Prepara un delicioso y saludable turrón casero de almendra

Este turrón casero de almendra , aceite de coco y estevia es ideal para niños, deportistas y mujeres embarazadas, ya que es bajo en calorías y favorece la producción de leche.

Los dulces navideños son tan deliciosos que no deberían ser exclusivos de estas fechas. No obstante, tendríamos que buscar alternativas más saludables para poder comerlos de vez en cuando sin remordimientos.

Por estos motivos, en este artículo proponemos elaborar un turrón casero de almendra sin azúcar ni grasas hidrogenadas. Descubre cómo preparar este turrón, así como sus propiedades nutritivas y saludables. 

¿Podemos hacer un turrón saludable?

Los turrones son dulces poco saludables porque suelen contener mucho azúcar y grasas perjudiciales como margarinas y aceites hidrogenados. En cambio, los frutos secos son alimentos muy saludables y completos, ricos en vitaminas, minerales, proteína, ácidos grasos esenciales y fibra.

Para elaborar este turrón casero proponemos eliminar las grasas menos sanas y sustituirlas por el aceite de coco virgen extra, que es un alimento de reconocidas propiedades. Además, recomendamos eliminar el azúcar y utilizar en su lugar la estevia, un endulzante natural y sin calorías.

Lee también: 7 alimentos que contienen calorías negativas

Almendra

Qué pasará con tu cuerpo si comes 4 almendras al día

La almendra es un alimento muy completo y saludable, rico en proteína vegetal, grasas saludables y fibra. También contiene una buena cantidad de calcio, por lo que es una alternativa excelente a la leche para prevenir la osteoporosis.

Este fruto seco también nos permite equilibrar los niveles de colesterol y de azúcar en sangre, por lo que es un buen remedio para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Este turrón casero de almendra es muy adecuado para niños, deportistas y mujeres embarazadas y lactantes, ya que favorece la producción de leche.

Aceite de coco

El aceite de coco es cada vez más popular como grasa saludable que no solamente no engorda, sino que nos ayuda a aumentar el metabolismo, adelgazar con más facilidad y reducir la grasa que se acumula en la cintura. 

Este aceite vegetal es rico en ácidos grasos esenciales, vitaminas E y K y antioxidantes. Además, tiene la virtud de que podemos usarlo para cocinar sin alterarlo, por lo que es una de las mejores opciones en la cocina, junto con el aceite de oliva.

El aceite de coco es ideal en cualquier tratamiento de belleza, para nutrir nuestra piel y cabello, así como dentífrico natural y económico.

Estevia

La-estevia

La estevia es una planta originaria de Paraguay, un país en el que se utiliza desde la antigüedad como remedio curativo para múltiples dolencias, así como para endulzar las bebidas de manera natural.

La estevia nos ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, por lo que es muy beneficiosa para personas que sufran diabetes y también para quienes tienen antojos de comer dulces a menudo. 

Esta planta también es muy favorable para las encías, reduce ligeramente la tensión arterial y nos sube las defensas para protegernos ante cualquier enfermedad.

Si no la podemos conseguir, recomendamos optar por azúcar moreno de caña, miel de abeja o sirope de agave. 

Visita este artículo: Stevia, el edulcorante de los diabéticos

Turrón casero de almendra

Turrón casero de almendra

Ingredientes

Para elaborar este turrón casero necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 300 g de almendra molida. 
  • 4 cucharadas (56 g) de aceite de coco virgen extra.
  • 2 cucharadas (30 ml) de estevia líquida refinada.

En las dietéticas podemos encontrar dos tipos de estevia: una refinada de color transparente, que no tiene sabor ni propiedades medicinales, y otra oscura y más densa, que es un remedio curativo con un sabor fuerte similar al regaliz.

Para cocinar usaremos siempre la estevia refinada, ya que en caso contrario nos alteraría demasiado el sabor de las recetas. La estevia pura es excelente en infusiones medicinales. Ambas están libres de calorías.

Elaboración

Para preparar esta receta seguiremos los siguientes pasos:

  • Si el aceite de coco está a una temperatura inferior a los 25 grados centígrados se encontrará en un estado sólido, por lo que tendremos que calentarlo al baño María o al microondas para que se derrita. No dejaremos que hierva para que no pierda sus propiedades.
  • Una vez el aceite esté liquido, lo mezclaremos bien con la estevia líquida.
  • A continuación añadiremos la almendra molida. Podemos trabajarlo con una cuchara o de manera directa con las manos limpias.
  • Cuando tengamos la pasta bien integrada, la introduciremos en un molde de silicona o en una bandeja pequeña.
  • Cubriremos el recipiente con plástico de cocina y meteremos el turrón en la nevera. El aceite de coco nos permitirá solidificar y unir bien el turrón.
  • Una hora después, el turrón estará listo para consumirse.
Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar