomate

 

Salsa de tomate casera antioxidante y anticancerígena

Una de las salsas saludables más reconocidas a nivel mundial es la de tomate. sin embargo, la más utilizada es la industrial. Para aprovechar los beneficios de este vegetal, se recomienda prepararla en casa.

El tomate es uno de los mejores antioxidantes naturales, sumado a ello, contiene gran cantidad de licopeno, vitaminas A, B y C. También se considera una gran fuente de potasio, calcio y magnesio.

Ingredientes

  • 1 taza de aceite de oliva (150 gramos).
  • 1 kilógramo de tomate maduro.
  • Cebolla al gusto.

Preparación

Trocea el tomate en pequeñas partes y reservar en un recipiente. Añade la taza de aceite en una cacerola apta para fritar; mezcla con los trozos de tomate rojo o maduro y ponlo a cocer a fuego lento. 

Bate con la ayuda de un tenedor o un cucharón de mezcla. En caso de querer cebolla en la preparación, esta debe depositarse junto al aceite mientras se fríen los ingredientes.

El resultado de la salsa puede conservarse durante un tiempo máximo de 3 días. Sin embargo, es recomendado que la consumas luego de prepararla para obtener todos sus beneficios y frescura.

Visita este artículo: Salsa de tomate casera antioxidante y anticancerígena

Salsa de verduras

Salsa de verduras

Esta receta es otra de las salsas saludables más populares. Tiene varios ingredientes que se potencian entre sí y aportan un delicioso sabor. Cada uno cuenta con múltiples beneficios para la salud ya que son altamente nutritivos.

Ingredientes

  • 1 puerro.
  • 2 cebollas.
  • 1 berenjena.
  • 1/2 calabacín.
  • 500 gramos de tomate maduro.
  • 1 cucharada de pimienta negra, azúcar, sal, orégano y albahaca.

Preparación

Pica los 500 gramos de tomate maduro y reserva. Trocea el resto de los ingredientes y mézclalos con las cucharadas de azúcar, sal, pimienta, orégano y albahaca. Calienta la mezcla durante 5 minutos y remueve con un tenedor.

Te puede gustar