Gestión emocional

Cuando nos comemos nuestras emociones

No solo comemos comida. En ocasiones, también comemos nuestras emociones. Las ingerimos de una manera compulsiva en un arrebato por expresar algo que tenemos reprimido. Es una lástima que desde pequeños, en vez de enseñarnos a expresar lo que sentimos,…