Cómo hacer saquitos de semillas para calmar los dolores

Katherine Flórez · 24 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 7 febrero, 2019
Una alternativa natural para prevenir y ayudar a combatir los dolores musculares, es utilizar "saquitos" de semillas para aliviar el dolor.

Los dolores musculares son una molestia habitual entre aquellos que llevan un estilo de vida agitado y sobrecargado de tareas. Las malas posturas, el exceso de actividad física y el estrés son algunos de los factores que mantienen el cuerpo en tensión hasta provocar un dolor intenso. ¿Quieres aprender a hacer «saquitos» de semillas para prevenirlo?

Para calmar el síntoma y acelerar su recuperación casi siempre se recurre a analgésicos farmacológicos que se pueden adquirir sin prescripción médica. No obstante, también  existen soluciones alternativas y naturales como estos sacos que te pueden ayudar a calmar las molestias.

Este invento 100 % ecológico y natural se puede hacer de forma sencilla con materiales caseros. A continuación, te lo enseñamos.

¿Cuáles son los beneficios de los «saquitos» de semillas?

Semillas en saquitos.

Los «saquitos» de semillas son unas bolsas de tela de algodón suave que, como su propio nombre indica, están rellenos de varios tipos de semillas.

Este invento sería considerado por el British Medical Journal como una técnica derivada del masaje terapéutico ya que, tanto en frío como en caliente, ayudarían a disminuir el dolor en las articulaciones, los músculos y otras partes del cuerpo.

Aunque no existe evidencia científica sobre su funcionamiento, se dice que contribuyen a activar la circulación sobre la zona en la que se aplican para calmar la inflamación y favorecer la sensación de alivio. 

Por otra parte, las semillas más usadas son:

  • La linaza.
  • El trigo.
  • El romero.
  • La lavanda.
  • La cebada.
  • La menta.
  • El arroz.
  • El alpiste.
  • El sésamo.
  • Las semillas de girasol.

Además, otra de sus ventajas es que gracias a su tamaño y maleabilidad, se pueden transportar a cualquier parte para tenerlos siempre a la mano.

Lee también: 4 terapias naturales para los síntomas de la artritis

¿Cómo fabricar «saquitos» de semillas para los dolores?

Cómo hacer un saco térmico.

Algunos distribuidores ya están ofreciendo estas almohadillas para quienes tienen constantes dolencias en su cuerpo. Sin embargo, con algunas habilidades puedes hacerlos tú misma en casa usando materiales reciclables y diferentes tipos de semilla.

Materiales

  • 1 pedazo de tela de algodón.
  • 1 aguja.
  • Hilo (color al gusto).
  • Semillas o arroz (la cantidad necesaria).

Instrucciones

  • Para empezar, tendrás que cortar un trozo de tela de algodón que sea resistente al calor del microondas. Si quieres, puedes utilizar una prenda de vestir que ya no te pongas.
  • Después, escoge las semillas que quieres utilizar: lino, arroz, chía, garbanzos, etc. Tras adquirir la cantidad suficiente para el relleno, resérvalas.
  • De forma opcional, puedes escoger unas cuantas hierbas aromáticas para potenciar el efecto analgésico y calmante.
  • Luego, usa la aguja para coser la tela hasta darle forma al «saquito». Eso sí, deja una abertura pequeña para introducir las semillas elegidas.
  • Si no eres capaz de coser, coloca las semillas en el centro de la tela y une las puntas para atarlo como si fuera un caramelo.
  • Agrega las semillas y plantas dentro del saco de tela sin rellenarlo por completo, ya que no debe quedar duro.
  • Cierra el agujero para que las semillas no se salgan y procede a utilizarlos para relajar los músculos.

Visita este artículo: 3 remedios eficaces para tratar los músculos doloridos

¿Cómo utilizar los «saquitos» de semillas?

Saquito térmico

En función del tipo de dolor que tengas, estos «saquitos» se podrán aplicar en frío o en caliente. 

No obstante, la explicación de su funcionalidad en estos casos vendría de la mano del uso de distintas temperaturas para aliviar ciertas molestias. De hecho, un artículo publicado en 2006 por la Revista de Ciencias del Deporte utilizaría esta técnica para los dolores en los deportistas.

Caliente

Introduce los sacos en el horno o el microondas y ponlos durante dos minutos para que se calienten bien y la temperatura se conserve, al menos, durante media hora. No obstante, antes de aplicarlo sobre la zona afectada, asegúrate de que la temperatura sea soportable para que no ocasione quemaduras.

Úsalos para:

  • Dolores musculares y articulares.
  • Dolor cervical.
  • Tendinitis o tortícolis (contracción en la zona del cuello).

Fría

Pon la bolsa en el congelador y déjala durante unas dos horas para que las semillas queden bien frías. Después, aplícalas en las zonas doloridas y déjalas actuar por unos 20 minutos.

Puedes usarlos en caso de:

  • Problemas circulatorios.
  • Fiebre.
  • Esguinces.
  • Moratones.
  • Picaduras de insectos.
  • Párpados cansados.

Como puedes comprobar, es una opción alternativa para aliviar uno de los síntomas más molestos que se generan a lo largo de la jornada. Por lo que anímate a elaborar estos «saquitos» de semillas, y tenlos siempre disponibles cada vez que el dolor interrumpa tus labores.

Sin embargo, recuerda que esto no sustituye ningún tratamiento aconsejado y que solo funcionaría para calmar algunos síntomas. Por lo que, si las molestias persisten y son intensas, no olvides acudir al médico para comprobar que no se trata de un problema de salud más grave.

  • Vickers, A., & Zollman, C. (1999). ABC of complementary medicine. Massage therapies. BMJ (Clinical Research Ed.). https://doi.org/10.1136/bmj.319.7219.1254
  • Inanici, F., & Yunus, M. B. (2004). History of fibromyalgia: Past to present. Current Pain and Headache Reports. https://doi.org/10.1007/s11916-996-0010-6
  • Robertson, S. (2016). Types of pain. Pain. https://doi.org/10.4140/TCP.n.2010.344
  • Pal, Ajay & Khanum, Farhath & Bawa, Amarinder. (2010). Nutritional, Medicinal and Industrial Uses of Sesame (Sesamum indicum L.) Seeds - An Overview. Agriculturae Conspectus Scientificus (ACS) (acs@agr.hr); Vol.75 No.4. 75
  • Tomczak, KK y Rosman, NP (2012). Tortícolis. Journal of Child Neurology, 28 (3), 365–378. https://doi.org/10.1177/0883073812469294
  • María Dolores Apolo Arenas, E López Fernández Argüelles, T Caballero Ramos (2006). Utilización de la termoterapia en el ámbito deportivo [Use of the termotherapy in the sport environment]. Revistas de Ciencias del Deporte.