¿Se puede dejar de ser una persona celosa?

Una persona celosa tiene miedos e inseguridades que le impiden disfrutar de una relación sana. Ir al origen del asunto y analizar los motivos será importante para superarlo y disfrutar de la pareja.

Ser una persona celosa puede originarse en alguna inseguridad interior que provoca que necesites tener el control sobre el otro porque desconfías de la otra persona.

Esto resulta paradójico, ya que una relación de pareja se basa en la confianza. Si esta no está presente ¿por qué continuar en una relación así? Quizás la respuesta está en ti, en reconocer qué te sucede.

Reconoce si los celos también se manifiestan con amigos, hermanos u otras personas que pasan por su vida.

También lee 5 miedos comunes a la hora de comenzar una nueva relación

Cómo dejar de ser una persona celosa

El primer paso para solucionar un problema es darse cuenta que hay algo que no va bien, que perjudica tus relaciones y que causa sufrimiento innecesario.

Reconoce que eres una persona celosa

celos1

A muchas personas les cuesta reconocer este tipo de cosas en ellas, así que si tú ya lo has hecho es un paso adelante. Ahora hay que descubrir de dónde provienen esos celos.

Tal vez en tu infancia alguno de tus padres era muy celoso o creciste en una familia disfuncional que te provocó este tipo de inseguridad que ahora se manifiesta en tus relaciones.

El objetivo es encontrar el motivo para poder hacerlo consciente y sanarlo. Así podrás continuar con el siguiente paso.

Lee también Celotipia: cuando los celos te superan

La voluntad de cambiar

celos2

Cambiar no es algo que sucede de la noche a la mañana y mucho menos si ese accionar lleva un tiempo prolongado.

Por eso, tener una fuerte voluntad será importante para cumplir con el objetivo de dejar de ser una persona celosa. Ten en cuenta que los pensamientos celosos seguirán perturbando tu mente ocasionalmente.

En esto hay una parte esencial que debes controlar: detectar cuándo te estás creando historias en tu mente y preocupándote por hechos inexistentes.

Por ejemplo, cuando tu pareja sale con sus amigos o va a una cena de negocios, puede ser un excelente momento para ser consciente de tus miedos y de cómo esto solo existe en tu imaginación.

Lee también 4 enseñanzas que el budismo nos ofrece sobre el amor

Mejora la comunicación con tu pareja

comunicación-pareja

Lidiar con este problema de forma solitaria no es una buena idea. Comparte con tu pareja tus inseguridades, hablen ante cualquier duda o problema que surja para sacarse las dudas.

Tu pareja puede ser un gran apoyo para ti . Mejorar la comunicación con ella te ayudará a ahuyentar esos pensamientos que no te dejan dormir y que son fruto de tus propios miedos.

Lee también: Los 4 pilares fundamentales de una pareja

¿Cuál es tu concepto sobre las relaciones?

pareja

Si eres una persona celosa, posiblemente, creas que la relación de pareja implica poseer a la otra persona, controlarla y saber de ella a cada instante.

En realidad, ese es un amor basado en el miedo a perder a la otra persona. Esto puede llegar a agobiar y provocar que tarde o temprano la relación se rompa.

Por eso, ten en cuenta los siguientes aspectos cuando entras en el espiral de los celos:

  • El amor tiene que ser libre, no controlador.
  • El amor no sabe de posesiones, sino de confianza y respiro.
  • La otra persona no te pertenece y puede irse en cualquier momento.
  • Deberemos enfrentar todos y cada uno de esos miedos e inseguridades.
  • Es importante averiguar si sufres de dependencia emocional.
  • Recuerda que no necesitamos a las personas, las deseamos. Ama sin necesitar al otro.

Ciertamente, este es un largo camino que una persona celosa debe recorrer para empezar a experimentar el amor de verdad.