La salud de los hijos no se ve afectada por el retraso de la maternidad

A pesar de que la maternidad tardía implica un mayor riesgo de aborto, un estudio llevado a cabo en Alemania indicó que los hijos que nacían sanos tenían mayor esperanza de vida

Los hijos nacidos de madres tardías (mayores de 30 años), poseen mejor salud que los demás, según un reciente estudio publicado por la prestigiosa revista científica Demography. Además, los investigadores apuntan al nivel de estudios de la madre, como otro factor influyente en la salud del hijo.

El equipo de investigación, coordinado desde el instituto Max Planck (Alemania) analizó los datos de 18.000 mujeres estadounidenses. Pese a que el retraso de la natalidad por parte de la madre produce un aumento en el riesgo de sufrir un aborto natural, o de que los hijos padezcan problemas genéticos como el síndrome de Dawn; el estudio demostró que los hijos que finalmente nacían sanos, tenían mayor altura y esperanza de vida. Las madres analizadas cuyos hijos habían nacido cuando ellas tenían entre 20 y 24 años, habían mantenido un 5% más de enfermedades en su fase adulta.

De todos modos, es necesario aclarar las causas que al parecer justifican estas diferencias. Al parecer, las madres con mayor edad y con estudios, pasaban más tiempo con sus hijos, pudiendo ser la relación emocional la causante de estas diferentes.

Este estudio probablemente tranquilice a una gran parte de la población, ya que muchas mujeres prefieren retrasar su maternidad por cuestiones de trabajo o estudios.

Categorías: Curiosidades Etiquetas: