¿Se puede limpiar el colon naturalmente?

Elena Martínez Blasco · 4 noviembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 20 noviembre, 2019
Mucho se habla en la actualidad de limpiar el colon. No existen estudios que avalen dicha necesidad. De hecho, los especialistas sostienen que el colon se autorregula, eliminando por sí solo las toxinas.

El colon, también llamado intestino grueso, se encuentra al final del sistema digestivo. Cumple, entre otras, la función de evacuar las heces pero también se encuentra asociado al buen funcionamiento de nuestras defensas. En la actualidad, mucho se ha hablado de la necesidad de limpiar el colon pero, ¿es esta real?

Algunos especialistas sostienen que ciertos problemas de colon podrían asociarse con la forma en que nutrimos nuestro cuerpo. Dado que se encarga de los residuos, se cree que podría acumular toxinas que afecten nuestra salud. Por ello, la medicina alternativa recomienda realizar limpiezas regulares de colon.

Ahora bien, ¿es necesario desintoxicar el colon? La realidad es que la función del intestino grueso es, justamente, deshacerse de aquello que no le es útil al organismo, por lo cual, sería él mismo el que cumpliría la función de limpieza y por tanto, la desintoxicación no sería necesaria.

De hecho, no existen estudios científicos que avalen la necesidad de realizar una limpieza de colon ni su eficacia. Es más, realizarla podría llegar a ser perjudicial para la salud, al eliminar bacterias que el cuerpo precisa para su buen funcionamiento.

¿Debemos limpiar el colon?

Así como la limpieza de colon no sería necesaria, a menos que fuera para realizar algún estudio médico, sí existen algunas medidas que podríamos tomar en cuenta en relación con nuestra alimentación para cuidar nuestro intestino grueso. Descubrámoslas.

Si pensamos en alimentos saludables para el intestino lo que primero nos viene a la mente es la fibra. Conviene que elijamos siempre aquellos alimentos que la contienen de forma natural y no añadida artificialmente. Entre los alimentos que podrían ser buenos para el colon encontramos:

1. Alimentos de origen vegetal

  • Frutas frescas o secas: manzana, plátano, melocotón, pera, ciruela, bayas…
  • Verduras y hortalizas: lechuga, zanahorias crudas, espinacas, calabaza, patata, boniato, alcachofa, judía verde…
  • Legumbres: lentejas, habas, garbanzos, alubias…
  • Frutos secos y semillas: nueves, pistachos, almendras, pipas de girasol…
  • Cereal integral: pan, grano (arroz, mijo, quinoa, trigo) y pasta

Ver también: «4 recetas ricas en fibra para cuidar tu digestión»

2. Agua

Cuando aumentamos el consumo de fibra en nuestra dieta es importante aumentar también el consumo de agua entre comidas, ya que sino los primeros días podríamos notar un mayor estreñimiento por la falta de líquido.

Además, el consumo de agua parece estar asociado con una menor incidencia de enfermedades en el colon (Rodrigo y Riestra, 2007). Una mejor hidratación del cuerpo ayudaría también a la evacuación de deshechos.

Beberemos por lo menos 6 o 10 vasos diarios. La cantidad de agua que necesitemos dependerá de nuestra edad, de si realizamos esfuerzos físicos y de la temperatura exterior. También pueden influir algunas enfermedades de los riñones o insuficiencias cardíacas congestivas. En este caso, recomendamos consultar antes con el médico. 

2. Calcio

Algunos estudios han asociado la ingesta de calcio con una reducción del riesgo de cáncer del colon y del recto. Sin embargo, más investigaciones al respecto serían necesarias para determinar si los resultados se corresponden con la realidad.

En cualquier caso, incorporar calcio a tu dieta dentro de parámetros normales sería beneficioso para ti, más allá de que limpiar el colon no sería una necesidad. Algunas fuentes de calcio natural serían:

  • Sésamo (en semillas,pasta tahín, en aceite…)
  • Verdura de hoja verde como las acelgas, el brócoli o las espinacas.
  • Pescados azules como las sardinas o el boquerón.
  • Legumbres, en especial los garbanzos y la soja.
  • Frutos secos. Especialmente las almendras (en grano, en bebida) y avellanas.
  • Algas, entre ellas hiziki, wakame o arame, que además de calcio son fuente de infinidad de nutrientes.

3. Vitamina D

Nuestra piel es capaz de producir de forma natural la vitamina D cuando nos exponemos de forma saludable al sol.

Siempre que hablemos del calcio haremos también referencia a la vitamina D, ya que ésta es imprescindible para su correcta asimilación. Por otra parte, también se asociaría con la prevención el cáncer de colon y de recto.

Algunos alimentos que la contienen serían los peces grasos como el salmón, la yema de los huevos, los productos lácteos o el zumo de naranja y los cítricos. Si vivimos en una zona poco soleada durante todo el año, podemos valorar tomarla en forma de suplemento.

