Salud intestinal, clave del bienestar: ¿cómo conseguirlo?

Valeria Sabater·
14 Mayo, 2020
La salud intestinal es muy importante para nuestro bienestar general. Aprende cómo mejorar la salud de tus intestinos para lograr cambios positivos en tu calidad de vida.
 

La salud intestinal es el primer paso para tener un adecuado bienestar y calidad de vida. De esta forma, podemos evitar desarrollar ciertas enfermedades y padecer estreñimiento.

Sin embargo, se trata de una realidad que muchas personas pasan por alto. Hoy te indicamos cómo conseguir una adecuada salud en este aspecto. Descúbrelo.

Las consecuencias de una mala salud intestinal

 

¿Por qué se hincha el vientre en la menopausia?

En primer lugar, hemos de recordar que una de las funciones básicas de nuestros intestinos es la absorción de nutrientes. Esto nos permite obtener vitaminas, minerales y esas sustancias elementales que necesitamos.

Pero ¿qué ocurre cuando existe, por ejemplo, una alta carga tóxica en estos órganos? ¿Cuando los llenamos de químicos negativos, de grasas y elementos nocivos que obtenemos con unos malos hábitos alimenticios?

 
  • Se altera nuestra flora bacteriana
  • Malas digestiones
  • Episodios de estreñimiento o diarrea
  • Debilidad, por no obtener las vitaminas necesarias
  • Enfermedades asociadas a la falta de nutrientes
  • Inflamaciones del intestino y el colon
  • Infecciones
  • Hinchazón abdominal, retención de líquidos

Tal vez te interese: ¿Qué pueden revelar los gases intestinales sobre tu salud?

Hemos de recordar que para que los alimentos sean digeridos de forma correcta, no debe haber residuos tóxicos, esos que interfieren con los procesos metabólicos. Como sabes, durante la digestión se segregan enzimas básicas para que las paredes intestinales efectúen su trabajo.

Sin embargo, si hay elementos nocivos, esto puede no ocurrir y nuestra salud lo va a notar. Absorberemos más toxinas y menos nutrientes. Con ello, aparecerán las enfermedades. Por lo tanto, tu salud intestinal es básica y esencial.

Cómo cuidar de tu salud intestinal

Aloe vera adelgazar

 

Una forma ideal de cuidar nuestros intestinos es mediante los alimentos. También hay medicamentos que nos pueden ayudar. No obstante, nunca debes automedicarte. Recuerda que algunos medicamentos tienen efectos nocivos para el hígado.

Por eso, en la medida de lo posible, solo los utilizaremos cuando sean necesarios y el médico lo aconseje. Además, para mantener una adecuada salud intestinal, nada mejor que una correcta alimentación y unos hábitos de vida adecuados.

1. Consume fibra y antioxidantes

¿Cuánta fibra consumes al día? ¿Cuántas piezas de fruta natural tomas al día? Piensa por ejemplo que los jugos que compras en el supermercado no son tan sanos como pensamos, contienen muchos conservantes y carecen de vitaminas naturales. Nada mejor que un jugo natural de naranja, limón o pomelo, nada más adecuado que una papaya en tu almuerzo, que una pera a media tarde.

Recuerda que siempre será mejor consumir este tipo de frutas más ácidas que las que contienen un poco más de azúcar. Diversas investigaciones muestran que algunos de sus antioxidantes (como la hesperidina y la naringina) ayudan a impulsar la actividad de la flora intestinal y a desinflamar el intestino. Esto sería beneficioso para aliviar ciertas dolencias intestinales y para además promover la digestión.

 

No te olvides tampoco de las llamadas frutas del bosque como los arándanos. Estas también contienen antioxidantes beneficiosos para nuestro sistema digestivo y urinario. De hecho, su consumo suele ser recomendable para las infecciones de orina.

Por su parte la fibra es un elemento más que recomendado para algunas dolencias digestivas, como el estreñimiento, ya que esta promueve las deposiciones. Además, diversos estudios, como el publicado en la revista Nutrients, muestran que esta ayuda a estimular el metabolismo de la flora intestinal, lo que favorece la digestión. Por eso, no dudes en incluirla en tu dieta.

2. Remedio matutino: Aloe Vera con limón

Un modo excelente de empezar el día y con el cual cuidar de tu salud, es tomando un vaso de agua tibia con una cucharadita de aloe vera y limón. Un estudio publicado en el Journal of Research in Medical Science mostró que esta planta puede ser muy beneficiosa para el alivio del síndrome de intestino irritable. Esto se debe a que tiene un efecto analgésico que ayudaría a proteger las paredes de nuestros intestinos frente a la irritación.

 

Por su parte el limón es rico en antioxidantes beneficiosos para nuestro sistema digestivo, como hemos visto. Por eso, la combinación de ambos ingredientes, además de aportarnos vitaminas, puede ayudarnos a cuidar de nuestra salud intestinal.

Puede interesarte: Propiedades del aloe vera

3. Los probióticos

Los probióticos son esos elementos que propician el crecimiento de bacterias buenas con las cuales, proteger y estimular nuestra flora intestinal. De este modo las digestiones se efectúan mejor, se absorben mejor los nutrientes y nos encontramos mejor.

4. Los aceites naturales

La mayor parte de los aceites naturales contienen ácidos grasos Omega 3 muy adecuados para nuestra salud intestinal. Un estudio publicado en la revista International Journal of Molecular Sciences expone que estos ácidos afectan en cierta manera a la composición de nuestra flora intestinal.

Esto podría ayudar a potenciar nuestro sistema inmunitario, ligado a nuestro sistema intestinal. Además, en la investigación también se mostraba que el Omega 3 ayudaría a reducir la inflamación del intestino, asociada a diversas dolencias de este órgano.

 

Por eso, no dudes en incluir en tu dieta alimentos como el aguacate o el aceite de oliva. Tampoco olvides prepararte ricas ensaladas donde no falten los brotes verdes, las nueces e incluso las semillas. Si añades por ejemplo un poco de aceite de oliva y vinagre de manzana, estarás haciendo mucho por tu salud.

5. La importancia de beber agua

¿Cuánta agua bebes al día? ¿Sabes que el agua facilita el tránsito intestinal, que depura y evita el estreñimiento? Es un modo sano y sencillo de hacer mucho por tu salud y por facilitar el trabajo de tus órganos. Intenta tomar al menos dos litros de agua al día. Si ves que se te hace pesado, puedes probar a añadirle un poquito de jugo de limón.

Salud intestinal: comentarios finales

En resumen, hoy mismo puedes empezar a cuidar de tu salud intestinal, sin pasar por alto tus emociones. Los estados de ansiedad y estrés afectan mucho a nuestro sistema digestivo y a nuestros intestinos. Por ejemplo, el descenso en la serotonina se relaciona con una menor motilidad intestinal.

 

Intenta ser feliz cada día, lo más importante de este mundo eres tú y tú salud. Finalmente, si consideras que tu estado reviste cierta gravedad, acude al médico. Estos consejos que te damos son a modo de prevención o un complemento para ayudarte, pero no constituyen un tratamiento.