¿Se puede comer pasta y arroz por las noches?

9 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
¿Es conveniente comer pasta y arroz por las noches? Mucho se ha dicho sobre estos alimentos en la cena. Sin embargo, todo depende de las condiciones de cada individuo. Te contamos más al respecto.

Una creencia extendida en cuanto a nutrición es que comer pasta o arroz por las noches es contraproducente, ya sea porque hace engordar o porque es malo para la salud. Lo cierto de todo es que estos alimentos se pueden consumir a cualquier hora del día, pero hay que hacerlo de manera eficiente.

Lo primero que se debe de tener en cuenta es que estos alimentos son fundamentalmente energéticos. Por lo tanto, su función es aportar energía o ayudar a recuperar al organismo tras un esfuerzo. Entonces, en lo posible deben de ser utilizados con este fin, dejando a un lado su sabor.

¿Cuándo si se puede comer pasta y arroz de noche?

Si durante el día ingeriste poca cantidad de carbohidratos y realizaste ejercicio (sobre todo por la tarde), de noche es un buen momento para consumir estos alimentos. Su función principal será recuperadora. De este modo ayudarán a reponer el glucógeno muscular y hepático.

De no ser así, y si a la mañana siguiente vas a volver a practicar ejercicio extenuante, el riesgo de lesión muscular aumenta. Por ello, es fundamental asegurar que los niveles de glucosa circulante y glucógeno muscular sean los adecuados antes de un ejercicio de alta intensidad.

No obstante, si la idea es reducir el peso, puede ser una posible solución eliminar los carbohidratos de la cena y realizar ejercicio en ayunas. Pero si se lleva a cabo esta estrategia, el ejercicio matutino debe de ser de baja intensidad para minimizar riesgos.

¿Cuándo si se puede comer pasta y arroz de noche?
El consumo de pasta y arroz durante la cena puede ser una buena opción en el caso de deportistas. También cuando se consumen pocos hidratos de carbono en otras horas del día.

Comer pasta o arroz por la noche tiene una función energética y está orientado, sobre todo, a deportistas de carácter anaeróbico. Este tipo de individuos se beneficiarán mucho del consumo de estos alimentos y, de hecho, resultarán parte fundamental para la mejora de su rendimiento.

Incluso, es necesario realizar grandes ingestas de carbohidratos cuando se realiza una carga de glucógeno previa a una competición. En estas situaciones se vacían primero los depósitos musculares y hepáticos durante 24-48 horas para, posteriormente, sobresaturar las reservas y aprovechar la disponibilidad de estos nutrientes en la actividad física.

Estas estrategias son típicas de deportes de fuerza, deportes por categorías de peso o de resistencia anaeróbica. Además, implican el consumo de arroz y pasta en grandes cantidades, también en la cena.

Lee también: Ensalada de arroz integral: deliciosa y baja en calorías

¿Cuándo no se debe comer pasta y arroz de noche?

En el caso de personas sedentarias que no practican ejercicio regularmente, los carbohidratos de noche no suelen ser muy funcionales. Quizás tengan un mayor sentido en las primera comidas del día, sobre todo con vistas a reducir el apetito.

Sin embargo, llegada la noche, es mejor evitarlos y recurrir a alimentos de tipo proteico y verduras. Platos con volumen y baja densidad energética que permitan irse a la cama sin apetito y descansar lo adecuado, pero que no aporten una glucosa que no se va a utilizar ni a almacenar en forma de glucógeno.

A medida que avanzan los años, los carbohidratos se hacen cada vez menos necesarios. Por el contrario, comienzan a aumentar las demandas proteicas para prevenir el daño y la destrucción muscular.

Por este motivo, la pasta y el arroz, tanto de noche como a cualquier hora del día, pasan a ser alimentos secundarios o residuales en la dieta, por detrás de proteínas y grasas.

Arroz fuente de carbohidratos.
El consumo de pasta y arroz por las noches debe limitarse a las personas que hacen deportes de alta exigencia física. De lo contrario, es innecesario y puede incidir en el aumento de peso.

¿Y los diabéticos?

En este caso es necesario diferenciar los tipo 1 de los tipo 2. En el caso de los primeros es necesario recurrir a una ración de carbohidratos nocturna para controlar la curva de glucosa.

Sin embargo, en el caso de los segundos, puede ser positivo retirar los carbohidratos de la cena e incluso realizar ciertos ayunos. De este modo, se reducirá peso corporal y se mejorará el control de la glucosa, lo que resultará en una mejora sintomatológica de la enfermedad y en una reducción de las complicaciones asociadas.

Descubre: Big MAC: carbohidratos accesibles a la microbiota

Conclusión

Se puede comer pasta y arroz por las noches siempre y cuando el objeto de esta ingesta esté relacionado con la práctica deportiva. En caso de personas sedentarias o individuos que pretendan bajar de peso, lo mejor es reducir todo lo posible la ingesta de carbohidratos.

Lo más sencillo en estos casos es no ingerirlos de noche ya que es menos probable pasar apetito durmiendo y, por lo tanto, será más llevadera la reducción calórica. ¡Tenlo en cuenta!

  • Roach PJ., Glycogen and its metabolism. Curr Mol Med, 2002. 2(2): 101-20.
  •  Barnosky AR., Hoddy KK., Unterman TG., Varady KA., Intermittent fasting vs daily calorie restriction for type 2 diabetes prevention: a review of human findings. Transl Res, 2014. 164(4): 302-11.
  • Kanter M. High-Quality Carbohydrates and Physical Performance: Expert Panel Report. Nutr Today. 2018;53(1):35–39. doi:10.1097/NT.0000000000000238
  • Ridner, E., & Di Sibio, A. (2015). [Glycemic index of two varieties of pasta and two varieties of rice]. Archivos Latinoamericanos de Nutricion65(2), 79–85. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26817379