4. Ácido fólico

El ácido fólico o vitamina B9 se asocia a la regeneración celular, además de ser imprescindible durante el embarazo para la correcta formación del bebé.

Si bien en el pasado algunas investigaciones sugerían que podría ayudar a prevenir el cáncer de colon, un estudio del 2015 no ha encontrado variaciones en el riesgo de padecer dicha enfermedad debido a la ingesta de ácido fólico.

Por supuesto, puedes (y debes) consumir alimentos con ácido fólico para el correcto funcionamiento de tu organismo. Lo encontrarás en verduras de hoja verde (acelga, brócoli, espinaca), espárragos, guidantes, lentejas, garbanzos, fresa o naranja.

Ver también: «5 maneras de aumentar tu consumo de ácido fólico en el embarazo»

5. Magnesio

Este mineral podría ayudarnos ante problemas digestivos asociados al tránsito intestinal, como el colon irritable o el estreñimiento. La medicina alternativa sugiere que también ayudaría a prevenir la aparición de cáncer, sin embargo no hemos encontrado aval científico a dicha afirmación. Podemos incorporar alimentos ricos en magnesio a través de productos como:

  • Cacao
  • Semillas de calabaza, lino y girasol
  • Almendras
  • Anacardos
  • Nueces de Brasil
  • Judías blancas
  • Guisantes
  • Verduras de hoja verde

También podemos encontrarlo en forma de suplementos de cloruro de magnesio.

6. Carnes blancas

Para nuestra salud intestinal debemos tener en cuenta algunos alimentos que podrían no ser tan beneficiosos, ya que podrían generar toxinas y deshechos que se depositarían en el intestino e impedirían el buen tránsito. Éste sería el caso de las carnes rojas y procesadas (Rodrigo y Riestra, 2007). 

Una alternativa más saludable podrían ser las carnes blancas, el pescado, los huevos o las legumbres. Además, se aconsejaría reducir el consumo de fritos y grasas saturadas que podrían irritar el colon.

7. El kuzu, regulador intestinal

El kuzu o kudzu es una raíz en polvo que se cree que tendría propiedades regeneradoras y reguladoras que se sostiene permitirían «limpiar el colon». De hecho, se asocia con el mantenimiento del buen estado de la flora intestinal. Merece la pena destacar que, a día de hoy, no hay estudios científicos que avalen estas propiedades.

¿Cómo lo tomamos? Para su uso, deberíamos disolver una cucharadita en una taza de agua y calentarla sin llevar a hervir, removiendo hasta que cambie su color y la mezcla espese.

En conclusión, si bien la medicina natural sostiene la necesidad de limpiar el colon, la realidad es que no existen evidencias científicas que la avalen. De hecho, se insiste en la autorregulación del colon para eliminar deshechos.

De cualquier manera, incorporar alimentos saludables para tu colon no sería una mala idea, no en búsqueda de una desintoxicación sino como cambio de hábito hacia una alimentación más equilibrada. Consulta con tu médico si tienes dudas al respecto.

  • Rodrigo, L., & Riestra, S.. (2007). Dieta y cáncer de colon. Revista Española de Enfermedades Digestivas99(4), 183-189. Recuperado en 27 de octubre de 2018, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-01082007000400001&lng=es&tlng=es.
  • Guarner, F. (2007). Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutrición hospitalaria22, 14-19.
  • GMFH. (2015). Nutrición, microbiota y salud intestinal: somos lo que comemos. Retrieved from https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/nutricion-microbiota-y-salud-intestinal-somos-lo-que-comemos/
  • WebMD. Colon Cleansing May Be Risky, Study Finds. https://www.webmd.com/balance/news/20110801/colon-cleansing-may-be-risky-study-finds
  • JNCI: Journal of the National Cancer Institute, Volume 94, Issue 6, 20 March 2002, Pages 437–446, Calcium Intake and Risk of Colon Cancer in Women and Men. https://doi.org/10.1093/jnci/94.6.437
  • BMC Cancer. 2015; 15: 966. Published online 2015 Dec 16. Dietary calcium intake and the risk of colorectal cancer: a case control study. doi: 10.1186/s12885-015-1963-9
  • National Institutes of Health. Vitamin D. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-HealthProfessional/
  • Centres for Disease Control and Prevention. Current Folic Acid Research. https://www.cdc.gov/ncbddd/folicacid/research.html
  • Sci Rep. 2015; 5: 12044. Published online 2015 Jul 1. Folic acid supplements and colorectal cancer risk: meta-analysis of randomized controlled trials. doi: 10.1038/srep12044
  • Clinical Gastroenterology and Hepatology. Volume 12, Issue 8, August 2014, Pages 1280-1287. Efficacy and Safety of a Magnesium Sulfate–Rich Natural Mineral Water for Patients With Functional Constipation. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1542356513018934
  • WebMD. KUDZU. https://www.webmd.com/vitamins/ai/ingredientmono-750/kudzu