Scones caseros

Yamila Papa Pintor · 30 agosto, 2015
Aunque te pueden dar la tentación de amasar la mezcla, para conseguir un resultado perfecto y que los scones queden esponjosos es importante que unas los ingredientes sin hacerlo

Perfectos a la hora de la merienda para acompañar un rico té de manzanilla, un café o lo que se nos ocurra, ya que los scones caseros son el postre perfecto, ¡la especialidad de las abuela! Seguro tendrás los mismos recuerdos de tu infancia. Ahora también podrás viajar en el tiempo y disfrutar de esta delicia. ¿Cómo? Leyendo este artículo y preparando esta riquísima receta.

¿Cómo preparar scones caseros?

Puedes disfrutarlos tibios untados con una rica mermelada, Nutella, dulce de leche y hasta mantequilla o queso crema. ¡Son perfectos para la merienda de las 5 de la tarde! Y sobre todo son una delicia si los disfrutas en buena compañía y en un lugar de ensueño.

Ingredientes:

  • 240 g de harina 0000
  • 60 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de polvo para hornear
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo entero
  • 2 + 1 yemas
  • 3 cucharadas de leche

Utensilios:

  • Tamizador
  • Recipiente
  • Tenedor
  • Varillas eléctricas
  • Cuchara de madera o espátula
  • Rodillo
  • Cortante de 4 cm de diámetro
  • Placa de horno
  • Pincel
  • Palillo o cuchillo

Preparación:

ingredientes dulce

  • Primero, tamiza el harina, el azúcar, la sal y el polvo de hornear. Echa luego en un recipiente y agrega la mantequilla a temperatura ambiente pisada previamente con un tenedor. Lograrás un granulado grueso.
  • Haz un hueco en el centro de la preparación, echa el huevo entero y las 2 yemas ya batidas con las 3 cucharadas de leche. Une todo sin amasar, solo mezclando así con una espátula o cuchara de madera.
  • Después estira la masa con un rodillo hasta que tengan 2 cm de grosor. Luego, usando un cortante circular de unos 4 cm de diámetro, corta los scones. Coloca en una placa de horno engrasada separados entre sí para que no se peguen al cocinarlos. Seguidamente enciende el horno a 200 °C. A continuación pinta los scones con la yema extra y cocina durante 12 minutos aproximadamente. Cuando estén dorados en la superficie y al pincharlos con un palillo sale seco y limpio, ya se pueden retirar del horno. Por último, deja que se entibien para servir.

Ver también: Divertida receta de huevo hilado. ¡Descubre cómo hacerlo!

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
  • Consejos: Es importante que no amases la mezcla porque no conseguirás la textura ideal de los scones (que son algo esponjosos). En lugar de usar yema para pintar los scones puedes hacerlo con leche o con mantequilla derretida. Si lo deseas (una vez que hayas practicado la receta tradicional o básica) también puedes innovar en el relleno: uvas pasa, frutas abrillantadas, pepitas de chocolate, nueces o almendras troceadas, etc. Para que los scones no se “doblen” cuando se están cocinando, puedes cubrirlos con papel de hornear después de pintarlos con huevo y retirar a los 5 minutos de cocción.

Otra opción para preparar scones caseros

Podríamos caracterizar a esta receta como “los scones de los mil sabores”. Perfectos para acompañar tus desayunos o meriendas. Los ingredientes y pasos a seguir son similares a la anterior alternativa, pero tiene algunos secretos diferentes. ¡A por ella entonces!

Ingredientes:

  • 260 g de harina 0000
  • 50 g de azúcar
  • 2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • 75 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • 120 cc de nata
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Opcionales:

  • Azúcar
  • Chips de chocolate
  • Almendras troceadas

Utensilios:

  • Recipiente
  • Tamizador
  • Cuchillo
  • Papel film
  • Rodillo
  • Pincel
  • Cortador circular de 3 cm de diámetro
  • Bandeja para horno

Quizá te interese: 3 formas de preparar salmón al horno

Preparación:

scones caseros

  • En un recipiente coloca la harina ya tamizada y mezcla con el azúcar, el polvo de hornear, la sal y la mantequilla lo más fría posible y cortada en cubitos. En este punto es cuando puedes agregar los ingredientes opcionales y luego la nata y el huevo.
  • Une todo durante algunos minutos, envuelve luego en papel film y lleva a la nevera unos 20 minutos. Después, estira con un rodillo sobre la encimera enharinada hasta que te quede de 1 cm de grosor. Pincela con huevo la mitad de la masa, pliega por la mitad y coloca encima.
  • A continuación corta con un cortante circular pequeño. Pincela luego encima y esparce unos chips de chocolate o almendras más. Enciende el horno a 180 °C y mientras se va calentando, dispón tus scones caseros en una bandeja para horno separados entre sí. Por último cocina 15 minutos.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 1 hora