Sarpullidos en bebés: cómo combatirlos

Daniela Castro 23 agosto, 2018
Los sarpullidos en los bebés pueden aparecer por una reacción del cuerpo ante el contacto con agentes alérgenos del ambiente. Sin embargo, casi siempre se puede controlar en casa con unos simples hábitos.

Los sarpullidos en bebés son erupciones pasajeras que hacen lucir la piel inflamada y con un color rojizo. Es un síntoma frecuente que suele causar preocupación entre los padres, aunque en la mayoría de los casos no representan algo grave.

A veces se aprecian en forma de pequeños granitos o ronchas, similares a los que se dan por la dermatitis o eritemas. Son más frecuentes poco después del alumbramiento, ya que la piel del recién nacido comienza un proceso de adaptación al ambiente.

Sin embargo, no hay que pasar por alto que algunas veces son el síntoma de intolerancias alimentarias o enfermedades de mayor cuidado. Por eso, si son recurrentes o si contienen pus u otro signo grave, lo mejor es acudir al médico para determinar a qué se deben.

Pero antes de encender las alertas, te invitamos a repasar algunas de sus causas frecuentes y varias estrategias para controlarlo en casa. ¡Toma nota!

Causas de los sarpullidos en bebés

Bebé con sudamina.

Hay muchos factores que pueden incidir en la aparición de los sarpullidos en bebés. Aunque a veces se origina por una enfermedad cutánea, la mayoría de los casos son leves, producto de una reacción del cuerpo ante alérgenos o falta de nutrientes. Sus posibles detonantes son:

  • Uso de prendas con materiales sintéticos
  • Contacto con productos químicos como jabones, perfumes y champú
  • Exposición de la piel al cloro de las piscinas
  • Calor excesivo
  • Roce con el material de los pañales
  • Introducción prematura de alimentos en la dieta del bebé
  • Falta de algunos nutrientes
  • Intolerancias alimentarias
  • Irritación, ira o ansiedad

Lee este artículo: ¿Cuáles son las principales intolerancias alimenticias?

Síntomas de los sarpullidos en bebés

Unas pequeñas erupciones en varias regiones del cuerpo son las señales más evidentes de los sarpullidos en bebés. Sin embargo, en ocasiones se pueden observar otros síntomas:

  • Piel reseca y enrojecida
  • Comezón y descamación de la piel
  • Ampollas o ronchitas pequeñas
  • Piel más gruesa (en caso de dermatitis)
  • Piel caliente al tacto o fiebre moderada

Consejos para combatir los sarpullidos en bebés

En la mayoría de los casos no es necesario acudir a urgencias pediátricas por los sarpullidos en bebés. De hecho, es posible notar con facilidad las erupciones en la piel del bebé y no observar otros síntomas. Si se trata de un caso leve, la aplicación de los siguientes consejos puede ayudar a su control.

Utilizar cremas o polvos pediátricos

En la farmacia se pueden adquirir cremas y polvos pediátricos de uso tópico que ayudan a disminuir las ronchitas y enrojecimiento causados por los sarpullidos. Es importante preguntar al farmacéutico si es seguro utilizarlos en recién nacidos.

  • Asimismo, deberemos hacer una prueba localizada antes para descartar reacciones secundarias.

Ponerle prendas de algodón

La ropa de bebé fabricada en materiales sintéticos puede causar alergias en la piel. Por eso, para controlar sus síntomas, lo más adecuado es ponerle prendas de algodón u otras telas naturales.

  1. Las vestimentas elaboradas con estos materiales son más transpirables y evitan que se sofoque por el calor.

Evitar los pañales desechables

Los materiales con que fabrican los pañales desechables son responsables de afecciones como la dermatitis. Dado que rozan la piel y acumulan humedad, producen enrojecimiento y comezón.

  • Para evitarlos se pueden usar opciones ecológicas como los clásicos pañales de tela.

Baños con agua tibia

En ocasiones los sarpullidos en bebés vienen acompañados con molestias evidentes, por ejemplo inquietud o llanto. Si es el caso, un baño con agua tibia y jabón neutro puede ser beneficioso.

  • Este permite refrescar al pequeño para calmar la sensación de calor y comezón.

Amamantar

Posturas para amamantar al bebé.

El alimento materno es imprescindible para reforzar el sistema inmunitario del bebé. Por eso, cuando no se le proporciona durante los primeros seis meses de vida, el menor es más vulnerable a tener alergias, afecciones cutáneas e infecciones.

Descubre: Método Kassing o cómo dar el biberón sin perjudicar la lactancia materna

Aplicar agua de manzanilla

Uno de los remedios tradicionales para disminuir los sarpullidos en bebés es el agua de manzanilla. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes, este tónico disminuye las erupciones.

  • Lo ideal es aplicarlo con un paño limpio y suave sobre las áreas afectadas.

Evitar ambientes tensos

Aunque muchos padres lo pasan por alto, los bebés sufren efectos por los ambientes familiares tensos. De hecho, esos síntomas en su piel pueden ser el resultado del estrés y la ansiedad que les causa estas situaciones.

¿Notas alguna señal de sarpullido en tu bebé? Sigue todos estos consejos y evítale otras incomodidades. Sin embargo, si lo notas inquieto o si su temperatura aumenta, consulta al médico.

Te puede gustar