Sándwich de cebolla y pimientos caramelizados con tocino

Podemos caramelizar las cebollas y los pimientos juntos para ahorrarnos trabajo y potenciar el sabor

El tocino o panceta es una carne que a todo el mundo le encanta. Puede ser muy grasa, pero si se consume en contadas ocasiones le da un delicioso sabor intenso a los platos, sobre todo si se cocina a la parrilla o a la plancha. Este sándwich de cebolla y pimientos caramelizados con tocino es la prueba.

Esta sencilla receta combina el sabor salado del tocino con la dulzura de las cebollas caramelizadas, la frescura de los tomates y la acidez del pimiento. Y luego está el queso, un montón de mozzarella y una buena cantidad de parmesano.

Podrás hacer este sándwich de cebolla y pimientos caramelizados con tocino, para ofrecerlo en una fiesta, evento, barbacoa, etc. Será todo un éxito.

Ingredientes

Tomates

  • Pan de molde
  • 1/4 de tocino o panceta
  • Aceite de oliva
  • 6 cebollas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ¾ de cucharadita de sal
  • ½ k tomates cherry cortados por la mitad
  • ½ de pimientos cortados en juliana
  • ¼ de queso rallado mozzarella
  • 3 ó 4 cucharadas de queso parmesano rallado

Cocinar el tocino o panceta

La forma más fácil de cocinar una gran cantidad de tocino o panceta es asándolo. Precalienta el horno a 250 grados. Rocía una bandeja para hornear con aceite de oliva, para impedir que se peguen las tiras. Extiende todo el tocino de manera que ninguna pieza se superponga sobre otra.

Pon la bandeja en la rejilla central del horno precalentado. Hornea durante 20 o 25 minutos en total, controla la cocción y dale la vuelta al tocino después de 10 – 15 minutos, para que se cocine por los dos lados.

Retira el tocino a un plato cubierto de papel de cocina, reservando 1 cucharada de la grasa del tocino que ha quedado de la cocción. Usaremos esta grasa para cocinar las cebollas y los pimientos.

Cuando se enfríe, corta el tocino en tiras de 2 cm, aproximadamente.

Descubre más: Pan de bacon y queso

Caramelizar las cebollas y los pimientos

Sopa de cebolla

Pela las 6 cebollas y córtalas por la mitad longitudinalmente. Trocea en aros. Corta el ½ de kilo de pimientos en juliana.

Para que las cebollas y los pimientos queden caramelizados perfectamente, es recomendable usar una sartén eléctrica para controlar con precisión el calor. Tomará un poco más de 1 hora cocinarlos. Pon la sartén a fuego suave.

Agrega una cucharada de la grasa del tocino resultante del horneo y 1 cucharada de aceite de oliva a la sartén. A continuación, agrega la mitad de la cebolla y pon encima ¼ de cucharadita de sal. Haz una segunda capa de la cebolla restante y cubre la parte superior con ½ cucharadita de sal. Agrega los pimientos cortados en juliana. Tapa y deja que las cebollas y los pimientos “suden” sin agitar durante 20 minutos.

Mezcla la cebolla con los pimientos y pon a cubrir en un ángulo para que el vapor pueda escapar. Cocina durante 40 minutos, revolviendo cada 5 minutos más o menos hasta que las cebollas queden marrones uniformemente y los pimientos tengan una textura blanda.

Más ideas deliciosas: Tosta de boletus con cebolla caramelizada

Si las cebollas no quedan de color marrón, hay demasiado líquido en la sartén. Se evapora el líquido al aumentar el calor y revolviendo con frecuencia. Vigila la cocción y aumenta el fuego un poco más fuerte cuando cebollas comiencen a dorarse.

Las cebollas están listas cuando están completamente marrones y suaves. Apaga la sartén y reserva.

Montar el sándwich de cebolla y pimientos

  • Precalienta el horno a 350 grados.
  • Extiende pan de molde sobre una bandeja de horno con papel para cocinar.
  • Agrega sobre esta base de pan de molde todos los ingredientes en este orden: mozzarella, cebolla caramelizada, pimiento caramelizado, el tocino o panceta, tomates cherry cortados por la mitad y por último el queso parmesano.
  • Tapa todos los ingredientes con más pan de molde para cerrar los sándwiches.
  • Agrega sobre ellos más queso parmesano para gratinar, quedarán más ricos todavía.
  • Gratina en el horno todos los sándwiches hasta que el queso superior quede dorado y burbujeante.

Sirve y a disfrutar de una cena, aperitivo, comida o como quieras aprovechar estos fantásticos sándwiches de cebolla y pimientos caramelizados con pimientos y tocino. ¡Una delicia!