Se crea un brazo robótico controlado con la mente que detecta señales nerviosas

Francisco María García 16 febrero, 2017
Aunque aún faltan más pruebas para poder perfeccionar la tecnología, este brazo robótico podría ser una gran esperanza para las personas con miembros amputados, ya que también se podría aplicar a otras extremidades

Los avances en medicina están logrando hitos muy importantes. Uno de ellos es la robótica.

Hasta hace muy poco, la complejidad que presentaba un brazo robótico motorizado es que no podía ni siquiera hacer los movimientos más básicos de un brazo real.

¿Cómo conectar la prótesis al cuerpo humano? Ese ha venido siendo el problema principal.

En un reciente estudio, un equipo de científicos y cirujanos del Imperial College de Londres (Reino Unido) ha descubierto una forma nueva de conexión.

La conexión del brazo robótico con nuestro cuerpo

Una mayoría de los modelos de brazo robótico utilizan sensores externos o implantados. Esos sensores se conectarán a los nervios o músculos del área amputada.

¿Qué ocurre cuando hay que amputar un brazo? Que hay daños en la mayoría de los nervios y los músculos. Esto va a condicionar y a limitar las opciones para encontrar la conexión ideal para el miembro artificial.

Los expertos afirman que las fibras nerviosas y los músculos que recorren el brazo también quedan seccionados.

El problema que se genera es de dónde obtener las señales nerviosas necesarias para conectarlas a la prótesis.

Lee también: Relaja tus músculos con esta bebida natural de zanahoria y apio

Una novedad importante

El equipo que ha llevado a cabo la investigación propone una nueva solución: en lugar de conectar los sensores a los músculos, hacerlo al sistema nervioso.

De esta forma será posible integrar el brazo robótico, y cualquier otra prótesis, de forma más intuitiva, para los pacientes que lo reciben.

Este avance consiste en un chip que se conectará allí donde los nervios motores de la espina dorsal permanecen intactos.

En el proceso, las señales del nervio se interpretarán a través de unos parámetros y algoritmos definidos y algoritmos.

Estas señales se convertirán en comandos que interpreta el brazo robot. Lo mejor es que no está considerado un proceso invasivo.

Pruebas exitosas con el brazo robótico

Pruebas exitosas con el brazo robótico

Este nuevo chip ha sido probado con éxito en diferentes voluntarios.

Como resultado, al pasar un tiempo utilizando el miembro artificial, estas personas han podido mover el brazo y también flexionarlo.

Además, se ha conseguido que muevan y roten el codo, e incluso que accionen la muñeca abriendo y cerrando los dedos. Todo un logro.

Todavía hay un largo recorrido hasta que este brazo robótico pueda estar disponible en los hospitales.

No obstante, es bastante posible que en un futuro cercano se puedan programar más órdenes en la prótesis robótica, haciéndola más versátil.

A través de ello se dotará al usuario de una mayor funcionalidad en su miembro artificial.

Estos avances generan ilusión y esperanza. Entre otras cosas, porque pueden aplicarse también en otros miembros del cuerpo.

También se consideran un paso muy importante hacia la creación de miembros robóticos que sean totalmente funcionales.

 Detalles de la prueba

Durante el estudio realizado, los voluntarios se sometieron a un procedimiento quirúrgico en la Universidad Médica de Viena, en Austria.

Esta cirugía tenía como finalidad la reorientación de partes de su sistema nervioso periférico (PNS, por sus siglas en inglés).

  • Se conectaron los movimientos de la mano y el brazo a los músculos sanos en su cuerpo.
  • En función del tipo de amputación, la nueva redirección se dirigía hacia el músculo pectoral en el pecho o el bíceps en el brazo.
  • Esto permitió al equipo detectar claramente las señales eléctricas enviadas desde las neuronas motoras espinales, en un proceso que el equipo comparó con la amplificación de las señales.

¿Cuánto habrá que esperar para el uso de este brazo robótico?

brazo robótico

El nuevo brazo protésico robótico y su sensor son solo prototipos experimentales y necesitan ser perfeccionados.

Aunque las pruebas han sido plenamente satisfactorias, todavía es preciso llevar a cabo nuevos estudios con más participantes para mejorar la tecnología.

Al preguntarles por un horizonte temporal, los autores del estudio afirman que su modelo protésico podrá estar comercializado en los próximos tres años

Visita este artículo: 7 trastornos de salud causados por las nuevas tecnologías

La robótica en el cuerpo humano

Al igual que sucede con otros campos de la ciencia, dentro de la robótica hay avances en otras zonas del cuerpo.

Se han conseguido importantes logros en el pie de posición fija. Sin embargo, en otras cuestiones las investigaciones no han conseguido avanzar, como en el uso del hierro en las prótesis.

Hay que recordar que, desde el principio de los tiempos, se ha estudiado cómo implantar una prótesis. Es el caso de las antiguas patas de palo.

Te puede gustar