Descubre las sorprendentes y saludables propiedades del ajenjo

El ajenjo es una planta muy adecuada para aliviar trastornos digestivos así como para regular los desajustes menstruales en las mujeres. Siempre deberemos tomarlo bajo el asesoramiento de un especialista

El ajenjo es una planta medicinal de sabor amargo que destaca por sus propiedades digestivas, antiinflamatorias y tonificantes, entre muchas otras.

Es importante conocerlo ya que, a pesar de su sabor, puede resultar muy beneficioso para nuestra salud.

Descubre en este artículo todas las propiedades curativas del ajenjo.

¿Qué es el ajenjo?

El ajenjo, cuyo nombre en latín es Artemisia absinthium, es una planta medicinal también conocida como asensio, artemisia amarga o hierba santa. Es originaria de las zonas de clima templado en Europa, Asia y el norte de África.

En algunos países se conoce esta planta porque con ella se elabora la absenta, una bebida de alto grado alcohólico que surgió en Suiza pero se popularizó entre los artistas franceses a finales del siglo XIX.

Esta planta pertenece a la familia de las margaritas y tiene reconocidas virtudes medicinales desde la antigüedad.

Algunos casos de envenenamiento por belladona se curaron con infusión de ajenjo, la cual provocó el vómito y, por lo tanto, la eliminación del veneno.

Lee también: Las 7 mejores plantas medicinales para mejorar el rendimiento mental

Propiedades para la salud

Digestivo

shutterstock_447855385

A nivel digestivo, el ajenjo cumple dos funciones principales:

  • En primer lugar, alivia y mejora numerosas molestias y trastornos, como dolores, flatulencias, diarreas o vómitos. No se recomienda en casos de acidez o hernia de hiato.
  • En segundo lugar, es un tonificante digestivo, es decir, estimula el apetito y favorece la secreción de jugos gástricos. Esta virtud está muy recomendada a personas inapetentes, desvitalizadas y con tendencia a las digestiones lentas y pesadas. Está muy recomendado también después de un periodo de convalecencia.

Hepático

Cuando la función del hígado está debilitada podemos notar, por ejemplo, gran dificultad para digerir las grasas, cansancio, problemas de vista, caída de cabello o aparición prematura de patas de gallo.

  • El ajenjo descongestiona el hígado y estimula su función, así como la de la vesícula biliar.
  • En general, las plantas medicinales de sabor amargo, como el boldo o la alcachofera, son estimuladoras de la función hepática.

Depurativo

Gracias a sus propiedades hepáticas, el ajenjo es una opción excelente para depurar el organismo, ya que este órgano es el encargado de limpiar la sangre y favorecer la eliminación de sustancias tóxicas.

Por lo tanto, recomendamos hacer cada tres o seis meses una depuración con esta infusión.

Parásitos intestinales

Elimina los parásitos intestinales

El alto poder curativo del ajenjo tiene la capacidad de eliminar una gran variedad de lombrices o parásitos intestinales, los cuales son frecuentes en la mayoría de personas, quienes no saben que los tienen.

Por este motivo se recomienda hacer curas depurativas a base de ajenjo, al menos, una vez al año, sobre todo si se tienen mascotas en casa.

Afrodisíaco

Esta planta medicinal tiene propiedades afrodisíacas que pueden aumentar la libido tanto en hombres como en mujeres.

Trastornos menstruales

El ajenjo es excelente para las mujeres que sufren ciclos irregulares y otros trastornos relacionados con la menstruación.

Esta planta tiene la virtud de ayudar a regular los ciclos, así como de provocar la menstruación en casos de amenorrea.

Ver también: Plantas medicinales para curar los intestinos

Dolores

mujer-dolor-estomago-500x334

La aplicación tópica de infusión de ajenjo puede calmar dolores de barriga, de articulaciones o de muelas. 

¿Cómo lo tomamos?

La manera más sencilla, económica y efectiva de tomar el ajenjo es por medio de infusiones y por cortos periodos de tiempo:

  • Si es un trastorno puntual podemos tomar dos infusiones a lo largo del día.
  • Si es un trastorno crónico o queremos hacer una depuración, recomendamos tomar dos infusiones diarias durante una semana, descansar otra y volver a repetir la toma de siete días.

De este modo podemos favorecer la función del hígado y combatir los parásitos intestinales.

  • A nivel tópico podemos aplicarnos una toalla humedecida en infusión de ajenjo en toda la zona abdominal para calmar molestias digestivas o dolores locales. Esta es también una buena opción para los niños.

Como con todas las infusiones de plantas amargas, el ajenjo no debe hervir. Solamente lo dejaremos infusionar en el agua hervida.

Contraindicaciones

  • Las plantas medicinales pueden resultar también perjudiciales si se toman en exceso o sin conocimiento, por lo que siempre recomendamos el asesoramiento de un médico o naturópata.
  • El consumo de ajenjo está contraindicado para mujeres embarazadas y personas con úlceras internas. 
  • No debemos abusar del ajenjo, sino que tomaremos las dosis indicadas en el apartado anterior.