¿Se puede hacer el amor si tengo bartolinitis?

Yamila Papa 30 marzo, 2018
La bartolinitis es la inflamación de las glándulas de Bartolino ubicadas a los lados de la abertura vaginal y se encargan de lubricar la vagina. ¿Es posible seguir manteniendo relaciones sexuales? Te lo contamos en el siguiente artículo.

La bartolinitis es una infección que afecta a las mujeres y que no les permite llevar una vida plena. La mayoría de ellas padece de gran dolor cuando hace el amor o en sus actividades cotidianas como, por ejemplo, hacer ejercicio, nadar o andar en bicicleta.

¿Qué es la bartolinitis?

vaginismo

Para empezar, debemos conocer sobre esta patología que afecta mayormente a las mujeres entre los 20 y los 29 años: se trata de una infección de la vulva, en específico en las glándulas de Bartolino, que se localizan a los laterales de la vagina y que se conectan a través de los labios menores y el himen.

Estas glándulas segregan un líquido transparente y viscoso que actúa como lubricante y permite la penetración durante el sexo.

Es muy importante no confundir la bartolinitis con un absceso de Bartolino: este último se produce cuando hay acumulación de pus en las glándulas. Para identificar qué patología se está sufriendo, además de ir a la consulta con el ginecólogo, es necesario prestar atención a posibles inflamaciones, enrojecimientos, dolores y aumentos de la temperatura en la zona.

Es frecuente no experimentar ningún síntoma, salvo durante el sexo (dolor, malestar, ardor) o alguna actividad que implique roce con la región como, por ejemplo, andar en bicicleta. A su vez, se puede notar un bulto de hasta cuatro centímetros de espesor, doloroso y sensible al tacto cerca de la apertura vaginal.

Las dos principales causas de la bartolinitis son la proliferación de bacterias y el quiste de Bartolino. En el primer caso, puede deberse a los estreptococos, la E coli, los estafilococos y los microorganismos que provocan clamidia y gonorrea. En cuanto al absceso, este impide la secreción de la glándula y conduce a un taponamiento que, si se combina con las bacterias, trae como consecuencia una infección.

Existen a su vez factores de riesgo que pueden desencadenar bartolinitis como, por ejemplo, llevar pantalones muy ajustados, llevar ropa interior hecha con tejidos sintéticos, tomar anticonceptivos orales o tener un DIU colocado, ya que desequilibran la producción de flujo vaginal.

Ver también: Olor vaginal: por qué mi flujo huele mal

Tratamiento de la bartolinitis

Infeccion_vaginal

Este problema no tiene un tratamiento médico puntual y, en muchos casos, se recomiendan recetas caseras como, por ejemplo, realizar baños de asiento con agua tibia y alguna hierba desinflamante como malva, verbena o laurel. Solo en casos muy graves y no tratados a tiempo, el médico puede practicar una cirugía para drenar el absceso y evitar que se produzca una nueva infección.

Si bien no hay manera de prevenir la bartolinitis, es muy importante mantener buenos hábitos de higiene en la zona, extremar las precauciones al tener relaciones sexuales, utilizar protección (preservativos) y realizar exámenes médicos periódicos.

Lee también: Cómo detectar a tiempo y tratar una infección vaginal

Tengo bartolinitis: ¿puedo hacer el amor?

Relajarse en el sexo del estrés.

Una de las principales preguntas que una paciente le realiza al ginecólogo cuando este le diagnostica bartolinitis es si puede tener relaciones sexuales, y esta práctica se prohíbe para evitar dolores o que el cuadro empeore.

Si bien no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) como el virus del papiloma humano, el HIV, o la sífilis, lo cierto es que pueden intensificarse los síntomas si se tiene relaciones. Cuando ese pequeño bulto aparece en el lateral de la vagina y se está en tratamiento para reducirlo o eliminarlo, tener sexo puede ralentizar el proceso.

Y además, producir mucho dolor, molestias e incluso una infección que requiera el consumo de antibióticos. Es aconsejable suspender las relaciones íntimas hasta que el ginecólogo nos revise, nos indique un tratamiento y posteriormente nos confirme que ya no sufrimos bartolinitis.

Ten en cuenta entonces que si te han diagnosticado este problema, o bien si has detectado un bulto en la apertura de la vagina, trata de no mantener relaciones sexuales durante algunos días. En muchos casos, con baños de asiento, ropa cómoda y menos sedentarismo el cuadro se revierte.

Pero si, por el contrario, no cumples con las indicaciones del médico, pasas muchas horas sentada, llevas pantalones ajustados y tienes relaciones sexuales periódicamente, es más difícil que cualquier tratamiento surta efecto. Deberás mantener la abstinencia por algunos días, pero lo mejor de todo es que te curarás por completo y ya no sentirás molestias ni dolores.

Ten en cuenta que un tratamiento con fármacos (antibióticos y antiinflamatorios) necesita al menos una semana para que se noten cambios y mejoras. Una vez que hayas terminado con los medicamentos y el médico indique que no hay complicaciones, te recomendamos que esperes otros 15 o 20 días para tener sexo. Eso es lo que necesitan los tejidos vaginales para recuperarse; ten en cuenta que la zona es muy húmeda, sensible y delicada.

En el caso de que el ginecólogo considere necesario realizar una intervención quirúrgica para desobstruir el absceso o remover un quiste, el posoperatorio es más extenso.

No hay que olvidar que la práctica incluye anestesia, inserción de un catéter o cortes con un bisturí y que hasta que no se produzca una cicatrización completa es necesario ser muy cuidadosa. Por lo tanto, el sexo vaginal estará vedado por, al menos, dos meses.

Te puede gustar